Sushineando Con Quinoa

Sushineando Con Quinoa

Sé que no existe la palabra sushinear, no hay un verbo ni nada gramaticalmente hablando que sea compatible o parecido a esto, pero me pareció simpático utilizar el término sin importar las reglas…Cuando se empieza a vivir, hay tantas reglas que cumplir, que a veces pienso que es grato llegar a una edad en que vamos dejando de vivir bajo el temor de quebrar alguna de ellas. Mi madre siempre fue una persona muy tranquila y abnegada, ella vivía para nosotros, su tropa. Criar a tantos hijos no era una tarea fácil, si yo que sólo tuve dos me pareció tenaz, cuando pienso en su proeza (así es como lo siento: una hazaña magistral) me enorgullezco de ella y su paciencia…Hoy en día, en su retiro personal con mi padre, llevando sus achaques de la mejor manera posible, puedo sentir esa sensación de alivio que tiene al poder expresar sus pensamientos sin temor a que la corrijamos. A veces los hijos nos sentimos con derechos de corregir y de mandar en la vida de nuestros padres, cambiando el rol de padre-hijo. Ella tiene un sentido del humor particular y creaba palabras y expresiones con las que crecimos y que era su escudo para evitar decirnos malas palabras (aunque de vez en cuando se les escapaban algunas: criar 7 hijos no es tarea grata para ningún ser humano, caramba!)

A continuación les dejo un texto que me llegó y que me parece muy sabio, sobre todo por el mensaje para esta mi edad,

“¿Qué se siente al ser vieja?
El otro día, una persona joven me preguntó: -¿Qué sentía al ser vieja?-
Me sorprendió mucho la pregunta, ya que no me consideraba vieja. Cuando vio mi reacción, inmediatamente se apenó, pero le expliqué que era una pregunta interesante. Y después de reflexionar, concluí que hacerse viejo es un regalo.
A veces me sorprendo de la persona que vive en mi espejo. Pero no me preocupo por esas cosa mucho tiempo. Yo no cambiaría todo lo que tengo por unas canas menos y un estomago plano. No me regaño por no hacer la cama, o por comer algunas “cositas” de más. Estoy en mi derecho de ser un poco desordenada, ser extravagante y pasar horas contemplando mis flores.
He visto algunos queridos amigos irse de este mundo, antes de haber disfrutado la libertad que viene con hacerse viejo.
-¿A quién le interesa si elijo leer o jugar en la computadora hasta las 4 de la mañana y después dormir hasta quien sabe qué hora?-
Bailaré conmigo al ritmo de los 50’s y 60’s. Y si después deseo llorar por algún amor perdido…¡Lo haré!
Caminaré por la playa con un traje de baño que se estira sobre el cuerpo regordete y haré un clavado en las olas dejándome ir, a pesar de las miradas de compasión de las que usan bikini. Ellas también se harán viejas, si tienen suerte…
Es verdad que a través de los años mi corazón ha sufrido por la pérdida de un ser querido, por el dolor de un niño, o por ver morir una mascota. Pero es el sufrimiento lo que nos da fuerza y nos hace crecer. Un corazón que no se ha roto, es estéril y nunca sabrá de la felicidad de ser imperfecto. Me siento orgullosa por haber vivido lo suficiente como para que mis cabellos se vuelvan grises y por conservar la sonrisa de mi juventud, antes de que aparezcan los surcos profundos en mi cara.
Ahora bien, para responder la pregunta con sinceridad, puedo decir: -¡Me gusta ser vieja, porque la vejez me hace más sabia, más libre!-.
Sé que no voy a vivir para siempre, pero mientras esté aquí, voy a vivir según mis propias leyes, las de mi corazón. No pienso lamentarme por lo que no fue, ni preocuparme por lo que será. El tiempo que quede, simplemente amaré la vida como lo hice hasta hoy, el resto se lo dejo a Dios.”
Anónimo

Y volviendo a nuestro tema de cocinar Con Quinoa, vamos hoy a quebrantar una regla, haremos sushi Con Quinoa. Yo conocí los sushi hace más de 15 años, un buen amigo, quien nos introdujo en el budismo y en el arte de la cocina asiática, nos enseñó a prepararlos. En esta oportunidad, me apoyo para la preparación del vídeo y de los sushi, en mi amiga incondicional y súper especialista en la materia de hacer sushi, las dos los amamos y podemos comer hasta la saciedad sin ningún tipo de remordimientos…

Se pueden hacer los rolls (enrollados) o los temaki (conos) con los rellenos que prefieran, el resultado es bien rico y para quienes amamos los sushi la experiencia no es nada mala, diferente pero interesante y rica.  El vídeo está para hacer sushi con el arroz y algunas fotos para prepararlos Con Quinoa.

El cómo enrollar los sushi es realmente la parte interesante e importante de todo esto. El video está realmente muy bien explicado. No olviden que estoy a las órdenes para ayudarlos en caso de cualquier duda. La técnica para prepararlos Con Quinoa es la misma, lo que cambia es el arroz por la Quinoa.

Ahora las receta para los Quinoa Sushi.

QUINOA SUSHI ROLL:

Tomé el concepto del Libro Quinoa for Families de Rena Patten

Ingredientes:

1 taza de Quinoa, enjuagada y escurrida, lista para cocinar

2 1/2 tazas de agua

1 1/2 cucharaditas de azúcar

2 cucharaditas de vinagre de arroz

4 hojas de nori (algas para hacer sushi)

Pasta de wasabi (opcional)

Relleno:

Pueden utilizar cualquiera de estos: Atún fresco, atún de lata, sucedáneo de cangrejo, camarones, salmón fresco, pollo cocinado, pepino, zanahorias, aguacate, cebollín o cebolleta de verdeos, pimentón rojo. Para esta receta, utilice atún de lata, palitos de pepino, zanahorias y aguacate para hacer los más sencillos.

             PhotoFusion (32)          PhotoFusion (33)

              PhotoFusion (34)           PhotoFusion (35)

Procedimiento:

Poner la Quinoa en una olla mediana con el agua y llevarla a hervir. Una vez empiece a hervir, bajar la llama, tapar y dejar que se cocine por 16 minutos hasta que el agua haya sido absorbida en su totalidad. Para hacer los Quinoa sushi, se pone más agua y más tiempo de cocción que a cualquier otro tipo de preparación, porque se requiere que la Quinoa esté “pegajosa”.

Una vez cocinada, ponerla en una bandeja y añadirle el azúcar y el vinagre mezclando bien. La Quinoa debiera quedar pegajosa, es lo normal para los sushi. Dejar enfriar a temperatura ambiente.

Poner la hoja de nori (alga) encima de la esterilla de bambú. Es conveniente envolver primero a la esterilla de bambú  en papel plástico (cling film), para evitar que los granos se metan por las separaciones de la esterilla, haciendo difícil el limpiarla cuando se termine la preparación.

Dividir la Quinoa en 4 partes iguales. Usando sus manos húmedas, colocar y presionar suavemente la Quinoa con los dedos hasta que la hoja de nori esté cubierta, dejando 2 1/2 cms. (1 pulgada) sin cubrir con la Quinoa, hacia el borde final, ya que servirá para sellar el sushi.

Colocar el primer relleno escogido, que en nuestro caso fue el atún desmenuzado hasta convertirlo en una pasta. Hacer una línea a lo largo de la Quinoa en el lado que está más cerca de uds. Luego colocar el siguiente relleno, nuevamente, en el caso nuestro fueron las zanahorias. Seguir con el pepino, justo al lado de las zanahorias. Por último, ponerle el aguacate o avocado (palta) encima de la pasta de atún. Si les gusta el sabor del wasabi, prueben ponerlo antes del aguacate,  haciendo una línea encima de la pasta de atún y luego coloquen el aguacate como les dije, les resaltará mucho más el sabor, pero deben recordar que el wasabi es picante. Sean creativos, pueden poner cualquiera de las sugerencias que les dí o las de su preferencia. Si van a trabajar con el pescado fresco, deben  cortarlo en tiras largas,  no mas de 2 cms de ancho. Si quieren hacerlo con el pollo ya cocinado, pueden cortarlo también en tiras o desmecharlo y mezclar con salsa teriyaki, les quedara fabuloso, se los aseguro. Otra manera es tempurizando el pescado fresco o los camarones. Les daré las recetas de la salsa teriyaki y de la mezcla para tempurizar en otro momento.

Ahora llego el momento del enrollado, pero para que entiendan mejor el procedimiento, les sugiero que vean el vídeo. Levantar la esterilla de bambú, del lado que está más cerca de uds. y empiecen a enrollar lenta y firmemente la hoja de nori, separando al mismo tiempo la esterilla de bambú de la parte enrollada. Cuando lleguen al final, humedezcan el borde de la hoja de nori y presionen un poco para sellar  al rollo.

Para cortar el rollo, humedezcan un cuchillo (puede ser de sierra fina) y corten en pequeñas ruedas o simplemente por la mitad.

PhotoFusion (36)

TIPS IMPORTANTES:

– Recuerden forrar su esterilla, esto les permitirá no solamente limpiarla mejor sino que es más fácil para el enrollado.

– La hoja de nori debe tener el lado liso arriba para permitir sellar al final

– Por la consistencia pegajosa de la Quinoa y cuando empiecen a colocarla encima de la hoja de nori y de la esterilla, deben humedecerse las manos a cada momento, por lo que deben de tener cerca un pequeño bol con agua fría para esto. No traten de limpiarse las manos con papel de cocina porque pueden traerles problemas al pegarseles el papel a las manos, mejor háganlo con una toallita o pañito de cocina limpio.

– A la hora de cortarlos, es muy importante humedecer el cuchillo cada vez que vayan hacer un corte.

QUINOA TEMAKISUSHI:

Esta es mi versión para este tipo de sushi.

Ingredientes: 

Trabajen por favor con la misma lista de ingredientes que usamos para los sushi roll, la diferencia entre los sushi roll y los temakisushi es la manera en que se enrollan y presentan.

Yo utilicé para rellenar estos conos, salmón ahumado, surimi (sucedáneo de cangrejo), shiitake champiñones (un tipo de champiñon japonés), pepino, zanahoria y aguacate o avocado (palta)

Los conos son muy sencillos de hacer. Deben cortar la hoja de nori por la mitad, en un corte longitudinal. Asegúrense de tener las manos bien secas cuando empiecen a cortar las hojas de nori, para no dañarlas. Con cada mitad de  hoja se hace un cono. Vean el vídeo de cómo deben hacerlos. Si tienen previsto servirlos en una reunión, pueden hacer los conos solos sin relleno hasta con una hora de anticipación y dejándolos en un sitio seco.

https://www.youtube.com/watch?v=MMrPesEkznQ

Una vez listos los conos, tome uno, colóquele dos cucharaditas de Quinoa, presionen un poco y continúen con el siguiente ingrediente que tengan previsto; en mi caso puse el salmón ahumado, luego los champiñones shiitake, el surimi, pepino y la zanahoria, terminando con el aguacate o avocado (palta). Todo debe ser cortado muy fino para permitir que queden bien adentro y sin problemas. Si consideran que necesitan más Quinoa, pueden ponerle otra cucharadita. También lo pueden hacer de un solo ingrediente pero es mucho más rico con la variedad de sabores. Sírvanlo con la salsa de soya ligera, wasabi y jengibre dulce encurtido.

Disfrútenlos!

IMG_2555

Para celebrar la semana del amor, voy a dejarle esta canción, ¿a qué chica no le gustaría una celebración de compromiso como esta? Me encanta la canción pero más me gusta con el vídeo. Marry You, Bruno Mars, 2011

Vacaciones Con Quinoa!

Vacaciones Con Quinoa!

… y pasó la Navidad! Siempre me gustó la Navidad, lo que representa, el reunirse con la familia y los amigos, compartir mesa y anécdotas, dar y recibir, emociones a flor de piel, dar rienda suelta a las lágrimas viendo tantas películas emotivas y canciones que nos inspiran a ser mejor persona… en definitiva: Yo amo la Navidad!  A lo largo de mi vida he tenido buenas y no tan buenas navidades, me ha tocado trabajar en estas fechas y la verdad que la experiencia no ha sido muy satisfactoria, el cansancio que queda no te permite exteriorizar el sentimiento que te aflora, se te bloquean las emociones y lo único en que piensas es en dormir… pero también he vivido pequeños milagritos de Navidad, como recientemente el recibir la visita de una persona querida en nuestra familia, que tuvo que vivir y sobrevivir a los obstáculos para llegar y estar a tiempo para compartir nuestra mesa en esta navidades.  Por lo demás, viviendo en estas latitudes, sentimos más la añoranza de la familia en el terruño, queriendo ver a mis padres, hermanos y sobrinos, todos reunidos alrededor del arbolito de nuevo, esperando las 12 de la noche para abrir los regalos, eso no tiene precio!…Yo vengo de una familia numerosa, somos 7 hermanos, 13 sobrinos y ahora tengo 5 nietos, somos suficiente para hacer bulla, cuando colocábamos los regalos en el arbolito, esto se llevaba casi que la mitad del salón, y teníamos que empezar temprano con la entrega porque si no, llegaba la madrugada y los niños querían dormir y estaban cansado por lo largo que resultaba esto… en fin, nostalgia total!

Como les decía, en esta época de película emotivas, de ver año tras año las clásicas películas, tengo una reciente que se ha convertido en mi favorita para esta fecha: Love Actually ( para Hispanoamérica se tradujo como Realmente Amor), estrenada en el 2003, es una novela romántica, protagonizada entre otros por los buenmosazos de Hugh Grant, Colin Firth, Liam Neeson, con un tema musical del año 1967 y adaptada para esta película, Love Is All Around, que me cautiva… Cuando vivía en Venezuela, en Navidad solíamos escuchar la música tradicional para estas fechas, los aguinaldos o villancicos, casi siempre interpretados por coros de niños y a la vez, una música tradicional nuestra, alegre y bullanguera, conocida como Gaitas. Todos los años, a partir del mes de Octubre, esperábamos la gaita del año, que generalmente era de protesta y reflejaba la situación del momento en forma jocosa, tiempos felices sin duda… Pero también escuchaba las clásicas canciones foráneas de toda la vida, Noche de Paz, Jingle Bell, Let it Snow y la que para mí es la mejor de todas: Happy Xmas (War Is Over) de John Lennon, el vídeo es sumamente fuerte y tan real que deprime hasta el más pintado como diríamos en criollo, así que por respeto a todos, no lo publico porque no es la idea de este blog ponernos tristes. Si no podemos cambiar el mundo, por lo menos no lo dañemos, no contribuyamos al odio y el resentimiento, seamos felices, es gratis!

Y regresando de las cortas vacaciones, donde me tomé  un pequeño descansito de todo lo que tenía que ver con mi “compu grande” y  dedicándome a estar en familia, viendo películas escogidas por el mayor de mis nietos (les recomiendo la de Robot & Frank, sin desperdicio), disfrutando de lo que eso significa, pero… primero es lo primero y estuve buscando y rebuscando una receta para festejar Con Quinoa las fechas navideñas, encontrando una, lo más parecida a la receta tradicional nuestra, la Hallaca, una preparación a base de harina de maíz, rellena con diferentes carnes, aceitunas, alcaparras, pasas, pimentón, tocino y huevo, que se cocina envuelta en una hoja de plátano y amarrada de manera particular, como si fuera un paquete. Nuestra tradición decembrina, nos invita a prepararla en familia, otro motivo para reunirse y compartir y forma parte de nuestro plato típico navideño. Esta receta la vi prepararla en un programa de televisión acá, por un chef peruano, la receta son unos Tamales de Quinoa. Esperé a que publicarán la receta y encontré otras tantas porque es sumamente tradicional los tamales peruanos, así que me animé y aquí se las ofrezco en mi versión.  Tomé recetas de uno y otro sitio y produje la mía, así que las cantidades son un tanto al ojo por ciento, discúlpenme la improvisación, tendría que prepararlos de nuevo para tener las cantidades exactas, pero no por ahora porque tiempo no tenemos…

TAMALES DE QUINOA Y POLLO y TAMALES  DE QUINOA CON QUESO:

1 1/2 taza de Quinoa previamente lavada. Esto permite que la cocción sea más rápida, es decir que el grano se abra más fácilmente.

3 tazas de agua

1 cucharadita de colorante amarillo. Si tienen onoto preparado en aceite, es perfecto para usar en esta receta porque le resaltaría el sabor.

1 pechuga de pollo grande cocida

18 aceitunas rellenas

2 huevos hervidos

1 manojo de cilantro fresco

2 dientes de ajo

Aceite de oliva

Sal marina

200 grs. de queso blanco firme. Yo usé halloumi que es lo más parecido al queso blanco duro venezolano

Ají dulce. Yo usé 60 grs de ají dulce seco y lo puse a hidratarse junto con la cocción de la Quinoa

Hojas de maíz para hacer tamales o lo ideal serían hojas de platano.

Preparación:

Esta receta comienza la noche anterior cuando se debe poner a remojar en agua las hojas de maíz. Esto es importante porque estas hojas se consiguen secas y debemos hidratarlas para poder manipularlas y hacer los tamales. Deben de cubrir todas las hojas con el agua.

IMG_2139

Al día siguiente, preparar la Quinoa. Lavar la Quinoa muy bien y ponerla a cocinar a fuego medio. Si están usando ají seco, deben de ponerlo a cocinar junto con la Quinoa. Para la cantidad de Quinoa a cocinar, el tiempo total fueron 20 minutos, entre los 10 minutos de la cocción y 10 minutos que deje reposando una vez cocinada. Pasado estos 20 minutos, deben separar la Quinoa con un tenedor para que este esponjosa.

Si van a usar el preparado de aceite y onoto este es el momento de ponerlo a la Quinoa, es decir cuando ya esté cocinada.

IMG_2140

Preparar una salsa con el cilantro, el ajo, el aceite de oliva y la sal marina, que se deberá mezclar también con la Quinoa cocinada.

IMG_2141

Trocear la pechuga de pollo. Yo lo corte para 18 tamales.

Cortar los huevos cocidos. Yo utilicé huevos grandes y las rebanadas más grande las corté en dos para que me rindiera mejor.

    IMG_2142

Cortar el queso en trozos largos como cuando hacemos tequeños. Yo hice solamente 12 de queso.

Ahora viene el proceso del ensamblaje. Tomar cada hoja de maíz y colocarle una cucharada de la mezcla de la Quinoa con la salsa de cilantro. Realmente la cantidad de mezcla dependerá del tamaño de la hoja, si la hoja es muy chica (como era en mi caso) solo pondrán una cuchara sopera y quedarán pequeñas como las hallaquitas de pasapalos que acostumbrábamos a comer.  Hay que presionar un poco la mezcla, dándole forma hueca y se le colocan el pollo, aceituna y el huevo, luego se cierra y se amarra para que no se suelte en la cocción.  Aun cuando la cocinamos al vapor, si no están amarraditas arriba y al centro, se corre el riesgo de que se suelte el tamal porque no hay nada que amalgame la mezcla, solo cuando esta fría es que se compacta.

Cocinar al vapor por 15 minutos.

 IMG_2155

Y listo… a disfrutarlas! Vale la pena porque son bien ricas y fáciles de hacer.

FullSizeRender (23)               IMG_2144

En las páginas que leí, todos aconsejaban servirlas con cebolla cruda cortada en juliana y bien finas. Yo hice esto con las que comí en casa y me encantó pero a la familia en general, les gustó más sin la cebolla.

PENSAMIENTO PARA HOY:

“Una buena comida hace sentir más amor por el mundo que cualquier sermón” – Arthur Pendenys

Aquí les dejo esta canción del año 1967 que me encanta, me gusta la versión que se usó en la película Love Actually, 2003 donde cambiaron una palabra y una oración de la versión original para hacerla más navideña, pero no dejo de reconocer que esta versión cantada por Wet Wet Wet es una de las mejores. Con uds., Love Is All Around, 1994. También fue el tema de la película Four Weddings and a Funeral (Cuatro Bodas y un Funeral) otra de mis favoritas…

https://www.youtube.com/watch?v=h3gEkwhdXUE

Con poca azúcar, por favor

Con poca azúcar, por favor

Bueno, bueno, bueno… parece que si no dejamos de comer azúcar, no estamos haciendo comidas saludables! Cuando yo comencé este blog, les dije que mi intención era hacer las recetas Con Quinoa de libros, revistas e internet y ver que tan buenas y comestibles eran. En este primer mes de publicaciones y por mensajes privado, me han pedido que cocine y publique las recetas con “menos azúcar por favor”, bien sea porque están a dieta o porque quieren mantenerse o porque como yo, simplemente no nos gustan tan dulce.

Para mí, uno de los retos de hacer esto era cocinar siguiendo la receta, no cambiarle nada, y tuve que aceptar muchas veces la cantidad de azúcar que indican, a fin de ser justa con la crítica al autor de la receta escogida. Yo no soy muy buena para ponerle azúcar a un postre: todo me parece muy dulce, pero es un postre y es en realidad lo que se requiere para el gusto en general… En la receta de la Torta de Zanahoria Con Quinoa que ya publiqué, hice de las mías y comencé por cambiar el azúcar, de azúcar morena a raw sugar (el azúcar menos procesada y refinada, equivalente a un papelón venezolano molido) y no utilizar el azúcar glas en la cubierta (no sé por qué pero es la que menos soporto, inclusive verla), esto hizo que mi maridito se destornillara de la risa cuando lo leyó porque me dijo: “Te tardaste mucho en salirte con la tuya y bajar el azúcar a un postre” Yo trato, les aseguro que he tratado, pero se me sale siempre mí otro yo y gana. Toda esta perorata viene porque pienso incluir alguna que otra receta, con menos azúcar o utilizando alternativas para el azúcar refinada como lo es la Stevia y la fructuosa. Por ahora, viendo los vídeos de Ernest Subirana en su canal http://www.youtube.com/user/cocinasanaconernest, él utiliza las hojas de Stevia, las coloca en un sobre o bolsito desechable, de los que venden para hacer té y pone el paquetico al final de la cocción, endulza el plato, lo retira luego y listo. Mi mami, quien es una alquimista natural en la cocina, prepara un sirope de Stevia, poniendo a cocinar las hojas en agua y luego lo utiliza para endulzar lo que requiera, pero pienso que hay recetas que no le iría muy bien el sirope porque podría alterar el resultado… por lo pronto empezaré por conseguir las hojas de Stevia y averiguar…

También leyendo el libro I quit sugar (Dejé el azúcar), Sarah Wilson, su autora, tiene una teoría muy interesante en su propuesta de cambio de estilo de vida. No es una dieta más como dice ella, es simplemente un cambio de estilo de vida. Ella nos asegura que dejando de consumir azúcar procesada, toda esa que es añadida olímpicamente como preservativo en una buena cantidad de alimentos, nuestra salud mejora en un 100%. He leído con anterioridad muchos testimonios de esta teoría y visto programas en la BBC que la avalan, los resultados nos dejan sin habla. La cantidad de azúcar que hay en productos de consumo diario son extraordinarios, esta es una pequeña lista que ella publica en su libro:

Salsa Barbeque: un servicio equivale a 4 cucharaditas de azúcar. El 50% del producto es azúcar.

– Barra de Musli “sugar free”: 3 – 5 cucharaditas por barra. Los frutos secos son una bomba de fructosa (yo amo los frutos secos, pero como máximo dos o tres al día).

– Yogurt baja caloría natural: 6.5 cucharaditas de azúcar. El fabricante al bajarle la grasa lo compensa con azúcar bajo el nombre de inulina y oligofructosa.

– Un paquete pequeño de pasas: 8 cucharaditas de azúcar. El 70% del paquete es azúcar.

– Jugo de manzana pasteurizado: 10 cucharaditas de azúcar por vaso! Un vaso de jugo contiene la misma cantidad de azúcar que la Coca Cola. Esta particularmente me chocó, yo nunca tomo sodas precisamente por la cantidad de azúcar.

– Salsa de tomate: 10 – 12 cucharaditas de azúcar por servicio. Las salsas en general contienen más azúcar que una cubierta de chocolate.

Hace más de 25 años, mi amiga Martha, criando a su hija, nos comentaba siempre: “Es increíble la cantidad de azúcar que contienen los cereales y los alimentos para niños! Están haciendo que los niños tengan esa dosis extra de energía ficticia que los hace treparse por las paredes y que lejos de alimentarlos los enferma a futuro”. Ella nunca le dió compotas de frutas por ejemplo, ella le licuaba un yogur natural con fruta y eso era lo que le daba a la bebe y los teteros no eran de leche sino una mezcla que yo pensaba en ese entonces: huyyy yo no me tomaría eso! Mis 3 últimos nietos los están criando en un estilo bajo de azúcar, free range como me dice mi hija, y esto me hace sentir mejor. Mi nieto de 8 años, cuando estaba entre sus 3 – 4 años, recuerdo que si tomaba los té fríos se ponía tan inquieto e intenso por la cantidad de azúcar en el contenido, que después  de un episodio de lucha para meterlo en la cama por haberse tomado en la tarde uno de estos té cuando fuimos de paseo, se tomó una decisión: no más té! si quiere algo de tomar, que tome agua!… sabias palabras.

En el cambio de estilo de vida propuesto en su libro, Wilson asegura que eliminando el azúcar y comiendo full proteínas y grasas, mantenemos una salud inmejorable. Otra vez, cuando se menciona la palabra grasa, lo primero que nos viene a la mente es la tocineta, costillas y chuletas de cerdo, etc. y es a lo que ella se refiere: todo esto se puede consumir sin remordimiento, pero (siempre hay y tiene que haber un pero) procesadas en sus casas, sin aditivos que son los que realmente producen el daño al organismo, manteniendo una dieta baja de azúcar, a fin de obligar al cuerpo a procesar y tomar la energía de esa grasa que consumimos. Justo cuando pensamos que es mejor una dieta vegetariana por aquello de que es más sano y menos grasa animal que es más difícil y pesada de procesar, esta chica nos dice NO, el problema no es la grasa de la tocineta, de los huevos y de la carne de cerdo en general, sino el consumo de azúcar a diario. Ella para sus trabajos de investigación, viajó con el equipo de National Geographic a Sardinia, Italia y a Ikaria, Grecia, pueblos donde sus habitantes “son robustos, saludables y viejos”  es decir, mueren de viejo pero “saludables”. Al estudiar su estilo de vida y con que se alimentaban, encontraron que ellos consumían grandes cantidades de grasa, proteínas y vegetales de la temporada…y muy poquita azúcar!

Su cambio de estilo de vida comenzó cuando fue diagnosticada con Tiroiditis de Hashimotoun desorden de la glándula tiroides que ataca el sistema inmunológico. Ella ofrece en su libro un plan de 8 semanas para ir dejando el azúcar. Hay unos menús y recomendaciones que si lo desean, puedo ir publicándolos semanalmente. Déjenmelo saber por acá, no en privado por favor 😉

Sara Wilson foto

Sarah Wilson

TIPS INTERESANTE TOMADOS DEL LIBRO I QUIT SUGAR:

Al cocinar, debemos prestarle atención a esta guía que aparece en el libro de Wilson:

– Una cucharada de grasas saturadas (la mantequilla entra en esta categoría) y mono-no saturadas como el aceite de oliva, los aceites de nueces y el aceite de aguacate (avocado, palta), son muy buenos y pueden consumirse fríos (ideal para las vinagretas). Los poli-no saturados como el aceite de canola, soya y de girasol (oh no! ¿el de girasol?) aún a temperatura ambiente son problemáticos el consumo porque una vez en nuestro cuerpo caliente, se desestabilizan y no se digieren bien.

– Para saltear, otra vez, algunos saturados, muchos  mono-nosaturados y los aceites de nueces son buenos aun a temperaturas medias. Los aceites de vegetales nunca podrían ser calentados, ellos se desestabilizan si se calientan y en altas temperaturas se oxidan y se queman.

– Para freír lo mejor es el ghee (mantequilla clarificada), aceite de coco o manteca. Lo mejor es freír lentamente y evitar que la grasa se desestabilice y se queme. Cuando tenemos que freír vegetales (como la cebolla por ejemplo) hay que tomarse el tiempo para lograrlo, (De la prisa solo queda el cansancio). Los nativos mediterráneos cocinan sus vegetales muy lentamente porque conocen el pecado de cocinar a altas temperaturas y lo poco saludable que se convierten las grasas. Lenta y baja la cocción hace que el caramelizado natural del vegetal o la carne sea mas rico y saludable.

Las conclusiones para este tema están en sus manos. En mi opinión, hay tres factores fundamentales para cambiar hacia este estilo de vida. Al igual que con la dieta paleo (volver a época paleolítica donde los alimentos se consumían en su mayoría crudos), para cambiar necesitamos más Espacio para guardar los alimentos a procesar, mas Dinero porque se requiere una inversión mayor, no es lo mismo ir al supermercado y comprarse un plato de Pasta Boloñesa que comprar todos los ingredientes requeridos para esta misma receta elaborada por uds, y el factor mas importante y que considero el más difícil: Tiempo!

Con este articulo, no pretendo “cambiar de caballo a mitad del rio”, sino saber que piensa uds sobre estas tendencias. Los espero el próximo martes 28 nuevamente con una buena receta Con Quinoa, para celebrar las fiestas de Halloween.

PENSAMIENTO PARA HOY:

“Que la comida sea tu alimento y el alimento la medicina” –  Hipócrates 

Música para un fin de semana especial, Time of my Life, el baile final de la película Dirty Dancing, y donde todas suspiramos y deseamos bailar algún día así con alguien, con cualquiera pues, con Patrick Swayze , John Travolta o Richard Gere por ejemplo…

…^…