Recetas fáciles para merendar…

Recetas fáciles para merendar…

Para consentirnos de manera saludable, aquí les voy a dejar unas recetas simples, ideales para el fin de semana, sin azúcar añadida, sanas y bien ricas (bueno, las recetas de los muffin llevan stevia).

GALLETAS DE BANANAS, AVENA,  QUINOA Y COCO:

Estas galletas de banana (cambur) con hojuelas de Quinoa me encantaron, tuve que hacer un sacrificio para no comérmelas todas de una vez. Preparé esta receta basada en una que publiqué anteriormente, pero les añadí las hojuelas de Quinoa para hacerla más nutritiva…

3 bananas maduras. Recuerden que la banana es más dulce mientras más madura está, pero no dejen que se ponga muy madura porque puede fermentar y dañar el sabor. El momento perfecto es cuando comienzan a salir unos puntitos negros en la piel de la banana.

1 taza (250 ml) de avena

1/4 taza (60 ml) de Quinoa en hojuelas

1/4 taza (60 ml) de coco rallado

2 cucharaditas de canela molida

1 cucharadita de vainilla

1 cucharada de pasas o cualquier fruta seca que quieran usar. Yo usé una mezcla que tenía pasas, sultanas, cranberry y moras secas

– Calentar el horno a 180ºC  y preparar una bandeja colocándole papel para hornear.

– Hacer un puré con las bananas. Añadir la avena, la Quinoa, el coco rallado, la canela molida y la vainilla. Mezclar bien. Hacer bolitas con la mezcla, colocar en la bandeja, aplanar y moldear con los dedos estas bolitas hasta lograr unos círculos delgados de más o menos 7 cms de diametro.. Con esta cantidad salieron 15 galletas.

– Son unas galletas no crujientes pero muy ricas.

– Pueden sustituir las hojuelas de Quinoa por las de arroz,  millet o mijo, cebada, trigo, amaranto o simplemente hacerla con 1 1/4 taza de avena en hojuelas.

– Prueben la mezcla antes de hacer las galletas y si consideran que no es lo suficientemente dulce porque la banana no lo estaba, pueden ponerle 1 cucharada de miel, stevia o sirope de maple a la mezcla.

PhotoFusion (48)

Y ahora les voy a dar la receta de unos mini Muffin de Chocolate y unos mini Muffin de Manzanas y Almendras, los cuales mi hija preparó por ser unas recetas sanas, rápidas y fáciles. A mí me gustaron y por eso quiero compartir las recetas con uds. Es ideal para merendar acompañados de una taza de té o como un desayuno con un rico café o chocolate caliente.

MINI MUFFIN DE CHOCOLATE CON STEVIA:

1 taza de harina de almendra (o la que uds. acostumbren a usar)

1/2 cucharadita de vainilla

1/2 cucharadita de canela

4 cucharadas de cacao en polvo

2 cucharadas de aceite de coco

1/2 taza de leche de coco o de almendras

1/2 taza del edulcorante que prefieran, ella usó stevia

– Precalentar el horno a 180ºC

– Colocar los capacillos de papel, aproximadamente 30 unidades, en una bandeja para mini muffins o en una bandeja para hornear con moldes individuales de silicona o simplemente en una bandeja para hornear plana. Si usan la bandeja plana, deben tener cuidado a la hora de colocar la mezcla en los capacillos porque estos son bastante endebles. Les recomiendo usar dos  por unidad.

– Mezclar todos los ingredientes a mano, vigorosamente, hasta que se logre una mezcla homogénea.

– Rellenar los capacillos con esta mezcla y hornear por 10 minutos.

– Si los desean mas esponjosos, pueden añadir 1/2 cucharadita de polvo de hornear junto con el resto de los ingredientes.

PhotoFusion (49)

MINI MUFFIN DE MANZANAS Y ALMENDRAS:

2 huevos

2 claras de huevos

1/2 taza de miel o stevia

1/2 cucharadita de vainilla

1/2 cucharadita de canela

2 manzanas rojas ralladas o pasadas por el procesador. No puede ser ni compota ni jugo de manzanas ya que la idea es que tengan pedacitos de manzana o “perlitas de sabor” como decimos en criollo.

1/2 taza de harina de almendras**

1/2 taza de harina de coco**

1/2 taza de harina de avena**

** Nota importante: estas harinas se logran moliendo las almendras, el coco deshidratado y las hojuelas de avena (por separado por favor). Pueden hacerlos también de un solo tipo de harina, y la cantidad a usar es 1 1/2 taza de la harina que prefieran.

 Almendras, pistacho o  nueces para decorar

– Precalentar el horno a 180ºC.

– Colocar los capacillos de papel, aproximadamente 30 unidades, en una bandeja para mini muffins o en una bandeja para hornear con moldes individuales de silicona o simplemente en una bandeja para hornear plana. Si usan la bandeja plana, deben tener cuidado a la hora de colocar la mezcla en los capacillos porque estos son bastante endebles. Les recomiendo usar dos  por unidad.

– Batir las dos claras a punto de nieve y añadirle de uno en uno los huevos.

– Mezclar las harinas con la stevia y añadir a la mezcla de los huevos. Mezclar con movimientos envolventes para que los huevos se mantengan ligeros y esponjosos. Agregar las manzanas y la vainilla.

– Si los desean más esponjosos, pueden añadir 1/2 cucharadita de polvo de hornear a la mezcla de las harinas con la stevia..

– Rellenar los capacillos con la mezcla y colocarle las almendras o nueces de su preferencias para decorar.

– Hornear por 8 minutos.

Disfrútenlos, valen la pena…

        PhotoFusion (50)PhotoFusion (51)

Para este fin de semana le dejo We are family, Sister Sledger, 1979, canción que sirvió como tema a Las Jaulas de las locas (The Birdcage),1996 y The Full Monty, 1997

https://www.youtube.com/watch?v=TNAQ8LLptUo

Anuncios
Torta de Quinoa, Café y Chocolate

Torta de Quinoa, Café y Chocolate

A la hora de hacer postres, no suelo identificarme con ellos, tengo una tendencia a bajar la cantidad de azúcar en las recetas, lo que ocasiona muchas veces  que el postre resulte rico pero sin empalagar. Me gustan los postres con Quinoa porque a pesar de los cambios que hago en las recetas originales, siempre me han quedado bien y a las personas que lo han probado les gusta, pareciera que estos postres son tan nobles como el grano (¿o semilla?) con el que se elaboran. El sabor de esta receta quedó bien ahumado y pienso a que se debió al cambio de marca en la harina de Quinoa que utilicé para elaborarlo. Hasta ahora había utilizado una harina orgánica de Quinoa blanca o dorada, y la que compré recientemente, aun cuando el tipo de grano es el mismo, el sabor es diferente. Ambas harinas son originarias de Bolivia pero de distintas regiones y puede que allí esté la diferencia, quizás la metodología utilizada en el secado influyó en que el sabor sea más fuerte, a fruto seco, de la familia de las nueces… hummm a mí me gustó y es la que estaré utilizando por ahora. Uds. pueden moler la Quinoa en la Thermomix para quienes la tengan o en un molinillo de los que se usan para moler café. No se puede moler en los procesadores tipo Moulinex porque no queda fina y es sumamente lento el proceso para hacerlo, 1/4 de taza se lleva algo así como una hora! Aquí aplica la frase, el tiempo es oro

Como ya les he contado antes, esto de modificar las recetas es un caso de familia, mi madre vive modificando cuanta receta pasa por sus manos (no les quiero contar lo que le ha hecho a las que he publicado) pero siempre quedan “versiones mejoradas” como ella las llama. O si no, las convierte en “ligeras” para hacerlas más saludables y no tienen nada que ver con la original (¿quién ha comido unas arepas de chicharrón hechas con semillas de ajonjolí y ajo para hacerlas vegetarianas?). Esa es mi madre y su famoso restaurant Pelín Pelayo como ella llamaba a su cocina.

En esta receta hice  un cambio significativo, la original se hace con un relleno y cubierta de mantequilla, café y azúcar glass, la cual modifiqué por una crema pastelera de café, sin tanta azúcar, cuya receta también se la publicaré hoy para que puedan elegir la de su preferencia. El tiempo de conservación en la nevera es de tres a cinco días máximo, en un envase cerrado herméticamente.

TORTA DE QUINOA, CAFÉ Y CHOCOLATE

Tomado del Libro Quinoa for Families de Rena Patten

Ingredientes:

PhotoFusion (44)

Para la torta:

3 cucharadas de café instantáneo

3 cucharadas de agua hirviendo

1 1/2 taza de harina de Quinoa

1 1/2 cucharadita de polvo de hornear

1 1/2 cucharadita de bicarbonato de soda

2 cucharadas de cacao en polvo

125 grs (4 onzas) de mantequilla suave

2 cucharaditas de vainilla

1 taza de azúcar bien fina. Yo utilicé solamente 1/2 taza de azúcar fina de coco y estuvo bien.

2 huevos grandes

1/2 taza de leche

Para la crema de mantequilla y café:

2 cucharadas de café instantáneo

2 cucharadas de agua hirviendo

125 grs (4 onzas) de mantequilla suave

1 cucharadita de vainilla

2 tazas de azúcar glass cernida

2 cucharaditas de leche

Chocolate oscuro para decorar

Fresas para decorar (opcional)

Preparación:

Precalentar el horno a 160ºC (325ºF) y engrasar dos moldes redondos de 20 cms

Disolver el café en el agua hirviendo y dejar a un lado. Mezclar la harina de Quinoa con el polvo de hornear, bicarbonato de soda y el cacao.

Batir la mantequilla con la vainilla y el azúcar hasta obtener una crema. Añadir los huevos uno a uno hasta que la crema quede ligera y esponjosa.

Añadir la mitad de la mezcla de harina, el café y la mitad de la leche y batir.

Agregar el resto de la harina y la leche y batir hasta tener que la mezcla quede suave. Dividir la mezcla en los dos moldes previamente enmantequillados. Golpear suavemente los moldes para retirar las burbujas de aire que hayan podido producirse. Llevar al horno por aproximadamente 25 minutos o hasta que introduzcan un palillo este salga limpio.

Dejar las tortas en el molde por 15 minutos y desmoldear luego sobre una rejilla para que se enfríen completamente.

Para preparar la crema de mantequilla y café, disolver el café en el agua hirviendo y esperar a que este frío. Mientras tanto, batir la mantequilla con la vainilla en un bol hasta que quede cremosa y ligera. Añadir el azúcar glass, el café y la leche y batir por 2 a 3 minutos hasta que esté ligera y esponjosa.

Una vez que las tortas estén frías, poner la mitad de la crema de mantequilla en el tope de una de ellas y colocar la otra torta encima como un sandwich. Cubrir el tope con la otra mitad de crema, el chocolate rallado y las fresas si la están usando.

Si prefieren como yo, prepararla con la Crema Pastelera de Café, esta es la receta que usé.

– 2 tazas (500ml) de leche.
– 3 amarillos o yemas de huevo.
– 40 grs de maizena.
– 50 grs de margarina o mantequilla.
– 90 grs de azúcar.
– 1 ramita de canela.
– 3 cucharadas de café instantáneo
Poner a hervir la leche con la canela y la mantequilla. Después del primer hervor, apagar y dejar a un lado.
Batir los amarillos de huevos con el azúcar y hacer una crema. Añadir a esta crema la maizena.
Una vez lista la crema de los huevos con el azúcar y la maizena, añadir por cucharadas la leche hervida. A medida que van poniendo la leche deben batir bien para evitar que los huevos se corten y se conviertan en huevos revueltos. Cuando han puesto un poco más de un cuarto de la cantidad  de la leche por cucharadas, ya pueden añadir toda la leche a la crema de huevos, batiendo enérgicamente. Añadir el café. Llevar a cocción.
Cocinar a fuego bajo hasta que espese. Una vez esté lista, cubrir con papel plástico (cling film) para que no haga nata y dejar enfriar para rellenar y cubrir la torta.
A disfrutar de esta torta, el último trozo lo comimos anoche y estaba rico. Les recomiendo servirla con helado o con crema por encima, es mucho más rica…
PhotoFusion (41)PhotoFusion (42)
PENSAMIENTO PARA HOY:
“No hay amor más sincero que el amor a la comida” – George Bernard Shaw
Y para cerrar con broche de oro, les dejo Unchained Melody, compuesta en 1955 por Alex Norton como tema para la película Unchained. Se hizo tan popular en esa época que en una semana fue grabada en cuatro versiones distintas. Aquí esta versionada por Righteous Brothers, popular en las rockolas y utilizada en 1990 como tema para una de mis películas favoritas Ghost. También ha sido cantada por Elvis Presley en el ’77 en su último concierto y por U2 en el 2005 para el concierto Live 8. Para disfrutar…
“Cuando mi madre nos daba el pan repartía amor” Joel Robuchon

“Cuando mi madre nos daba el pan repartía amor” Joel Robuchon

Que rico es desayunar con pancito recién hecho!

phonto (14)

En días pasados tenía una de esas ganas de desayunar con pan casero, rico y recién horneado, con ese olor de pan que todo lo impregna y que se disfruta siempre… Me levanté y busqué en internet una receta de pan rápido, no quería esas recetas que tenemos de siempre, en la cual hay que esperar que la masa doble de tamaño y que tengamos que esperar que siga creciendo en el horno y bla, bla, bla… no, yo quería preparar un pan suavecito, que me pudiera comer con mi mermelada casera y mi taza de chocolate caliente, hummmm  y conseguí esta receta que resultó una maravilla (la receta es tan buena que ya la he preparado varias veces)

Esta sencilla y fácil receta es de una chica que tiene un canal que se llama La Cocinadera y esta es su receta creada por ella de pancitos express, que si bien dice que se hacen en media hora, me llevó hacerlo en una hora  desde el momento en que empecé hasta que nos sentamos a la mesa a disfrutarlos (increíble, solamente 1 hora y ya podíamos comerlos). Estos fueron los ingredientes:

4 tazas de harina (yo usé espelta sin leudante)

3/4 tazas de leche tibia

5 cucharadas de azúcar (la hice con 3 cucharadas y es más que suficiente)

60 grs. de mantequilla

1 cucharadita de sal

10 grs. de levadura granulada. (aquí los sobres vienen de 7 grs y funcionó muy bien)

3/4 tazas de agua caliente

Se requiere una bandeja para hornear de 20 x 30 cms o más, ya que los pancitos crecen y es importante que se coloquen con una separación de aproximadamente 2 cms. Enmantequillar la bandeja previamente y dejar a un lado.

Calentar el horno a 80º C.

Poner en el microondas la leche y la mantequilla juntas, por no más de un minuto.

Si van utilizar una máquina para hacer el pan o una amasadora, colocar la leche tibia con la mantequilla, los 3/4 de tazas de agua caliente (una recomendación que dan para saber la temperatura del agua caliente a usar, es poniendo la mano bajo el grifo y cuando ya no pueden sostenerla bajo el agua, esa es la temperatura justa. Yo lo hice con el agua que calenté en la kettle o hervidor eléctrico). Luego colocar el azúcar y la sal y poner la máquina con el gancho de amasado a mezclar estos primeros ingredientes por no más de 2 minutos.

Añadir la mitad de la harina y la levadura. Cuando ya se haya mezclado esta primera parte de la harina, poner la otra mitad y continuar con el amasado. La manera de saber cuando ya esta lista la masa es cuando se empieza a despegar del borde del bol, El tiempo aproximado del amasado es de 5 minutos.

Cubrir el bol con papel plástico para dejar reposar la masa por 5 minutos. Una vez pasado este tiempo, enharinar el sitio donde vayan a trabajar la masa, sacarla con cuidado del bol y no necesitan amasarla de nuevo, solo dividir la masa en dos mitades, toman cada mitad y la vuelven a dividir en mitades, ya tienen cuatro porciones, cada una de estas porciones la deben cortar en tres; traten que sean de igual tamaño, no exactos, pero si guardando las proporciones. Luego con cada porción deben hacer bolitas con la manos, suavemente. No deben preocuparse por la apariencia final porque al hornear, las imperfecciones se eliminan y le quedaran perfectos los pancitos. Obtienen en total 12 pancitos, los cuales colocarán en la bandeja que tienen ya lista en una formación de 3 x 4

Ahora viene el proceso de hacer crecer los pancitos. Poner los pancitos por 20 minutos  al horno que ha estado previamente calentándose. Una vez pasado este tiempo y sin abrir el horno, subir la temperatura a 180º C y dejarlos por otros 15 – 20 minutos (yo lo dejé por 20 minutos y me resultó muy bien)

Una vez recién sacado los pancitos del horno y aun calientes en la bandeja, tomen un trozo de mantequilla de la nevera, no tibia, no a temperatura ambiente y mucho menos derretida, y procedan a pintar toda la superficie de los pancitos, esto hará que las superficies se mantengan suaves por más tiempo y luzcan brillantes y apetecibles.

PENSAMIENTO PARA HOY:

Del Refranero popular: “Desayuna mucho, come más, cena poco y vivirás”

Y para el fin de semana de octavita de Carnaval, que mejor que Celia Cruz con La Vida es un Carnaval, 1998