Pan dulce de Quinoa y limón

Pan dulce de Quinoa y limón

IMG_3199

El nombre correcto es Pan dulce de Quinoa, limón y semillas de amapola pero es taaan largo el nombre que no me cabe en el título!

Esta receta me pareció deliciosa, la preparé hace casi un mes, y estaba deseosa de publicarla. Cometí un pequeño error cuando la preparé porque usé azúcar de coco y el pan quedo de un color muy oscuro como se aprecia en la foto y eso hace que no luzca tan lindo con las semillas de amapola contrastando con el amarillo-dorado del pan, de allí que no les recomiendo que lo hagan con el azúcar moreno… pero fue solo la presentación porque la textura fue muy buena y si se podía sentir lo sutilmente crujiente de las semillas.

Las semillas de amapola están consideradas como un calmante natural para los nervios y cada vez es más usada en la fabricación de panes y bollería en general. Rica en vitamina B y antioxidantes, tienen su buena cantidad de seguidores en la cocina. En Polonia y Eslovenia, preparan una tarta típica hecha con estas semillas. Ellas tienen un gran parecido a las semillas de chia, de hecho, una amiga que sabe que consumo a diario la chia, se presentó un día muy feliz en mi casa con un paquetico de semillas de amapola compradas en Praga,  diciéndome que como sabía que consumía mucho la chia, pues las vió y me las compró. El paquete estaba escrito en checo… se lo agradecí y me sonreí porque sabia que era un error, pero  agradecida del gesto!

En el blog de Directo al Paladar fue donde encontré una buena explicación sobre estas semillitas si están interesados en más información. http://www.directoalpaladar.com/ingredientes-y-alimentos/las-semillas-de-amapola-y-su-uso-en-la-cocina

PAN DULCE DE QUINOA, LIMON Y SEMILLAS DE AMAPOLA:

Tomado del Libro Quinoa The Every Superfood 365, de Patricia Green & Carolyn Hemming

Ingredientes:

PhotoFusion (96)

1 taza (250 ml) de azúcar. Yo usé solo 1/2 taza (125 ml). Les recomiendo usar azúcar blanca para poder apreciar las semillas de amapolas una vez cortado el pan.

1/2 taza (125 ml) de mantequilla suave

3 huevos grandes

1/2 taza (125 ml) de crema agría ligera. Pueden sustituirlo por yogurt natural

1 1/2 taza (375 ml) de harina de Quinoa

1 cucharadita (5 ml) de vainilla

2 cucharaditas (10 ml) de polvo para hornear

1/4  cucharadita (1 ml) de sal. Si usan mantequilla con sal, no le añadan la sal adicional

3 cucharadas (45 ml) de semillas de amapolas

2 cucharadas (30 ml) de cascara de limón rallada (alrededor de 2 limones)

Para el glaseado:

1/3 taza (80 ml) de jugo de limón fresco (más o menos 1 -2 limones)

1/2 taza (125 ml) de azúcar. Yo usé el equivalente a 100 ml

Preparación:

Precalentar el horno a 350ºF (180ºC). Engrasar ligeramente un molde de los que se usan para hacer el pan de sándwich (8 x 4 pulgadas). Forrar el fondo con papel para hornear.

Batir la mantequilla con el azúcar en un bol grande hasta que tenga consistencia de crema.  Añadir los huevos, la crema agria y la vainilla. Mezclar todo junto hasta que la mezcla tenga una consistencia suave y cremosa.

Combinar la harina, el polvo de hornear, la sal, las semillas de amapolas y la cascara de limón rallada en un bol mediano. Mezclar bien.

Añadir la mezcla de harina a la de mantequilla y huevos, mezclando bien hasta que este suave. Poner la mezcla en el molde de pan y hornear en el centro del horno por 40 a 45 minutos o hasta que inserten un palillo en el centro y este salga limpio. Dejar enfriar a dentro del molde a temperatura ambiente.

Luego, mezclar el jugo de limón y el azúcar en una pequeña olla a fuego medio. Revolver constantemente hasta que el azúcar este completamente disuelta. Dejar enfriar.

Cuando el pan de Quinoa y limón esté frío, sacarlo del molde. Hacerle con cuidado pequeños agujeros con un palillo o uno de los finos punzones de repostería, en el tope, los lados y el fondo. Cubrir con el glaseado líquido con cuidado (les recomiendo hacerlo en dos partes, es decir, vacíen primero la mitad del glaseado, esperen a que se humedezca el pan y luego la otra mitad).

Este pan puede guardarse hasta por una semana en un contenedor sellado en la nevera.

Yo lo serví con yogurt saborizado con vainilla. 

Disfrútenlo!

PhotoFusion (94)PhotoFusion (95)

PENSAMIENTO PARA HOY:

“Cada pan cuesta su afán” – Anónimo

Una canción muy melodiosa, con una letra bien fuerte pero que atrapa por la melodía, Oh Que Sera, Chico Buarque, 1976.  En este vídeo la interpretan, el propio Chico Buarque con el gran Milton Nascimento. Recuerdo un chiste de un muy querido amigo, quien decía que a su esposa le gustaba tanto la música brasilera, que ella se iba a la panadería nada más que para escuchar al portugués hablar…

Anuncios