“¿Qué es la Quinoa? Es una semilla disfrazada de grano que se cree carne”

“¿Qué es la Quinoa? Es una semilla disfrazada de grano que se cree carne”

El título lo tomé de uno de esos tantos blog que leí la semana pasada… como hay de cosas buenas en la red! Hay tanta gente escribiendo sobre tantos temas y que adicional colocan una receta que les haya parecido particularmente buena, que me he quedado gratamente sorprendida, claro está que mis horas de sueño disminuyeron, pero la experiencia ha sido buena y gratificante.  Hoy en día, al mes de estar en esto (mes oficial porque desde luego que lo empecé mucho antes, recolectando recetas, comprando los ingredientes, preparándolas, etc), considero que el balance ha sido bien enriquecedor. Puedes “hablar” y “escuchar” de cualquier tema, cómodamente instalada en casa, bien calentita y con una taza de te, conociendo a tanta gente (virtual claro está), que para mí ya es un logro. A veces, cuando me pregunto porque lo hago, siempre es la misma respuesta: tengo tantos conocimientos por compartir, que no quisiera marcharme sin haberlos compartidos, pienso que siempre habrá alguien a quien ayudar…

Esta semana que pasó fue una semana bastante húmeda y fría (llovió mucho), con los vientos que caracterizan al otoño, tan fuertes que casi no se podía caminar, corriendo el riesgo de caernos. Con el clima así, es el momento ideal para disfrutar de ricas sopas y cacerolas, que calienten el cuerpo y el alma… Pero no ahora, ya que les tengo la receta de la Torta de Zanahoria y Quinoa, una receta que no hace quedar mal a nadie. Esta torta se hace con la harina de Quinoa, que tiene la particularidad de que lo cocinado con ella quede bastante ligero y esponjoso, eso es un buen descubrimiento. He preparado unas panquecas que ya les daré también la receta, hechas con auyama (calabaza) y la harina de Quinoa, deliciosas y ligeras. También el famoso Pumpkin Pie, elaborado con la Quinoa. La harina de Quinoa es bastante costosa, pero otra vez: es rendidora! La pueden moler en su casa, si tienen el Thermomix, son sólo segundos para obtenerla y si no, con un molinillo lo pueden lograr, pero el proceso es sumamente lento. Yo intenté con mi procesador y fue muy poco rentable por lo que preferí comprarla ya lista.

Esta receta de Torta de Zanahoria y Quinoa me animó mucho a prepararla porque decía: “¿Desalentado por el alto contenido de azúcar y alto contenido de grasa de la Torta de Zanahoria? Esta receta va a satisfacer su deseo de Torta de Zanahoria sin todas las calorías demás”. Así que amigos, ánimos que allá vamos…

TORTA DE ZANAHORIAS Y QUINOA

Tomada del Libro Quinoa The Everyday Superfood 365 de Patricia Green & Carolyn Hemming

Ingredientes:

IMG_1422

Para la torta: (Por favor lean mis tip abajo)

2 tazas (500 ml) de harina de Quinoa

2 1/2 cucharaditas (12 ml) de canela en polvo

2 cucharaditas (10 ml) de polvo de hornear

2 cucharaditas (10 ml) de bicarbonato de soda

1/2 cucharadita (2 ml) de sal

1/4 cucharadita (1 ml) de nuez moscada

1 taza (250 ml) de nueces o pecans

1 taza (250 ml) de azúcar refinada

3/4 taza (185 ml) aceite vegetal

4 huevos grandes

1 taza (250 ml) de salsa de manzana sin azúcar

2 cucharaditas (10 ml) de extracto de vainilla

3 tazas (750 ml) de zanahoria rallada

Para la cubierta:

1 paquete de 250 grs de queso crema light suave

1/3 taza (80 ml) de mantequilla suave

2 cucharaditas (80 ml) de jugo de limón fresco

1 1/2 tazas de azúcar glas

1/4 taza de nueces o pecans finamente cortadas (opcional)

Preparación:

– Precalentar el horno a 350º F (180º C). Engrasar un molde de 9 x 13 pulgadas (3.5 litros) con mantequilla o aceite en aerosol. Cortar una pieza de papel parafinado para forrar el fondo del molde. Esto hará que sea mas fácil remover la torta del molde.

– Mezclar la harina de Quinoa, canela, polvo de hornear, bicarbonato de soda, sal y nuez moscada en un bol grande. Poner las nueces, mezclar y dejar a un lado.

– Batir el azúcar con el aceite en un bol mediano. Añadirle los huevos, la salsa de manzana y la vainilla. Mezclar bien estos ingredientes y añadir la zanahoria rallada.

– Unir la mezcla de los huevos en la de harina hasta que estén unidos. Poner dentro del molde y hornear en el centro del horno por 45 minutos o hasta que al insertar un cuchillo en el centro este salga limpio.  Dejar a un lado a que este completamente a temperatura ambiente.

– Para hacer la cobertura, batir el queso crema y la mantequilla juntos en un bol con una batidora eléctrica hasta que este ligero y esponjoso.  Poco a poco añadir el jugo de limón y la nevazúcar hasta que este suave y cremoso.

– Untar uniformemente sobre el tope de la torta y decorar con las nueces. Cortar en 16 raciones y servir. Puede refrigerarse hasta por una semana.

IMG_1423 FullSizeRender (1)

Tips:

– Cuando preparé esta receta, no lo hice con las cantidades exactas porque no quería una torta tan grande para nosotros (en ese momento no sabía que tendría visita) por lo que hice solamente la mitad de todos los ingredientes.

– Utilice dos moldes de 20 cms. de diametro x 3.5 cms de profundidad. En la receta original lo hacen en un solo molde rectangular de 23 x 33 x 3.5 cms.

– No usé el azúcar blanca refinada sino el azúcar morena y puse un poco menos de la media taza que debía usar.

– Si por casualidad no consiguen la salsa de manzana, la receta es muy fácil. Cortar en cuadritos 2 manzanas verdes, ponerla a cocinar junto con media taza de agua, a fuego lento, tapadas.  Una vez que las manzanas estén cocinadas, diluyan una cucharadita de maizena en dos cucharadas de agua, y añadir a las manzanas cocinadas. Revuelvan bien y cocinen por 1 minuto, siempre revolviendo y a temperatura media-baja. Pasado este tiempo, apaguen y dejen reposar a temperatura ambiente. No le pongan azúcar, recuerden que la idea es no tener una torta azucarada. Esto es suficiente para la taza de salsa de manzana que requiere la receta. En la torta que yo hice, yo compre la salsa de manzana ya lista y lo que quedó de esta salsa la utilicé en el relleno de la torta y en el tope, como decoración.

– Preparé la cobertura con el queso crema batido y sin mantequilla. No le puse el azúcar glas sino una cucharada de azúcar blanca y vainilla. Guardé una ración de la torta en la nevera, en un contenedor cerrado por 1 semana y estuvo bien sin perder propiedades ni sabor.

Pensamiento para hoy: 

“No se puede cocinar bien si no se pone en ello el corazón, dado que, por encima de todo se trata de que reinen en torno a la mesa sentimientos de amistad y fraternidad”  Fernand Point

El tema que escogí para alegrarnos la vida, es de la película My Best Friend’s Wedding, la escena donde Julianne Potter (Julia Roberts) y George Downes (Rupert Everett) están en la cena familiar y George comienza a cantar I Say a Little Prayer, canción original de Burt Bacharach, 1967

https://www.youtube.com/watch?v=d-J4xYOxJ9w

…^…