Pan dulce de Quinoa y limón

Pan dulce de Quinoa y limón

IMG_3199

El nombre correcto es Pan dulce de Quinoa, limón y semillas de amapola pero es taaan largo el nombre que no me cabe en el título!

Esta receta me pareció deliciosa, la preparé hace casi un mes, y estaba deseosa de publicarla. Cometí un pequeño error cuando la preparé porque usé azúcar de coco y el pan quedo de un color muy oscuro como se aprecia en la foto y eso hace que no luzca tan lindo con las semillas de amapola contrastando con el amarillo-dorado del pan, de allí que no les recomiendo que lo hagan con el azúcar moreno… pero fue solo la presentación porque la textura fue muy buena y si se podía sentir lo sutilmente crujiente de las semillas.

Las semillas de amapola están consideradas como un calmante natural para los nervios y cada vez es más usada en la fabricación de panes y bollería en general. Rica en vitamina B y antioxidantes, tienen su buena cantidad de seguidores en la cocina. En Polonia y Eslovenia, preparan una tarta típica hecha con estas semillas. Ellas tienen un gran parecido a las semillas de chia, de hecho, una amiga que sabe que consumo a diario la chia, se presentó un día muy feliz en mi casa con un paquetico de semillas de amapola compradas en Praga,  diciéndome que como sabía que consumía mucho la chia, pues las vió y me las compró. El paquete estaba escrito en checo… se lo agradecí y me sonreí porque sabia que era un error, pero  agradecida del gesto!

En el blog de Directo al Paladar fue donde encontré una buena explicación sobre estas semillitas si están interesados en más información. http://www.directoalpaladar.com/ingredientes-y-alimentos/las-semillas-de-amapola-y-su-uso-en-la-cocina

PAN DULCE DE QUINOA, LIMON Y SEMILLAS DE AMAPOLA:

Tomado del Libro Quinoa The Every Superfood 365, de Patricia Green & Carolyn Hemming

Ingredientes:

PhotoFusion (96)

1 taza (250 ml) de azúcar. Yo usé solo 1/2 taza (125 ml). Les recomiendo usar azúcar blanca para poder apreciar las semillas de amapolas una vez cortado el pan.

1/2 taza (125 ml) de mantequilla suave

3 huevos grandes

1/2 taza (125 ml) de crema agría ligera. Pueden sustituirlo por yogurt natural

1 1/2 taza (375 ml) de harina de Quinoa

1 cucharadita (5 ml) de vainilla

2 cucharaditas (10 ml) de polvo para hornear

1/4  cucharadita (1 ml) de sal. Si usan mantequilla con sal, no le añadan la sal adicional

3 cucharadas (45 ml) de semillas de amapolas

2 cucharadas (30 ml) de cascara de limón rallada (alrededor de 2 limones)

Para el glaseado:

1/3 taza (80 ml) de jugo de limón fresco (más o menos 1 -2 limones)

1/2 taza (125 ml) de azúcar. Yo usé el equivalente a 100 ml

Preparación:

Precalentar el horno a 350ºF (180ºC). Engrasar ligeramente un molde de los que se usan para hacer el pan de sándwich (8 x 4 pulgadas). Forrar el fondo con papel para hornear.

Batir la mantequilla con el azúcar en un bol grande hasta que tenga consistencia de crema.  Añadir los huevos, la crema agria y la vainilla. Mezclar todo junto hasta que la mezcla tenga una consistencia suave y cremosa.

Combinar la harina, el polvo de hornear, la sal, las semillas de amapolas y la cascara de limón rallada en un bol mediano. Mezclar bien.

Añadir la mezcla de harina a la de mantequilla y huevos, mezclando bien hasta que este suave. Poner la mezcla en el molde de pan y hornear en el centro del horno por 40 a 45 minutos o hasta que inserten un palillo en el centro y este salga limpio. Dejar enfriar a dentro del molde a temperatura ambiente.

Luego, mezclar el jugo de limón y el azúcar en una pequeña olla a fuego medio. Revolver constantemente hasta que el azúcar este completamente disuelta. Dejar enfriar.

Cuando el pan de Quinoa y limón esté frío, sacarlo del molde. Hacerle con cuidado pequeños agujeros con un palillo o uno de los finos punzones de repostería, en el tope, los lados y el fondo. Cubrir con el glaseado líquido con cuidado (les recomiendo hacerlo en dos partes, es decir, vacíen primero la mitad del glaseado, esperen a que se humedezca el pan y luego la otra mitad).

Este pan puede guardarse hasta por una semana en un contenedor sellado en la nevera.

Yo lo serví con yogurt saborizado con vainilla. 

Disfrútenlo!

PhotoFusion (94)PhotoFusion (95)

PENSAMIENTO PARA HOY:

“Cada pan cuesta su afán” – Anónimo

Una canción muy melodiosa, con una letra bien fuerte pero que atrapa por la melodía, Oh Que Sera, Chico Buarque, 1976.  En este vídeo la interpretan, el propio Chico Buarque con el gran Milton Nascimento. Recuerdo un chiste de un muy querido amigo, quien decía que a su esposa le gustaba tanto la música brasilera, que ella se iba a la panadería nada más que para escuchar al portugués hablar…

Des-ayuno…

Des-ayuno…

La receta de hoy es una de esas barras ideales para comer como desayuno en los días en que no tenemos tiempo de sentarnos a tomarlo como debiéramos. A mí me encantan las barras de cereales y las que he preparado con Quinoa, son perfecta porque nos cubren todos los requerimientos necesarios para empezar el día.

El desayuno es el alimento que rompe el ayuno de la noche, por eso es que se llama des-ayuno. Hay muchas personas que no suelen desayunar y eso no está bien, los nutrientes que no tomamos en la mañana, rara vez se reponen durante el día. Existen muchas ideas para preparar desayunos rápidos, incluyendo los desayunos líquidos como las merengadas de frutas con o sin leche, los batidos de vegetales y frutas, o los súper proteínicos derivados del suero de leche.

Las barras que les propongo acá están full de nutrientes por tener a la Quinoa entre sus ingredientes principales. Como esta receta lleva hojuelas y harina de Quinoa, otra vez les sugiero que si no consiguen las hojuelas de Quinoa, las preparen con avena, millet o cualquier cereal en hojuelas y pueden ser hechas con harina de avena, de banana, de coco, espelta o inclusive harina integral pero a esta última es bueno ponerle polvo de hornear para que sean más ligeras… Ahora a cocinar!

BARRAS CON QUINOA Y OREJONES DE FRUTAS:

Tomada la receta del Libro Quinoa for Families de Rena Patten

Ingredientes:

PhotoFusion (79)

 1/2 taza (125 ml) de harina de Quinoa

1 cucharadita de polvo de hornear

1 taza (250 ml) de hojuelas de Quinoa

1 taza (250 ml) de coco rallado

3/4 taza de azúcar moreno. Yo le puse 1/2 taza de azúcar de coco y era suficiente

200 grs de orejones de albaricoque o cualquier fruta secada al natural cortadas en cuadros pequeños.

150 grs de mantequilla fundida

Preparación:

Precalentar el horno a 180ºC (350ºF)

Cernir la harina y el polvo de hornear en un bol grande. Añadir las hojuelas de Quinoa, el coco, el azúcar y los orejones de frutas. Poner la mantequilla fundida y mezclar cuidadosamente hasta que todo este unido. Asegurarse que todos los ingredientes estén cubiertos de la mantequilla.

Presionen firmemente la mezcla dentro de una bandeja que no pegue de 27 x 17 cms (10 1/2 x 6 1/2 pulgadas).

Hornear por 20 a 25 minutos o hasta que esté de color dorado.

Sacar del horno y dejar enfriar por 6 minutos y una vez que esté a temperatura ambiente, cortar en 16 piezas. Al estar completamente fría, pueden guardarlas en una lata o en un contenedor por hasta 3 semanas.

¿Se imaginan que maravilla? El tamaño de las barras es relativamente pequeño por lo que les recomiendo que piensen en dos para el desayuno.

PENSAMIENTO PARA HOY:

“Una melodía para tu oído es miel, una buena alimentación para tu salud es un bien” –  Anónimo 

Música romántica de todos los tiempos… You needed me, Anne Murray, 1978, Escrita por Randy Goodrum y grabada también por los chicos buenmozasos de Boyzone en 1999.

Tarta de Quinoa y limón

Tarta de Quinoa y limón

Regresando de España, un tanto cansada y pensando en Quinoa… Por esos lares encontré algunas cosas interesantes para preparar en Con Quinoa, pero cuando se viaja con tanta restricciones en tamaño y peso del equipaje, las cosas maravillosa se nos quedan muchas veces en los lugares en que lo vimos.

Mucha gente me ha preguntado si es cierto que si no se lava la Quinoa no se puede consumir porque tiene un sabor amargo y mi respuesta siempre es la misma, es bueno lavarla porque la Quinoa se cocinará mucho mejor si ha sido lavada previamente. La Quinoa tiene un tenue sabor de nuez y a veces ligeramente amargo por el  resultado de la capa protectora llamada saponina, en el exterior de la semilla. La mayor parte de ella se lava en el procesamiento comercial, por lo que a menos que la estén comprando a un agricultor local o a granel, ya habrán eliminado la saponina. Algunos insisten en que el sabor de la Quinoa cocida mejora aún más si se enjuaga antes de prepararla. Esto se puede lograr enjuagándola con agua corriente en un colador o remojándola en un recipiente de dos a tres horas y después enjuagar, además, mientras se lava o remoja, se puede frotar suavemente con los dedos para deshacerse rápidamente de cualquier amargura restante. Si están realmente preocupados por cualquier sabor amargo de la Quinoa, siguiendo estos pasos lo pueden eliminar.

Para hoy, les tengo la receta de la Tarta de Quinoa y limón. ¿Sabían uds que en España no se le dice torta a las que preparamos con ese nombre en Latinoamérica? Ellos las llaman Tartas y a las tortas la llaman bizcocho…, pero esta si es una tarta, de esas que conocemos como tal. Mí experiencia preparándola fue que el relleno era muy poco para lo que yo quería, por lo que pienso se debe incrementar la cantidad del mismo. Cuando la iba a poner al horno, me preocupé porque me parecía que no había suficiente masa y que no me permitiría cubrir los bordes, pero no fue así, ya que al hornearse, la masa subió y quedo bien, logrando hacer una buena tarta.

 PhotoFusion (64)PhotoFusion (65)

TARTA DE QUINOA Y LIMON

Tomada del Libro Quinoa for families de Rena Paten

Ingredientes:

Para la base:

PhotoFusion (62)

1 taza (250 ml) de harina de Quinoa

1 cucharadita de polvo de hornear

1 cucharadita de bicarbonato de soda

1/2 taza (125 ml) de azúcar fina. Yo le puse 1/4 taza (65 ml) de azúcar de coco fina

60 grs (2 onzas) de mantequilla

1 huevo grande

1 cucharadita de vainilla

Azúcar glass o pulverizada para decorar

Para el relleno:

PhotoFusion (63)

60 grs de mantequilla

1/4 taza (60 ml) de jugo de limón

1/2 taza de azúcar.  Yo usé azúcar de coco y le puse la cantidad indicada porque los limones estaban bastante ácidos.

1 huevo grande

Procedimiento:

Precalentar el horno a 170 º C (335º F) y enmantequillar un molde redondo antiadherente con mantequilla, forrando la base con papel parafinado para evitar que se pegue. El tamaño del molde es sumamente importante en esta receta, puede ser un poquito más pequeño pero nunca más grande porque la cantidad de mezcla para la base es exacta.

Tamizar la harina, el polvo de hornear y el bicarbonato de soda, añadiendo luego el azúcar y mezclar bien.

Con la punta de los dedos, mezclar la mantequilla con la harina hasta que tenga una apariencia de pan rallado fino.

Batir ligeramente los huevos y la vainilla para luego añadirlo a la mezcla de harina para obtener una masa suave.

Nuevamente, usando los dedos, presione 2/3 de la masa en la base del molde y hagan un medio camino a los lados del mismo. Es importante que cuando coloquen la masa no dejar “huecos” en la base ya que deben de poner el relleno para llevarla a  hornear. No se preocupen si ven que está quedando muy fina la cobertura de la base, es así porque cuando la tarta se hornea, la masa crece, se esponja y queda muy bien. Les confieso que cuando la hice tuve mis dudas pero quedo perfecta, pueden mirar las fotos.

Poner el relleno recién hecho dentro del molde cubierto con la masa.

Para preparar el relleno, mezclar todos los ingredientes en una pequeña olla y batir constantemente a fuego bajo hasta que la mezcla empiece a hervir y espesar.

Tomen el resto de la masa y vayan haciendo  círculos finos, del tamaño de una pequeña moneda, presionándolos con sus dedos  y colocándolos encima del relleno tan pronto los hagan. Otra vez, no tienen que estar pegados unos con otros, deben de tratar que todo el relleno quede con algo de masa,  no se preocupen si siente “como qué” les faltara masa, cuando se hornea, la masa se expande y cubre bastante bien. 

Hornear por 25 minutos o hasta que el tope esté dorado. Dejar enfriar completamente antes de desmoldear. Pónganle azúcar glass en el tope antes de servir.

Esta es una tarta cuyo sabor me recuerda a esos dulces que venden en las panaderías, que son ideales para comer acompañados de una buena taza de café o té. Si bien la receta “suena” como complicada, no lo es en absoluto y les confieso que me tomó por sorpresa la masa, siempre tuve dudas si me alcanzaba o no para lograrla… al final resulto!

IMG_2632

PENSAMIENTO PARA HOY:

“Al mejor cocinero se le va un tomate entero” – Refranero popular

Mi viaje a Madrid fue un regalo de mi hija para que disfrutara del concierto de Franco de Vita, ella sabe lo que me encanta este cantante y su maravillosa carrera artística. Aquí les quiero dejar Cántame y Canto del pilón, canciones con las que abrió el concierto y es también la primera canción de su disco Primera Fila 2.  Dios, que bueno estuvo!