Torta de Quinoa al limón

Torta de Quinoa al limón

PhotoFusion114

La receta de hoy la traduje al español de una receta italiana. Yo había comido hace ya un tiempo, una similar hecha de arroz y no estaba mal. También comí una torta judia hecha con pasta, donde en lugar de harina se utiliza los fideos o espagueti, se le añaden los huevos, leche y azúcar, aromatizándola con vainilla y la piel del limón rallada, esta versión me gustó más que la de arroz, aún cuando yo vivo preparando las tortitas de arroz con muchísima frecuencia y no son más que la mezcla de la torta de arroz, cocinadas fritas en pequeñas porciones.

Animada por esta experiencia, decidí hacer esta receta, pero resultó un fiasco, le faltaba (yo pienso y creo) más huevo que amalgamara la mezcla, más dulce (yo usé Stevia y añadí el doble de lo recomendado para la equivalencia de azúcar) y quizás un poco más de jugo de limón para hacerla más húmeda. Me atrapó el hecho de que no llevaba grasa pero a la final no era la receta perfecta, no la pude desmoldear con facilidad ya que se deshizo en el intento, al sabor le faltaba “un no sé qué”  y terminé sirviéndola con un helado de vainilla, endulzado con Stevia. Con el helado, mejoró un poco pero… a lo mejor, el sabor dulce mejoraba con el azúcar glas con lo que la decoran, pero como yo no consumo esta azúcar, no lo puedo saber. La porción de la foto fue la que le serví a mi maridito, con el añadido del azúcar glas y también le pareció que le falta algo más. Conseguí esta receta en internet y lamentablemente no salvé el link y ahora no puedo dárselos. Debo repetirla  con las mejoras señaladas para congraciarme con ella y avanzar en lo que no se debe hacer. Con uds. la receta de la Torta de Quinoa al limón…

TORTA DE QUINOA AL LIMON

Tomada de un sitio en internet, el cual me comí… 😉

Ingredientes:

PhotoFusion116

120 grs de Quinoa lavada y escurrida

250 ml de agua

Jugo de un limón grande

Ralladura de dos limones

75 grs de azúcar moreno. Yo usé dos cucharadas colmadas de Stevia

3 huevos, separando la clara de las yemas

Azúcar glas para decorar

Preparación:

Colocar en una olla mediana, la Quinoa ya lavada y el agua. Llevar a cocción. Tapar y cocinar durante el tiempo que sea necesario para que el agua sea absorbida por completo, más o menos 20 minutos.

Luego dejar reposar fuera del fuego y separar los granos para que “crezca” la Quinoa. 

Precalentar el horno a 190ºC.

Revolver la Quinoa aún caliente con las yemas, añadiendo el azúcar, la ralladura de los limones y el jugo de limón, mezclar bien. Batir las claras a punto de turrón y añadir suavemente a la mezcla anterior.

Colocar la mezcla en un molde para torta de 24 cms, desmontable y previamente bien engrasado o cubierto con papel parafinado o de hornear,

Hornear durante 30 minutos o hasta que se forme una capa dorada. Dejar enfriar y justo antes de servir, espolvorear con el azúcar glas.

PhotoFusion115

PENSAMIENTO DEL DÍA:

“Cada vez creo menos en los abusos de la tecnología y en los efectos especiales en la cocina” Charlie Trotter

Para esta receta, que siento que hay un “quizás” para ella,  les dejo esta versión del famoso bolero Quizás, quizás, quizás, interpretado por Andrea Bocelli y Jennifer López, 2013, del disco Pasión de Bocelli, con canciones a dúo y en español.

Pescado ConQuinoa Mornay

Pescado ConQuinoa Mornay

PhotoFusion110

En días pasados, una amiga me dio una receta de lo más original (o a mí me lo pareció). Se trataba de una receta para comer unos filetes de pescado que habíamos comprado juntas y yo me estaba preguntando como prepararlos. Ella me dio en ese momento su receta estrella para el pescado: picar cebolla y pimentón en cuadritos, mientras más pequeños mejor porque era “más elegante”; añadirle perejil picadito (esto es opcional, pero como dice mi mami, toda comida sabe mejor si lleva perejil), y aquí vienen los dos ingredientes que me agarraron por sorpresa: queso parmesano y mayonesa! Yo nunca había “cocinado” la mayonesa lo confieso, recalentado si, pero cocinado…hummm no, creo que no. Pero como me encanta conocer recetas y sabores nuevos, preparé esta receta y resulto que era bien rica y taaan fácil que todavía no salgo del asombro… Para terminarles la receta, deben mezclar todos los ingredientes en un pequeño bol y cubrir el pescado con la mezcla, lo llevan al horno a 200ºC por 8 – 10 minutos y listo! La mayonesa permite que quede ligero y suave, los vegetales crudos le da una textura crujiente y el queso le da el color dorado, así sin más, no le añadí ni sal ni pimienta y estaba perfecto. Sí se animan a prepararla, no veo como les pudiera quedar mal, así que…

Y como había comprado nuevamente pescado (tengo cerca una muy buena pescadería), se me ocurrió hacerlo con la salsa Mornay. Yo en Venezuela hacía muchas veces esta salsa para el pescado porque es muy rica y a pesar de que algunos en el medio dicen que no se le debe poner queso a las salsas que se comen con el pescado, pues esta es con queso! El origen de esta salsa es desconocido hasta ahora, pero se presume que es una salsa francesa. Esto me recuerda que quien me habló por primera vez de la Mornay (suena a chisme 😉 ) fue un amigo de la familia, un chef francés que estaba muy de moda en Caracas. Yo tenía un evento y le pregunté por alguna receta fácil y rápida para servir pescado y me mencionó ésta, pero cuando le dije: ¿Lleva queso? Se supone que no se debe mezclar estos sabores (pescado+queso), y él me contesto en su coloquial acento francés: Olvidate! Eso es un cuento italiano!  A partir de ese momento, le pongo queso al pescado cada vez que se me antoja y resulta muy rico…

Preparando esta receta, me di cuenta que había calculado mal las cantidades de la salsa. Yo iba a preparar solamente dos filetes e hice salsa para cuatro! Lo bueno fue que me quedo y al día siguiente fue un buen día de sobras, tenía algo de arroz, le añadí una lata de atún, un poquito de camarones que me habían quedado de una ensalada, corte una cebolla y la sofreí para que estuviese suave, mezcle todo esto junto con los restos de la salsa y lo hornee por 15 minutos a 200ºC para que dorara… Quedó de un bueno!

PhotoFusion107

PESCADO CON QUINOA MORNAY

Ingredientes:

PhotoFusion108

2 filetes de pescado sin piel y sin espinas. Yo usé Haddock cuya traducción en español es Eglefino (no conocía antes algún pescado con ese nombre porque es de agua fría y en Venezuela consumíamos los de aguas templadas). Es un pescado de carne firme, puede prepararse rebozado o con alguna salsa para pescado. La carne es parecida a la del bacalao pero menos fuerte el sabor.

1 taza de ajo porro o puerros cortados en ruedas

1 cucharada de aceite de coco (puede ser mantequilla)

2 tazas de leche

1/4 taza de harina de Quinoa

2 cucharadas de mantequilla

1 cucharadita de sal

1 cucharadita de pimienta

1 cucharadita de pimienta de cayena. Esto es opcional porque me gusta el sabor que le da esta pimienta a los platos elaborados con Quinoa

1 taza de queso rallado tipo cheddar. Yo usé queso emental rallado porque era el que tenía, pero pueden usar cualquier tipo de queso que funda bien.

Preparación:

Precalentar el horno a 180ºC.

En un molde para hornear (preferiblemente tipo refractario) colocar los filetes y dejar a un lado.

En un sartén mediano, colocar el aceite de coco y llevarlo al fuego medio. Añadir el ajo porro y saltearlo por 8 minutos aproximadamente. Retirar del fuego y reservarlo.

Preparar la salsa de Quinoa Mornay. Poner en una olla mediana, las dos cucharadas (30 ml) de mantequilla, leche, harina de Quinoa, sal y pimienta, dejando la pimienta de cayena para el final, espolvoreándola en el tope. Cocinar a fuego medio-alto, revolviendo frecuentemente hasta que espese, alrededor de 5 minutos. Retirar del fuego.

Añadir a la salsa (fuera del fuego) los ajo porros salteados y el queso, reservando 1/4 de la taza de queso para el tope, al final. Mezclar bien y cubrir los filetes de pescado. Colocar el queso restante y la pimienta de cayena.

Llevar al horno por 15 minutos. Si utilizan unos filetes delgados, no deben hornear más de 10 minutos.

Lo ideal es servirlo con un puré de papas y guisantes verdes. Si lo prefieren pueden también servirlo con arroz amarillo.

PhotoFusion109

PENSAMIENTO PARA HOY:

“He aprendido a no ridiculizar la opinión de nadie por extraña que me pueda parecer” – Sir Arthur Conan Doyle

Oyendo música en estos días, me apareció esta, la versión de Pretty Woman,1964, escrita y cantada por Roy Orbison. Esta canción pegajosita ella, está en el puesto 222 de las 500 mejores canciones de todos los tiempos. Fue escogida como tema para la película de igual nombre (traducida al español como Mujer Bonita, 1990) protagonizada por mi artista favorito, Richard Gere y Julia Robert. Para uds… Pretty Woman

Quinoa con mango o Ensalada Thai de Quinoa

Quinoa con mango o Ensalada Thai de Quinoa

Los mangos dan para todo… hasta para zumbárselos a los malos presidentes!

Yo crecí amando el Arroz con Mango que preparaba mi mami… una delicia! Recuerdo que cuando lo comentaba, la gente siempre ponía cara de no gustarle mucha la idea, pero a mi encantaba; siempre he tenido cierta fascinación por los platos donde entre sus ingredientes se combinan los vegetales con las frutas. Por venir de un país tropical, donde el mango crece y se reproduce muy rápidamente, con un clima caliente gracias a nuestra ubicación geográfica, las frutas suelen ser muy dulce, con buena pulpa y jugosas. Atrás quedaron esos años en que nos íbamos de vacaciones infantiles a la casa de una tiiita que vivía en una población cercana a la capital, donde nuestros primos mayores nos llevaban a tumbar mangos. Primero recogíamos todos los que se habían caído y que estaban en buen estado en el piso, era una alfombra de mangos! Algunos estaban picoteados por los pájaros, tocándonos examinarlos bien porque si no dañaban el resto. Como viajábamos en vacaciones escolares, pues los mangos ya habían madurado y caído, prácticamente no había necesidad de encaramarse en la mata para tumbarlos.

Pero volviendo al tema del arroz con mango, esta expresión se usa para situaciones en que todo está empastelado o mezclado sin que tenga que ver una cosa con la otra. Uno de mis programas radiales favoritos de cuando vivía en Venezuela, era justamente Arroz con Mango, conducido por José Domingo Blanco, alias Mingo, quien abordaba diferentes temas y era entretenido. Un día mi mami nos sorprendió a todos con su creación del arroz con mango, cocinaba el arroz blanco solo con sal, luego sofreía cebolla, cebollín, pimentón, ají dulce y unos minutos más tarde, cuando el sofrito estaba hecho, le añadía los mangos maduros pero de pulpa firme, el arroz y perejil (ella ha todo le pone perejil, según me confesó cuando me visitó años atrás, “el perejil es tan bueno para la salud, que nunca le sobra a ninguna comida”)

Cuando encontré esta receta en el libro de Quinoa for familes y que la titulaban simplemente Ensalada de Mango, todos los recuerdos de ese sabor del arroz con mango que mi mami preparaba, vinieron de sopetón, de golpe y porrazo, por lo que no dude de prepararla inmediatamente. Acá se consiguen buenos mangos de Costa Rica (las mejores frutas que llegan vienen de este país) Colombia y hasta de Honduras, pero no dejo de reconocer que uno de los más ricos son los Pakistán, son tan dulce como la miel y de allí que lo llaman Mango Honey.

La historia de cómo un pequeño pueblo paquistaní  comenzó a exportar mangos es muy buena. Como es costumbre en ese país, la gente muy pobre (y también no tan pobre, solo por cultura) cuando tienen una hija, la venden para que sea casada y obtener la familia algo de dinero para subsistir. Ahora bien, en un pueblo cuyo nombre no recuerdo ahora, un humilde agricultor convenció a su vecinos que no tenían por qué vender a sus hijas, que cada vez que naciera una niña en el pueblo, sembrarían en sus parcelas matas de mangos para vender sus frutos y así obtener el dinero para mantener a sus familias. Hoy en día, el pueblo ha crecido, tienen tantos mangos que lo exportan, ahora son un pueblo próspero y los padres no sufren por tener que vender a sus niñas… Muchos de los honey mangos vienen de este pueblo y eso le pone un añadido más a mís deseos de comprar mi cajita año por año.

ENSALADA DE QUINOA Y MANGO O ENSALADA THAI DE QUINOA Y MANGO

Tomado del Libro Quinoa for families de Rena Patten

Ingredientes:

  PhotoFusion 114

3/4 tazas de Quinoa

1 1/2 taza de agua

La piel completa de un limón

2 pepinos cortados en cuadros o en lajitas. Cuando pongo pepino a las ensaladas, siempre le quito las semillas para restarle líquido a la ensalada.

4 tallos de cebollín

2 ajies largos, sin semillas y cortados en rueditas. Recuerden que lo picante está en las semillas. Cuando vayan a trabajar con ají picante es recomendable usar guantes porque el picante se impregna en las manos y luego contaminamos lo que tocamos o lo que es peor, nos podemos pasar la mano por la cara y no les quiero contar el ardor que produce. 

1/2 taza de hojas de cilantro cortadas finamente.

1 o 2 mangos, pelados y cortados en cubos.

Hojas de cilantro para adornar

OPCIONAL: Si van a servir como entrada, estos ingredientes son suficientes. Si piensan servirla como plato principal, pueden añadirle 250 grs de pollo asado o de camarones cocidos.

ADEREZO:

1 diente de ajo finamente rallado o cortado o triturado

1 cucharadita de azúcar de palma o azúcar moreno. Yo lo preparé con azúcar de coco

1 cucharadita de salsa tailandesa de pescado. Esta salsa es preparada con soya fermentada, pescado fresco o seco y anchoas, algunas marcas les añaden camarones secos. Si no la consiguen, pueden sustituirla por salsa de soya ligera con un toque de jugo de limón. No es igual, pero pueden lograr un sabor ligeramente parecido.

Jugo de 1 o 2 limones

1 cucharada de aceite de oliva

La piel o concha de un limón

PREPARACIÓN:

Lavar y escurrir la Quinoa, ponerla en una pequeña olla con el agua y la piel del limón, llevarla a un hervor y reducir el fuego, cubrir y cocinar por 10 minutos hasta que toda el agua haya sido absorbida. Apague y retirar de la cocina y dejar que se enfrié a temperatura ambiente. Desechar la piel del limón.

En un bol, combinar la Quinoa, el pepino, el cebollín, los ajíes y las hojas de cilantro cortadas.

Mezclar todos los ingredientes del aderezo y añadirlo sobre la ensalada, mezcle bien y justo antes de servir, añadir el mango y decorar con las hojas de cilantro adicionales.

Si tienen pensado preparar la ensalada con anticipación, es muy importante no añadirle el mango sino justo en el momento en que se va a servir porque corren el riesgo de que se ponga suave y se fermente.

Esta ensalada es para comerla el mismo día que se prepara, máximo al día siguiente sin los mangos añadidos.

Si la van a servir como plato principal, antes de añadir el aderezo coloquen el pollo o los camarones y luego aderecen mezclando bien. Es perfecta para usar esas sobras de pollo horneado o asado que nos ha quedado.

PhotoFusion 113

PENSAMIENTO PARA HOY

“Muchas grasas y pocas ensaladas: arterias colapsadas” – Del refranero popular

Música romántica para recordar el sol, ese amigo entrañable que cuando lo teníamos nos molestaba a veces y ahora lo buscamos con ansias… Cuando calienta el sol, 1961, cantada en este vídeo por Helmunt Lotti, Hay muchas versiones de esta canción pero este vídeo me recordó las bellas playas de mi tierra. Fue escrita esta canción por el nicaragüense Rafael Gastón Perez, quien la vendió por nada, siendo popularizada por los Hermanos Rigual.