Tarta Sinsin

Tarta Sinsin

PhotoFusion (93)

Bueno… y llego mi cumpleaños! Momento de reflexión y de un mundo de cosas nuevas y buenas. Decidí que este sería el mejor año para mí y mí cuerpo, tomando decisiones sabias alrededor de ello y continuando el  disfrute de encontrarme en esta cajita llamada cuerpo, a una edad que me permite ver las cosas desde otra perspectiva y sentirme con energía suficiente para comenzar proyectos. Hay una frase muy buena de una de las meditaciones que hago: “El cuerpo y el habla son herramientas para ayudar a otros”  Esta frase tiene una sabiduría única y me ha permitido reflexionar mucho en mis no tan buenos momentos. Mientras tengamos cuerpo debemos de cuidarlo y de allí mí decisión de aceptar el cambio en mi estilo de alimentación. He tomado el reto de comer sin nada de azúcar por 6 semanas, aunado también a un cambio completo en mi alimentación. Yo suelo comer bastante sano, de hecho el reto de comer sin azúcar me ha permitido ver que no es lo que más consumimos en casa. Mi problema real son las proporciones: cuando algo me gusta, lo quiero todo! Comer en exceso, sin limitaciones solo porque es muy rico y de paso nutritivo, no es la solución, definitivamente: Si comes como un camionero, te veras como un camionero!  El aprendizaje para mí es de comer poco, sano y sin azúcar… A medida que transcurra estas semanas ya les iré contando cómo me he estado sintiendo, por ahora, el malestar normal de quien empieza a desintoxicarse pero con mucho deseos de hacerlo.

Ahora les digo que empecé con esto justo después de mi cumpleaños por aquello de que si lo haces después de, no será temporal los resultados. Lo más difícil ha sido el cocinar para Con Quinoa ya que debo de preparar esas cositas que a mucha gente les gusta (o les gustaría) probar y que no están en la misma onda que yo, de allí que cuando me propusieron almorzar para mi cumpleaños las Dosa (ver mi publicación anterior) inmediatamente pensé: Uyyyy y ahora como haré con esto! Sabía que podía comer este plato, pero… para la torta de cumpleaños las alternativas no lucían atractivas a mi nuevo estilo: Torta de Queso, Strudel de Manzana, Tarta de Chocolate (una de mis favoritas) y decidí hacer algo yo. Mi esposito, quien me apoya en esto, se ofreció a prepararme el postre, pero (otra vez un pero) él tiene un serio problema, su sangre francesa no le permite olvidarse de las harinas, cremas y azúcares, así que por allí no venía la solución. Entonces, tomé cartas en el asunto y recordando la receta que me enseñó mi hija de la Quiche que publique hace unas semanas, donde la base era con batata, me dije: haré una Tarta de Manzana sana sanita!  Así fue que nació esta Tarta Sinsin. La llamé así porque no lleva harina, ni azúcar, ni huevos, ni mantequilla.

La preparé la misma mañana del almuerzo, no tomé fotos de los ingredientes porque lo hice como para mí pero como resulto tan buena, pues decidí compartirla con uds.

Ingredientes:

100 grs de auyama, pelada y horneada o hervida. Yo la hice al vapor, fue rápido y fácil

1/2 taza de leche de almendras tibia. Pueden usar leche de avellana, soja, coco, leche descremada o simplemente agua. Yo pensé que si la hacía con esta leche era un bono de sabor

3 cucharaditas de linaza

2 cucharaditas de chia

1 cucharada de almendras molida. Pueden usar también el coco molido fino o la harina de Quinoa si lo prefieren. Si no tienen nada de esto, pues usen su harina normal

1/2 cucharadita de canela en polvo para la base y 1/2 cucharadita para el relleno

1/2 cucharadita de especies mixtas molidas: clavo, jengibre, canela. Esto ya viene preparado y se consigue en los supermercados. Si tienen las que se utiliza en la preparación del Pie de Auyama, pues mejor

1 manzana roja y 2 manzanas verdes. La manzana roja es más dulce y lo que trataba era darle el dulzor con la fruta

Preparación:

Precalentar el horno a 180ºC. Esta receta está para un molde de 18 cms. Engrasarlo y dejarlo a un lado. Pueden engrasarlo con el aceite de coco, yo lo hice así.

En la media taza de leche o agua templada, no caliente, añadir la chia y la linaza, revolver y dejar que ambas suelten el gel que producen estas semillas al estar en contacto con los líquidos. Esto se lleva más o menos 10 minutos.

Preparar con la auyama un puré que quede bien suave, no requieren de ningún aparato para esto, es muy poca la cantidad y con un tenedor lo pueden hacer. Añadir al puré el gel de las semillas de chia y linaza, la cucharada de harina de almendras (o de lo que estén usando),  la canela y las especies. Mezclar bien y colocar en el molde, dándole forma con las manos para que les quede parejo. La consistencia de la preparación es suave pero no líquida, por lo que es fácil de manejar y cubrir el molde.

Llevar al horno por 15 minutos o hasta que la base este firme y crujiente. Se vuelve crujiente, se los garantizo.

Mientras está en el horno la base, pelar y cortar la manzana roja y una verde. Deben de cortarla en cubos pequeños porque la idea es hacer una compota o puré de manzana con ellas. Poner las manzanas en una olla pequeña, añadiéndole la 1/2 cucharadita de canela molida. Cocinar por 5 u 8 minutos a fuego medio-bajo, revolviendo constantemente hasta lograr la consistencia de compota con trocitos de fruta. Le pueden poner un toque de jugo de limón para acentuar el ácido a las manzanas, yo no lo hice porque pienso que al no tener azúcar añadida, debemos de evitar opacar el sabor dulzón de la fruta.

Una vez lista la base y aun caliente, colocar la compota de manzana para rellenar. Cortar muy fino la otra manzana verde sin pelar e ir poniéndolas encima del relleno en forma de flor (ver la foto) Terminado esto, llevar al horno a 200ºC por otros 10 minutos, solo para que se cocine la manzana del tope… y listo!  A disfrutar pues!

PhotoFusion (90)PhotoFusion (91)

PENSAMIENTO PARA HOY:

Lo tomé de la película Perfume de Mujer, donde el malhablado pero querido Coronel Frank Slade dijo: “El azúcar es una mierda. Le dije al General Abrams que pusiera miel en los cuarteles. Si un K50 no te vuela los sesos, seguro que lo hará el puto azúcar”

Una canción de mis años mozos, de esas que la tarareas y te traes recuerdos de cuando usabas uniforme e ibas al Liceo con tu hermana. Se la dedico con amor a todas mis amigas y cuates, uds. que la distancia no separa: “La amistad no pide nada a cambio, salvo mantenimiento”. George Brassens. Para uds,  Cuentame, Formula V, 1969

Los higos…

Los higos…

“Años de higos, años de amigos”

En días pasados, recibí una cajita con higos secos y acudió a mi memoria los momentos en que mi abuelita se preparaba para elaborar el dulce de higos. Debo confesarles que nunca me interesó mayormente este dulce, pero siempre desde muy pequeña me gustaron los rituales y mi abuelita tenía el suyo cuando llegaba la hora de preparar el dulce.

Cuando yo la escuchaba que ella le decía a mi papi: – José consígueme el papel de lija fina que quiero hacer dulce de higos, ya allí me alegraba porque sabía lo que venía. Ella se levantaba siempre muy temprano y el día de hacer dulce, después del desayuno, se dedicaba a esta tarea. Buscaba sus implementos, ella tenía aparte la olla de los dulces, al igual que la de hacer el quesillo; el quesillo de mi abuelita no era con leche condensada, era con leche, la mejor leche, azúcar, la cáscara de limón y no recuerdo si usaba la vainilla… pero volvamos al dulce de higo, ella buscaba su silla, se colocaba su delantal, que por cierto lo recuerdo como muy blanco y comenzaba con el trabajo de lijar higo por higo, tengo entendido que el higo viene con una capita de pelusa que debía ser retirada antes de preparar el dulce, por lo menos eso era lo que decía mi abuelita… que de recuerdos!

Hoy en día, viviendo por estas latitudes, he podido comer los higos frescos a mi antojo; no se preparar el dulce, nunca tuve mayor interés de aprender a preparar los dulces criollos y pienso que por rechazar los almibares en que vienen; en cambio las ensaladas que llevan higos y queso de cabra son mis favoritas y los higos secos los aprovecho para endulzar cualquier batido natural ya que los higos son ricos en vitaminas A, C, E y minerales como selenio, zinc, potasio, hierro, magnesio, que nos permiten tener una piel sana, cicatrizando mejor, así como también ayudando a mejorar la circulación y regulando la presión arterial. El potasio que contienen los higos ayuda a regular los flujos corporales y puede ayudar a prevenir las enfermedades reumáticas.

Las dos formas de preparar los higos secos que les enseño hoy, las tomé del blog Ven a La Vera de la Comunidad de Vera de Cáceres, fueron muy sencillas y fáciles… Disfrútenlas!

TORTITAS DE HIGOS SECOS 

http://venalavera.es/blog/receta-de-tortitas-de-higos-secos/

Si bien en este blog no dicen las cantidades, yo hice 100 grs. de higos secos, 1/2 taza de harina con leudante, 1/2 taza de leche y 1 huevo batido.

Este fue mi método para prepararlas: corté los higos y los puse a remojar por una hora en la leche, luego añadí la harina y el huevo, mezclé bien y cociné las tortitas como si fueran panquecas pequeñas (vean la manera de cocción en la receta de las Panquecas libres de gluten,  de la semana pasada por favor).

Nosotros las comimos tibias-calientes en el desayuno y las que quedaron (3 solamente 🙂 ) nos las comimos de merienda frías y estaban realmente deliciosas de esta manera.

PhotoFusion (61)

HIGOS FRITOS O HIGOS REBOSADOS:

http://venalavera.es/blog/receta-de-higos-fritos/

Los preparé tal cual la receta pero dejé los higos remojando por casi cuatro horas, la leche se puso espesa y fue la que usé para preparar la mezcla para rebosarlos.  Si conocen a los beignets, esa especie de buñuelos franceses, pues a esto es lo que sabe una vez que están reposados… Son muy buenos!

PhotoFusion (60)

PENSAMIENTO PARA HOY:

“Se acabaron los higos, se acabaron los amigos” – Refrán popular

Para hoy les dejo esta canción del género de Pop Rock y Gospel Music, The River of Dream, 1993, escrita e interpretada por Billy Joel… me encanta!

Sushineando Con Quinoa

Sushineando Con Quinoa

Sé que no existe la palabra sushinear, no hay un verbo ni nada gramaticalmente hablando que sea compatible o parecido a esto, pero me pareció simpático utilizar el término sin importar las reglas…Cuando se empieza a vivir, hay tantas reglas que cumplir, que a veces pienso que es grato llegar a una edad en que vamos dejando de vivir bajo el temor de quebrar alguna de ellas. Mi madre siempre fue una persona muy tranquila y abnegada, ella vivía para nosotros, su tropa. Criar a tantos hijos no era una tarea fácil, si yo que sólo tuve dos me pareció tenaz, cuando pienso en su proeza (así es como lo siento: una hazaña magistral) me enorgullezco de ella y su paciencia…Hoy en día, en su retiro personal con mi padre, llevando sus achaques de la mejor manera posible, puedo sentir esa sensación de alivio que tiene al poder expresar sus pensamientos sin temor a que la corrijamos. A veces los hijos nos sentimos con derechos de corregir y de mandar en la vida de nuestros padres, cambiando el rol de padre-hijo. Ella tiene un sentido del humor particular y creaba palabras y expresiones con las que crecimos y que era su escudo para evitar decirnos malas palabras (aunque de vez en cuando se les escapaban algunas: criar 7 hijos no es tarea grata para ningún ser humano, caramba!)

A continuación les dejo un texto que me llegó y que me parece muy sabio, sobre todo por el mensaje para esta mi edad,

“¿Qué se siente al ser vieja?
El otro día, una persona joven me preguntó: -¿Qué sentía al ser vieja?-
Me sorprendió mucho la pregunta, ya que no me consideraba vieja. Cuando vio mi reacción, inmediatamente se apenó, pero le expliqué que era una pregunta interesante. Y después de reflexionar, concluí que hacerse viejo es un regalo.
A veces me sorprendo de la persona que vive en mi espejo. Pero no me preocupo por esas cosa mucho tiempo. Yo no cambiaría todo lo que tengo por unas canas menos y un estomago plano. No me regaño por no hacer la cama, o por comer algunas “cositas” de más. Estoy en mi derecho de ser un poco desordenada, ser extravagante y pasar horas contemplando mis flores.
He visto algunos queridos amigos irse de este mundo, antes de haber disfrutado la libertad que viene con hacerse viejo.
-¿A quién le interesa si elijo leer o jugar en la computadora hasta las 4 de la mañana y después dormir hasta quien sabe qué hora?-
Bailaré conmigo al ritmo de los 50’s y 60’s. Y si después deseo llorar por algún amor perdido…¡Lo haré!
Caminaré por la playa con un traje de baño que se estira sobre el cuerpo regordete y haré un clavado en las olas dejándome ir, a pesar de las miradas de compasión de las que usan bikini. Ellas también se harán viejas, si tienen suerte…
Es verdad que a través de los años mi corazón ha sufrido por la pérdida de un ser querido, por el dolor de un niño, o por ver morir una mascota. Pero es el sufrimiento lo que nos da fuerza y nos hace crecer. Un corazón que no se ha roto, es estéril y nunca sabrá de la felicidad de ser imperfecto. Me siento orgullosa por haber vivido lo suficiente como para que mis cabellos se vuelvan grises y por conservar la sonrisa de mi juventud, antes de que aparezcan los surcos profundos en mi cara.
Ahora bien, para responder la pregunta con sinceridad, puedo decir: -¡Me gusta ser vieja, porque la vejez me hace más sabia, más libre!-.
Sé que no voy a vivir para siempre, pero mientras esté aquí, voy a vivir según mis propias leyes, las de mi corazón. No pienso lamentarme por lo que no fue, ni preocuparme por lo que será. El tiempo que quede, simplemente amaré la vida como lo hice hasta hoy, el resto se lo dejo a Dios.”
Anónimo

Y volviendo a nuestro tema de cocinar Con Quinoa, vamos hoy a quebrantar una regla, haremos sushi Con Quinoa. Yo conocí los sushi hace más de 15 años, un buen amigo, quien nos introdujo en el budismo y en el arte de la cocina asiática, nos enseñó a prepararlos. En esta oportunidad, me apoyo para la preparación del vídeo y de los sushi, en mi amiga incondicional y súper especialista en la materia de hacer sushi, las dos los amamos y podemos comer hasta la saciedad sin ningún tipo de remordimientos…

Se pueden hacer los rolls (enrollados) o los temaki (conos) con los rellenos que prefieran, el resultado es bien rico y para quienes amamos los sushi la experiencia no es nada mala, diferente pero interesante y rica.  El vídeo está para hacer sushi con el arroz y algunas fotos para prepararlos Con Quinoa.

El cómo enrollar los sushi es realmente la parte interesante e importante de todo esto. El video está realmente muy bien explicado. No olviden que estoy a las órdenes para ayudarlos en caso de cualquier duda. La técnica para prepararlos Con Quinoa es la misma, lo que cambia es el arroz por la Quinoa.

Ahora las receta para los Quinoa Sushi.

QUINOA SUSHI ROLL:

Tomé el concepto del Libro Quinoa for Families de Rena Patten

Ingredientes:

1 taza de Quinoa, enjuagada y escurrida, lista para cocinar

2 1/2 tazas de agua

1 1/2 cucharaditas de azúcar

2 cucharaditas de vinagre de arroz

4 hojas de nori (algas para hacer sushi)

Pasta de wasabi (opcional)

Relleno:

Pueden utilizar cualquiera de estos: Atún fresco, atún de lata, sucedáneo de cangrejo, camarones, salmón fresco, pollo cocinado, pepino, zanahorias, aguacate, cebollín o cebolleta de verdeos, pimentón rojo. Para esta receta, utilice atún de lata, palitos de pepino, zanahorias y aguacate para hacer los más sencillos.

             PhotoFusion (32)          PhotoFusion (33)

              PhotoFusion (34)           PhotoFusion (35)

Procedimiento:

Poner la Quinoa en una olla mediana con el agua y llevarla a hervir. Una vez empiece a hervir, bajar la llama, tapar y dejar que se cocine por 16 minutos hasta que el agua haya sido absorbida en su totalidad. Para hacer los Quinoa sushi, se pone más agua y más tiempo de cocción que a cualquier otro tipo de preparación, porque se requiere que la Quinoa esté “pegajosa”.

Una vez cocinada, ponerla en una bandeja y añadirle el azúcar y el vinagre mezclando bien. La Quinoa debiera quedar pegajosa, es lo normal para los sushi. Dejar enfriar a temperatura ambiente.

Poner la hoja de nori (alga) encima de la esterilla de bambú. Es conveniente envolver primero a la esterilla de bambú  en papel plástico (cling film), para evitar que los granos se metan por las separaciones de la esterilla, haciendo difícil el limpiarla cuando se termine la preparación.

Dividir la Quinoa en 4 partes iguales. Usando sus manos húmedas, colocar y presionar suavemente la Quinoa con los dedos hasta que la hoja de nori esté cubierta, dejando 2 1/2 cms. (1 pulgada) sin cubrir con la Quinoa, hacia el borde final, ya que servirá para sellar el sushi.

Colocar el primer relleno escogido, que en nuestro caso fue el atún desmenuzado hasta convertirlo en una pasta. Hacer una línea a lo largo de la Quinoa en el lado que está más cerca de uds. Luego colocar el siguiente relleno, nuevamente, en el caso nuestro fueron las zanahorias. Seguir con el pepino, justo al lado de las zanahorias. Por último, ponerle el aguacate o avocado (palta) encima de la pasta de atún. Si les gusta el sabor del wasabi, prueben ponerlo antes del aguacate,  haciendo una línea encima de la pasta de atún y luego coloquen el aguacate como les dije, les resaltará mucho más el sabor, pero deben recordar que el wasabi es picante. Sean creativos, pueden poner cualquiera de las sugerencias que les dí o las de su preferencia. Si van a trabajar con el pescado fresco, deben  cortarlo en tiras largas,  no mas de 2 cms de ancho. Si quieren hacerlo con el pollo ya cocinado, pueden cortarlo también en tiras o desmecharlo y mezclar con salsa teriyaki, les quedara fabuloso, se los aseguro. Otra manera es tempurizando el pescado fresco o los camarones. Les daré las recetas de la salsa teriyaki y de la mezcla para tempurizar en otro momento.

Ahora llego el momento del enrollado, pero para que entiendan mejor el procedimiento, les sugiero que vean el vídeo. Levantar la esterilla de bambú, del lado que está más cerca de uds. y empiecen a enrollar lenta y firmemente la hoja de nori, separando al mismo tiempo la esterilla de bambú de la parte enrollada. Cuando lleguen al final, humedezcan el borde de la hoja de nori y presionen un poco para sellar  al rollo.

Para cortar el rollo, humedezcan un cuchillo (puede ser de sierra fina) y corten en pequeñas ruedas o simplemente por la mitad.

PhotoFusion (36)

TIPS IMPORTANTES:

– Recuerden forrar su esterilla, esto les permitirá no solamente limpiarla mejor sino que es más fácil para el enrollado.

– La hoja de nori debe tener el lado liso arriba para permitir sellar al final

– Por la consistencia pegajosa de la Quinoa y cuando empiecen a colocarla encima de la hoja de nori y de la esterilla, deben humedecerse las manos a cada momento, por lo que deben de tener cerca un pequeño bol con agua fría para esto. No traten de limpiarse las manos con papel de cocina porque pueden traerles problemas al pegarseles el papel a las manos, mejor háganlo con una toallita o pañito de cocina limpio.

– A la hora de cortarlos, es muy importante humedecer el cuchillo cada vez que vayan hacer un corte.

QUINOA TEMAKISUSHI:

Esta es mi versión para este tipo de sushi.

Ingredientes: 

Trabajen por favor con la misma lista de ingredientes que usamos para los sushi roll, la diferencia entre los sushi roll y los temakisushi es la manera en que se enrollan y presentan.

Yo utilicé para rellenar estos conos, salmón ahumado, surimi (sucedáneo de cangrejo), shiitake champiñones (un tipo de champiñon japonés), pepino, zanahoria y aguacate o avocado (palta)

Los conos son muy sencillos de hacer. Deben cortar la hoja de nori por la mitad, en un corte longitudinal. Asegúrense de tener las manos bien secas cuando empiecen a cortar las hojas de nori, para no dañarlas. Con cada mitad de  hoja se hace un cono. Vean el vídeo de cómo deben hacerlos. Si tienen previsto servirlos en una reunión, pueden hacer los conos solos sin relleno hasta con una hora de anticipación y dejándolos en un sitio seco.

https://www.youtube.com/watch?v=MMrPesEkznQ

Una vez listos los conos, tome uno, colóquele dos cucharaditas de Quinoa, presionen un poco y continúen con el siguiente ingrediente que tengan previsto; en mi caso puse el salmón ahumado, luego los champiñones shiitake, el surimi, pepino y la zanahoria, terminando con el aguacate o avocado (palta). Todo debe ser cortado muy fino para permitir que queden bien adentro y sin problemas. Si consideran que necesitan más Quinoa, pueden ponerle otra cucharadita. También lo pueden hacer de un solo ingrediente pero es mucho más rico con la variedad de sabores. Sírvanlo con la salsa de soya ligera, wasabi y jengibre dulce encurtido.

Disfrútenlos!

IMG_2555

Para celebrar la semana del amor, voy a dejarle esta canción, ¿a qué chica no le gustaría una celebración de compromiso como esta? Me encanta la canción pero más me gusta con el vídeo. Marry You, Bruno Mars, 2011