Quinoa a la griega

Quinoa a la griega

En la búsqueda de recetas fáciles de elaborar para que se animen y aventuren en el mundo de la cocina, conseguí en internet esta receta de Omelette griega con Quinoa, queso feta y tzatziki.

La palabra omelette me trae el recuerdo de mi nieto mayor, cuyo nombre es Osmel Eduardo y entre tanto sobrenombres le decíamos Omelet por lo parecido a su nombre y por sus cachetes esponjosos que lucía en aquella época (ahora es un hermoso y espigado muchacho universitario).

La cocina griega tiene todo lo beneficioso de la Dieta Mediterránea, la cual ha sido nombrada Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, por ser una cocina de generación a generación, basada en un forma de vida, cuya denominación viene del griego antiguo “diaita” y del mediterráneo,  propio de los pueblos que habitan en las tierras que rodean el mar “y que influye en actividades como la cosecha,  recolección, pesca, conservación, transformación, preparación, cocina, y especialmente en la alimentación”

Ahora a la receta… La experiencia con ella es que aparte de lo delicioso del plato, nos sentimos bien por estar comiendo sano. Las cantidades están para dos personas como plato principal y las raciones me parecieron exageradamente grandes, pero entre gustos y colores…

OMELETTE GRIEGA CON QUINOA, QUESO FETA Y TZATZIKI:

Tomada la receta de internet.

Ingredientes para el Tzatziki: 

El tzatziki es una rica salsa a base de yogurt, pepino y especies. Conocida también en la India como raita, esta salsa puede estar en la nevera por más de una semana sin alterarse sus propiedades. La que aquí les publico está muy bien de sabor.

phonto (9)

1 taza (250 ml) de yogurt griego natural (o cualquier yogurt firme natural)

1/4 de pepino, pelado, sin semillas y cortado en pequeños cubos (los pepinos acá son sumamente grandes en comparación a los nuestros, por lo que les recomiendo calcular el equivalente a medio pepino de los que conocemos habitualmente, más o menos de 7 a 8 cms).

1 diente de ajo, rallado o molido finamente

1/2 cucharadita de vinagre de vino blanco

1/2 cucharadita de eneldo deshidratado

1 cucharadita de orégano seco

1 cucharada de jugo de limón fresco

1 cucharada de aceite de oliva extra virgen

Ingredientes para la Omelette con Quinoa y queso feta:

phonto (10)

1 taza (250 ml) de Quinoa ya cocinada

6 huevos grandes

1/4 taza (60 ml) de leche

2 cucharadas de mantequilla, separadas

1 taza (250 ml) de espinacas frescas, cortadas

1/2 taza (125 ml) de aceitunas kalamata deshuesadas y cortadas por la mitad. Pueden usar aceitunas negras deshuesadas

1/4 taza (60 ml) de pimentón rojo asado, picado a cuadros o en tiras. Es el equivalente a un pimentón fresco asado

1/4 taza (60 ml) de tomates seco envasado en aceite + 1 cucharada del aceite del tomate

2 dientes de ajo, molidos o rallados

1 cucharadita de orégano seco

100 grs de queso feta en migas. Les recomiendo separar en dos partes de 50 grs porque son dos las omelettes a preparar

Sal y pimienta al gusto

Para la presentación del plato:

1/4 taza (60 ml) de piñones tostados

Tomates uvas frescos

1 aguacate rebanado

Preparación:

Para el Tzatziki:

Mezcla el yogurt griego con el pepino en cubos, ajo, vinagre de vino blanco, eneldo, orégano, jugo de limón, aceite de oliva, sal y pimienta. Dejar reposar en la nevera al menos por 30 minutos antes de servir para hacer que los sabores se asienten.

Para la Omelette con Quinoa y feta:

Preparar la Quinoa. Para una taza (250 ml) de Quinoa cocinada, se deben de utilizar 1/3 taza (80 ml) de Quinoa y 2/3 taza (160 ml) de agua. Enjuagar la Quinoa y colocarla junto con el agua en una olla pequeña con tapa. Cocinar a fuego medio-bajo por 10 minutos tapada. Luego apagar el fuego y dejar reposar por otros 10 minutos. Pasado este tiempo, separar los granos con un tenedor para airear la Quinoa.

Una vez reposada la Quinoa, colocarla en un bol grande, añadirle las espinacas cortadas, aceitunas, pimentón rojo asado, tomates secos, ajo y orégano. Luego mezclar bien con el aceite de los tomates secos, sal y pimienta. Ya preparada la ensalada, deben separarla en dos partes porque son dos las omelettes que deben rellenar con esta ensalada. Dejar a un lado y proceder a la preparación de las omelettes.

En un bol, mezclar con un tenedor, los huevos y la leche con una pizca de sal y pimienta. Cuando la mezcla de los huevos está bien revuelta, calentar una sartén de aproximadamente 20 a 25 cms a fuego bajo, colocándole una cucharada de mantequilla (más o menos 2 minutos).  Mover la sartén para que se derrita uniformemente y cubra toda la superficie.  Verter la mitad de la mezcla de los huevos y dejarla por unos 10 a 20 segundos.  Inclinar la sartén para que el huevo liquido tome su lugar y con una espátula a prueba de calor, mover gentilmente para evitar que se pegue a los bordes y sea más fácil sacar la omelette. Repetir el proceso hasta que ya no haya líquido que se mueva. Cubrir con un poco del queso feta en migas. Una vez que esta cocinada la omelette, llevarla del sartén al plato donde se va a servir.

Inmediatamente colocar el resto del queso feta disponible para esta omelette (son dos omelette que deben hacer, por lo tanto deben de distribuir la cantidad de queso para las dos) añadirle la ensalada de Quinoa y la mitad de los piñones. Doblarla y mantenerla caliente mientras se hace la otra omelette.

Una vez que las dos omelettes están terminadas de cocinar y rellenas con la Quinoa, la cubren con el Tzatziki, los tomates uvas cortados y un toque de orégano y pimienta.

Servirla con el aguacate rebanado… disfrútenlo! vale la pena hacerla!

Tips:

– No usé sal ni para el Tzatziki ni para la ensalada de Quinoa. Si le puse un toque a los huevos, porque un huevo sin sal…

– Al Tzatziki le añadí comino porque me encanta esta especie como queda con esto. Personalmente me parece mucho ajo para una taza de yogurt, sólo lo digo de referencia porque hay personas que cuando lo he preparado con menos ajo me dicen que le gusta más fuerte.

– Pueden usar cualquier tipo de queso, el queso feta tiene su encanto y sabor, pero si lo que tienen o consiguen es mozarella, bienvenido sea!

PENSAMIENTO PARA HOY:

“El hombre es la cabeza, pero la mujer es el cuello y el cuello puede girar la cabeza en la dirección que quiera” Esta frase es dicha por la mamá de Tula (Nia Vardalos), la protagonista de Mi Gran Boda Griega

La música de hoy es dedicada con mucho cariño a Demis Rousso, quien muere a los 68 años el pasado 25 de Enero. Este tema fue interpretado en Moscú el 24.11.2012 y me gustó como juegan con la pantalla donde aparece Mr. Rousso joven, cantándola. Con uds. Goodbye My Love, 1973

Anuncios
Porque la sal no es la base del adobo…

Porque la sal no es la base del adobo…

Esta frase viene de un comercial muy viejo para un aderezo industrial.  Es un eslogan simple y que permite grabarse esto de por vida. Así como el azúcar tiene muchas contraindicaciones en nuestra dieta diaria, la sal también tiene lo suyo.

La sal está compuesta de cloruro de sodio. Este componente de sodio es el que debe ser reducido. Nuestro consumo promedio de sal es generalmente estimado en dos o tres veces más que el recomendable. Si nos proponemos recortar un tercio de la sal que consumimos en la actualidad, esto nos ayudará a prevenir la alta presión sanguínea.

Mis hijas tienen tiempo alejadas de la sal, son capaces de comer los huevos sin sal (recuerdo el dicho que reza: eres mas desabrido que un huevo sin sal) y las ensaladas sin aderezo.  Mi hija mayor siempre me dice: cuando dejas de comer con sal es cuando realmente descubres el verdadero sabor de la comida, que tal?  En una oportunidad, mi hija que vive en Australia me dejo saber esto: Mami, no comas con tanta sal, se lo que te pasa, después de ciertas edades, así como los músculos se atrofian y se vuelven flácidos, el sentido del gusto también se va perdiendo con los años y de allí la necesidad de aderezar o salar más las comidas, aprende a comer con poca sal, después te parecerá más rico porque vas descubriendo el verdadero sabor  de cada alimento. Así que hoy en día, estoy igualada a Colón (el descubridor de América) y empiezo a descubrir el verdadero sabor de los vegetales, los huevos, los panes, todos en su verdadera esencia, es decir, sin añadirle ningún otro sabor… empiezo a saborear el sabor!

Para que tengamos una idea del alto consumo de sal diario, les explico: muy pequeña es la cantidad de sal que es esencial en nuestra vida. Los verdaderos requerimientos fisiológicos son de 0.5 gramos, los cuales pueden ser satisfecho con la sal natural que contienen los alimentos frescos. La sal que añadimos en casa a los alimentos suma del 15 al 20% de todo el consumo de sodio. En cambio, la sal que proviene de los alimentos comerciales, se estima en alrededor del 75% del total, esta es la verdadera culpable de los problemas de exceso.

En promedio, consumimos  8-12 grs. de sal, equivalentes a 3200-4800 mg de sodio. Nuestro requerimiento es de 0.5 grs. de sal equivalentes a 200 mg de sodio. La recomendación médica en general es de 2.3-6 grs. de sal y 920-2300 mg de sodio, no más de esto. Los alimentos bajos en sal son: vegetales frescos, secos, congelados y los enlatados sin sal; frutas frescas, congeladas, seca, enlatadas, jugos de fruta; harina, fécula de maíz; los granos cocidos sin sal como el arroz, cebada, mijo, trigo sarraceno, semolina, polenta, pastas; las legumbres cocidas sin sal, enlatadas o no. Entre los alimentos altos en sal tenemos: pan, galletas craker, mantequilla y margarina, carnes frías, paté, salchichas, sopas enlatadas, sopas de paquete, quesos duros como el cheddar (uyyyyy) Edam, brie, parmesano, cubitos de caldo, consomé en polvo, gravy en polvo, extracto de levadura, extracto de carne, anchoas, caviar, aceitunas, alcaparras, salsa de soya, tocino, jamón, salami, corned beef, ablandadores de carne, sazonadores de carne, la sal de mesa, de cocina e inclusive la sal marina (alto contenido de sodio).

Como una última recomendación, debemos evitar la trampa de sustituir la sal con salsas y condimentos para sazonar. La mayoría de las salsas, sazonadores, pickles, chutney, aderezos y mayonesa son altos en sal y ayudarán a seguir su gusto por los alimentos salados.

PENSAMIENTO SALADO PARA HOY:

Tomado del refranero popular “De los olores el pan, de los sabores la sal”

Y para sentirnos bien, un lindo tema, The Sound of Silence, 1964, de Paul Simon, cantada a duo por Simon & Garfunkel. El tema fue escrito despues del asesinato de John F. Kenedy y fue utilizado en las películas The Graduate, Watchmen, Bobby (documental sobre Robert Kenedy).

https://www.youtube.com/watch?v=jp2F4hbLjHM

Vacaciones Con Quinoa!

Vacaciones Con Quinoa!

… y pasó la Navidad! Siempre me gustó la Navidad, lo que representa, el reunirse con la familia y los amigos, compartir mesa y anécdotas, dar y recibir, emociones a flor de piel, dar rienda suelta a las lágrimas viendo tantas películas emotivas y canciones que nos inspiran a ser mejor persona… en definitiva: Yo amo la Navidad!  A lo largo de mi vida he tenido buenas y no tan buenas navidades, me ha tocado trabajar en estas fechas y la verdad que la experiencia no ha sido muy satisfactoria, el cansancio que queda no te permite exteriorizar el sentimiento que te aflora, se te bloquean las emociones y lo único en que piensas es en dormir… pero también he vivido pequeños milagritos de Navidad, como recientemente el recibir la visita de una persona querida en nuestra familia, que tuvo que vivir y sobrevivir a los obstáculos para llegar y estar a tiempo para compartir nuestra mesa en esta navidades.  Por lo demás, viviendo en estas latitudes, sentimos más la añoranza de la familia en el terruño, queriendo ver a mis padres, hermanos y sobrinos, todos reunidos alrededor del arbolito de nuevo, esperando las 12 de la noche para abrir los regalos, eso no tiene precio!…Yo vengo de una familia numerosa, somos 7 hermanos, 13 sobrinos y ahora tengo 5 nietos, somos suficiente para hacer bulla, cuando colocábamos los regalos en el arbolito, esto se llevaba casi que la mitad del salón, y teníamos que empezar temprano con la entrega porque si no, llegaba la madrugada y los niños querían dormir y estaban cansado por lo largo que resultaba esto… en fin, nostalgia total!

Como les decía, en esta época de película emotivas, de ver año tras año las clásicas películas, tengo una reciente que se ha convertido en mi favorita para esta fecha: Love Actually ( para Hispanoamérica se tradujo como Realmente Amor), estrenada en el 2003, es una novela romántica, protagonizada entre otros por los buenmosazos de Hugh Grant, Colin Firth, Liam Neeson, con un tema musical del año 1967 y adaptada para esta película, Love Is All Around, que me cautiva… Cuando vivía en Venezuela, en Navidad solíamos escuchar la música tradicional para estas fechas, los aguinaldos o villancicos, casi siempre interpretados por coros de niños y a la vez, una música tradicional nuestra, alegre y bullanguera, conocida como Gaitas. Todos los años, a partir del mes de Octubre, esperábamos la gaita del año, que generalmente era de protesta y reflejaba la situación del momento en forma jocosa, tiempos felices sin duda… Pero también escuchaba las clásicas canciones foráneas de toda la vida, Noche de Paz, Jingle Bell, Let it Snow y la que para mí es la mejor de todas: Happy Xmas (War Is Over) de John Lennon, el vídeo es sumamente fuerte y tan real que deprime hasta el más pintado como diríamos en criollo, así que por respeto a todos, no lo publico porque no es la idea de este blog ponernos tristes. Si no podemos cambiar el mundo, por lo menos no lo dañemos, no contribuyamos al odio y el resentimiento, seamos felices, es gratis!

Y regresando de las cortas vacaciones, donde me tomé  un pequeño descansito de todo lo que tenía que ver con mi “compu grande” y  dedicándome a estar en familia, viendo películas escogidas por el mayor de mis nietos (les recomiendo la de Robot & Frank, sin desperdicio), disfrutando de lo que eso significa, pero… primero es lo primero y estuve buscando y rebuscando una receta para festejar Con Quinoa las fechas navideñas, encontrando una, lo más parecida a la receta tradicional nuestra, la Hallaca, una preparación a base de harina de maíz, rellena con diferentes carnes, aceitunas, alcaparras, pasas, pimentón, tocino y huevo, que se cocina envuelta en una hoja de plátano y amarrada de manera particular, como si fuera un paquete. Nuestra tradición decembrina, nos invita a prepararla en familia, otro motivo para reunirse y compartir y forma parte de nuestro plato típico navideño. Esta receta la vi prepararla en un programa de televisión acá, por un chef peruano, la receta son unos Tamales de Quinoa. Esperé a que publicarán la receta y encontré otras tantas porque es sumamente tradicional los tamales peruanos, así que me animé y aquí se las ofrezco en mi versión.  Tomé recetas de uno y otro sitio y produje la mía, así que las cantidades son un tanto al ojo por ciento, discúlpenme la improvisación, tendría que prepararlos de nuevo para tener las cantidades exactas, pero no por ahora porque tiempo no tenemos…

TAMALES DE QUINOA Y POLLO y TAMALES  DE QUINOA CON QUESO:

1 1/2 taza de Quinoa previamente lavada. Esto permite que la cocción sea más rápida, es decir que el grano se abra más fácilmente.

3 tazas de agua

1 cucharadita de colorante amarillo. Si tienen onoto preparado en aceite, es perfecto para usar en esta receta porque le resaltaría el sabor.

1 pechuga de pollo grande cocida

18 aceitunas rellenas

2 huevos hervidos

1 manojo de cilantro fresco

2 dientes de ajo

Aceite de oliva

Sal marina

200 grs. de queso blanco firme. Yo usé halloumi que es lo más parecido al queso blanco duro venezolano

Ají dulce. Yo usé 60 grs de ají dulce seco y lo puse a hidratarse junto con la cocción de la Quinoa

Hojas de maíz para hacer tamales o lo ideal serían hojas de platano.

Preparación:

Esta receta comienza la noche anterior cuando se debe poner a remojar en agua las hojas de maíz. Esto es importante porque estas hojas se consiguen secas y debemos hidratarlas para poder manipularlas y hacer los tamales. Deben de cubrir todas las hojas con el agua.

IMG_2139

Al día siguiente, preparar la Quinoa. Lavar la Quinoa muy bien y ponerla a cocinar a fuego medio. Si están usando ají seco, deben de ponerlo a cocinar junto con la Quinoa. Para la cantidad de Quinoa a cocinar, el tiempo total fueron 20 minutos, entre los 10 minutos de la cocción y 10 minutos que deje reposando una vez cocinada. Pasado estos 20 minutos, deben separar la Quinoa con un tenedor para que este esponjosa.

Si van a usar el preparado de aceite y onoto este es el momento de ponerlo a la Quinoa, es decir cuando ya esté cocinada.

IMG_2140

Preparar una salsa con el cilantro, el ajo, el aceite de oliva y la sal marina, que se deberá mezclar también con la Quinoa cocinada.

IMG_2141

Trocear la pechuga de pollo. Yo lo corte para 18 tamales.

Cortar los huevos cocidos. Yo utilicé huevos grandes y las rebanadas más grande las corté en dos para que me rindiera mejor.

    IMG_2142

Cortar el queso en trozos largos como cuando hacemos tequeños. Yo hice solamente 12 de queso.

Ahora viene el proceso del ensamblaje. Tomar cada hoja de maíz y colocarle una cucharada de la mezcla de la Quinoa con la salsa de cilantro. Realmente la cantidad de mezcla dependerá del tamaño de la hoja, si la hoja es muy chica (como era en mi caso) solo pondrán una cuchara sopera y quedarán pequeñas como las hallaquitas de pasapalos que acostumbrábamos a comer.  Hay que presionar un poco la mezcla, dándole forma hueca y se le colocan el pollo, aceituna y el huevo, luego se cierra y se amarra para que no se suelte en la cocción.  Aun cuando la cocinamos al vapor, si no están amarraditas arriba y al centro, se corre el riesgo de que se suelte el tamal porque no hay nada que amalgame la mezcla, solo cuando esta fría es que se compacta.

Cocinar al vapor por 15 minutos.

 IMG_2155

Y listo… a disfrutarlas! Vale la pena porque son bien ricas y fáciles de hacer.

FullSizeRender (23)               IMG_2144

En las páginas que leí, todos aconsejaban servirlas con cebolla cruda cortada en juliana y bien finas. Yo hice esto con las que comí en casa y me encantó pero a la familia en general, les gustó más sin la cebolla.

PENSAMIENTO PARA HOY:

“Una buena comida hace sentir más amor por el mundo que cualquier sermón” – Arthur Pendenys

Aquí les dejo esta canción del año 1967 que me encanta, me gusta la versión que se usó en la película Love Actually, 2003 donde cambiaron una palabra y una oración de la versión original para hacerla más navideña, pero no dejo de reconocer que esta versión cantada por Wet Wet Wet es una de las mejores. Con uds., Love Is All Around, 1994. También fue el tema de la película Four Weddings and a Funeral (Cuatro Bodas y un Funeral) otra de mis favoritas…

https://www.youtube.com/watch?v=h3gEkwhdXUE