Toma tu tomate!

Toma tu tomate!

IMG_3231

Esta expresión es bastante popular en mi país cuando nos referimos a la acción de devolver el golpe después de haber recibido una mala acción u ofensa. Es el equivalente a Toma tu merecido. Recuerdo a mis hijas cuando estaban pequeñas, decirle a sus amiguitos esta expresión añadiéndole una coletilla que casi siempre era: Toma tu tomate con pan y aguacate! La verdad que prefería oírlas decir esto a palabras más gruesas…

Los tomates fueron considerados en cierta época malsanos, después que fueron introducidos a Europa desde América Central de donde son originarios. España fue el primer país en incluir los tomates en su cocina, acto seguido, el resto de Europa los aceptó. Actualmente no hay mejor ensalada que la de tomates, preferiblemente espolvoreada con hojas de albahaca frescas, ya que esta planta tiene gran afinidad con el tomate.  Los italianos crearon la Ensalada Capresa, (una de mis favoritas, por lo simple y rápida de su preparación) añadiéndole rodajas de queso mozarella a la ensalada de tomate. Así como los platos preparados con espinacas se llaman “A la Florentina”, los platos llamados “A la Provenzal” son los que se elaboran con tomate.

Los tomates verdes que hayan alcanzado la madurez, se le llaman tomates “verdes maduros” y se pondrán rojo si lo guardan en bolsa de papel marrón o en una caja de cartón y maduraran más pronto si lo ponen cerca de un tomate rojo que exhale etileno, el gas al cual se debe el cambio de color. Los tomates que han sido cosechados verdes e inmaduros jamás enrojecerán y es preferible usarlos para preparar chutney y encurtidos de tomates verdes.

Muchas recetas piden tomates troceados, es decir pelados, sin semillas y picados. En el caso de los tomates peritas, suele ser muy fácil quitarles la piel pero los redondos es mejor colocarlos en agua hirviendo para poder pelarlos. Los tipo cerezos (tomates cherry) y los estriados, se comen con piel siempre, no vale la pena pelarlos. Yo recuerdo una oportunidad en que nos fuimos a la casa de mi jefe a cocinar y a mí me tocó preparar la ensalada, cuidadosamente pelé y le saqué las semillas a los tomates. La ensalada quedo rica pero luego vino mi jefa y me dijo: “Estaba muy buena la ensalada pero por favor, no vuelvas a pelar los tomates y quitarle las semillas para hacerla! La impresión es que tuviéramos comiendo tomates de laboratorio! Pierden todo lo natural en ese proceso…” Años más tarde, cuando hago ensaladas que lleven tomate, nunca los pelo!

Ahora les doy mi receta de Sopa de tomate o Salsa de tomate, depende con lo que lo vayan a servir, pues le añaden caldo o la dejan como salsa… sin desperdicio!

– 450 grs de tomates frescos. Pueden usar de lata, pero la idea es aprovechar la época en que los tomates están más baratos para preparar esta receta. La ventaja con el tomate es que los tenemos siempre en cualquier época del año porque los envasados son de muy buena calidad. Cuando hago la sopa o salsa con los de lata, siempre le añado una cucharadita de ketchup para bajarle la acidez.

– 30 grs de mantequilla o aceite de oliva

– 1 cucharadita de albahaca fresca picada o 1/2 cucharadita de albahaca seca

– 1/2 cucharadita de orégano seco o fresco

– 2 dientes de ajo cortados finos

– Sal y pimienta al gusto

Precalentar el horno a 200ºC.

Cortar los tomates en cuartos, colocarlos en una bandeja para hornear previamente rociada con un poquito de aceite de oliva. A los tomates colocarle el ajo, el orégano, la mantequilla, la sal y la pimienta. Cocinarlos al horno por 10 minutos. Pasado este tiempo, sacarlo del horno, esperar a que esté a temperatura ambiente, ponerlo en la licuadora o procesador, añadiéndole la albahaca fresca cortada… y listo! Si la van a usar como sopa, agréguenle a esta cantidad media taza de caldo de pollo (o el que tenga listo) y si quieren “rendir” más la sopa, previamente hiervan una papa grande en una y media taza de caldo y licuen junto con los tomates. Pueden añadirle crema de leche y les quedará una riquísima Crema de Tomate.

Si prefieren usarla como salsa para pasta, ñoqui o pizza, una vez licuado o procesados los tomates, se sirven. También es perfecta para cuando preparen carne, pollo o pescado asado.

PENSAMIENTO PARA HOY:

“Es difícil pensar en cualquier cosa menos en cosas agradables mientras se come un tomate de cosecha propia” – Lewis Grizzard

Musiquita de fin de semana, Día de la Madre en muchos países. Esta canción me ha estado dando vueltas en la cabeza en estos días, tarareándola todo el tiempo, así que me dije que la pondría hoy,  seguro me dejaba tranquila =D  Que bonito, 1996, Rosario Flores. Este es el vídeo que se grabo para la Gala de Música para mi Madre, junto con su hermana Lolita, ambas hijas de la Faraona, la siempre célebre Lola Flores.

Anuncios
Siete virtudes tiene la sopa…

Siete virtudes tiene la sopa…

Mafalda

“Siete virtudes tiene la sopa: es económica, el hambre quita, sed da poca, hace dormir, digerir, nunca enfada y pone la cara colorada”

Hay personas que no les gusta la sopa, como a nuestra queridísima Mafalda y a mi nieto mayor. A mí particularmente me gustan más los potajes, esas sopas espesas y gustosas, repletas de vegetales y de sabor, las agüitas las dejo para el té y las infusiones, si bien un consomé bien concentrado levanta no solo el ánimo sino hasta a un muerto como dice el refranero popular: “Sopa de pollo a los muertos resucita”. Pero si tenemos que hablar de Sopa de pollo que nutre, también mencionemos a la que nutre espiritualmente como la Sopa de pollo para el Alma, esa colección de historias de la vida real, que sirven de ejemplo y nos enriquecen como personas, recogidas y editadas por dos consejeros Jack Canfield y Mark Victor Hansen a lo largo de sus más de 25 años de profesión.

La receta de hoy es una Sopa de Quinoa con Pimentones Asados y Tomate. Lo hice tal cual la receta pero pienso que estaría mejor con más pimentón y menos tomate, ya que me sabia más a una salsa de tomate casera que a una Sopa con Pimentones. La presencia de la Quinoa en este plato es sólo como un agente espesante y nutriente para la sopa, de allí que entre el sabor de los tomates que sobresalían sobre cualquier otro y unos tímidos  pimentones, pues la Quinoa  pasó agachadita.

SOPA DE QUINOA CON PIMENTONES ASADOS Y TOMATE

“Ideal para ser hecha con pimentones rojos rostizados de los que se encuentran en la sección de encurtidos de los supermercados”

Tomado del Libro Quinoa The Everyday Superfood 365 de Patricia Green & Carolyn Hemming

Ingredientes:

PhotoFusion (27)

3 cucharadas (45 ml) de mantequilla

3/4 tazas (185 ml) de cebollas cortadas en cuadros

1 lata de 28 oz (796 ml) de tomates

1 taza (250 ml) de pimentones rojos asados cortados en cuadros. Equivale a mas o menos 2 pimentones

1/4 taza (60 ml) de albahaca cortada fina

2 cucharaditas (10 ml) de azúcar blanca o azúcar de caña

1/2 cucharadita (2 ml) de sal

2 tazas (500 ml) de caldo de pollo. Yo usé caldo de pollo casero pero pueden usar del concentrado

1/2 taza (125 ml) de harina de Quinoa

1 taza (250 ml) de “half and half cream”, se refiere a partes iguales de leche y crema, es decir media taza (125 ml) de leche y media taza (125 ml) de crema, mezcladas. Esto es opcional y yo no la usé.

Preparación:

Fundir la mantequilla en una olla mediana a fuego medio. Saltear la cebolla hasta que este suave y transparente, alrededor de 8 minutos. Añadir los tomates, los pimentones rojos asados  (¿Saben asar o rostizar pimentones? Es muy simple: lavar el pimentón, quitarle la tapa superior como cuando se hacen rellenos, eliminarle las semillas, ponerlo en una bandeja cubierta de papel de aluminio para evitar que se peguen los líquidos en la bandeja, bañarlo con aceite de oliva y meterlo al horno a 200º por mas o menos 20 – 25 minutos. Una vez listo, lo sabrán porque la piel se tuesta bastante, retirar la bandeja del horno e inmediatamente colocar el pimentón en una bolsa plástica y cerrar. Esperar que se enfríe y luego sacarlo de la bolsa y quitarle la piel, es realmente muy fácil de hacer), la albahaca, el azúcar y la sal.

Mezclar el caldo de pollo con la harina de Quinoa en un bol mediano. Lentamente añadirlo a la mezcla de los tomates teniendo cuidado de no hacer grumo. Llevar a ebullición, bajar la temperatura y cocinar a fuego lento durante 5 minutos.

Retirar del fuego y licuar en dos partes cuando se haya reposado un poco.

Volver a colocar la sopa a calentar lentamente, añadirle la crema (si la están usando) y servir inmediatamente.

PhotoFusion (26)

PENSAMIENTO PARA HOY:

“No te quemes la boca por comer pronto la sopa” – Refranero Popular

Y si de música buena se trata, les dejo este tema que me envió mi querida sobrina, una versión de Penny Lane, canción compuesta por Lennon & McCartney, presentado en ritmo de Merengue Venezolano por la banda Pepperland, agrupación venezolana que versiona las canciones de The Beatles… encantador!

… y aquí estamos nosotros en Liverpool, cuando por fín encontramos la calle de Penny Lane!

yo y penny lane