Pescado ConQuinoa Mornay

Pescado ConQuinoa Mornay

PhotoFusion110

En días pasados, una amiga me dio una receta de lo más original (o a mí me lo pareció). Se trataba de una receta para comer unos filetes de pescado que habíamos comprado juntas y yo me estaba preguntando como prepararlos. Ella me dio en ese momento su receta estrella para el pescado: picar cebolla y pimentón en cuadritos, mientras más pequeños mejor porque era “más elegante”; añadirle perejil picadito (esto es opcional, pero como dice mi mami, toda comida sabe mejor si lleva perejil), y aquí vienen los dos ingredientes que me agarraron por sorpresa: queso parmesano y mayonesa! Yo nunca había “cocinado” la mayonesa lo confieso, recalentado si, pero cocinado…hummm no, creo que no. Pero como me encanta conocer recetas y sabores nuevos, preparé esta receta y resulto que era bien rica y taaan fácil que todavía no salgo del asombro… Para terminarles la receta, deben mezclar todos los ingredientes en un pequeño bol y cubrir el pescado con la mezcla, lo llevan al horno a 200ºC por 8 – 10 minutos y listo! La mayonesa permite que quede ligero y suave, los vegetales crudos le da una textura crujiente y el queso le da el color dorado, así sin más, no le añadí ni sal ni pimienta y estaba perfecto. Sí se animan a prepararla, no veo como les pudiera quedar mal, así que…

Y como había comprado nuevamente pescado (tengo cerca una muy buena pescadería), se me ocurrió hacerlo con la salsa Mornay. Yo en Venezuela hacía muchas veces esta salsa para el pescado porque es muy rica y a pesar de que algunos en el medio dicen que no se le debe poner queso a las salsas que se comen con el pescado, pues esta es con queso! El origen de esta salsa es desconocido hasta ahora, pero se presume que es una salsa francesa. Esto me recuerda que quien me habló por primera vez de la Mornay (suena a chisme 😉 ) fue un amigo de la familia, un chef francés que estaba muy de moda en Caracas. Yo tenía un evento y le pregunté por alguna receta fácil y rápida para servir pescado y me mencionó ésta, pero cuando le dije: ¿Lleva queso? Se supone que no se debe mezclar estos sabores (pescado+queso), y él me contesto en su coloquial acento francés: Olvidate! Eso es un cuento italiano!  A partir de ese momento, le pongo queso al pescado cada vez que se me antoja y resulta muy rico…

Preparando esta receta, me di cuenta que había calculado mal las cantidades de la salsa. Yo iba a preparar solamente dos filetes e hice salsa para cuatro! Lo bueno fue que me quedo y al día siguiente fue un buen día de sobras, tenía algo de arroz, le añadí una lata de atún, un poquito de camarones que me habían quedado de una ensalada, corte una cebolla y la sofreí para que estuviese suave, mezcle todo esto junto con los restos de la salsa y lo hornee por 15 minutos a 200ºC para que dorara… Quedó de un bueno!

PhotoFusion107

PESCADO CON QUINOA MORNAY

Ingredientes:

PhotoFusion108

2 filetes de pescado sin piel y sin espinas. Yo usé Haddock cuya traducción en español es Eglefino (no conocía antes algún pescado con ese nombre porque es de agua fría y en Venezuela consumíamos los de aguas templadas). Es un pescado de carne firme, puede prepararse rebozado o con alguna salsa para pescado. La carne es parecida a la del bacalao pero menos fuerte el sabor.

1 taza de ajo porro o puerros cortados en ruedas

1 cucharada de aceite de coco (puede ser mantequilla)

2 tazas de leche

1/4 taza de harina de Quinoa

2 cucharadas de mantequilla

1 cucharadita de sal

1 cucharadita de pimienta

1 cucharadita de pimienta de cayena. Esto es opcional porque me gusta el sabor que le da esta pimienta a los platos elaborados con Quinoa

1 taza de queso rallado tipo cheddar. Yo usé queso emental rallado porque era el que tenía, pero pueden usar cualquier tipo de queso que funda bien.

Preparación:

Precalentar el horno a 180ºC.

En un molde para hornear (preferiblemente tipo refractario) colocar los filetes y dejar a un lado.

En un sartén mediano, colocar el aceite de coco y llevarlo al fuego medio. Añadir el ajo porro y saltearlo por 8 minutos aproximadamente. Retirar del fuego y reservarlo.

Preparar la salsa de Quinoa Mornay. Poner en una olla mediana, las dos cucharadas (30 ml) de mantequilla, leche, harina de Quinoa, sal y pimienta, dejando la pimienta de cayena para el final, espolvoreándola en el tope. Cocinar a fuego medio-alto, revolviendo frecuentemente hasta que espese, alrededor de 5 minutos. Retirar del fuego.

Añadir a la salsa (fuera del fuego) los ajo porros salteados y el queso, reservando 1/4 de la taza de queso para el tope, al final. Mezclar bien y cubrir los filetes de pescado. Colocar el queso restante y la pimienta de cayena.

Llevar al horno por 15 minutos. Si utilizan unos filetes delgados, no deben hornear más de 10 minutos.

Lo ideal es servirlo con un puré de papas y guisantes verdes. Si lo prefieren pueden también servirlo con arroz amarillo.

PhotoFusion109

PENSAMIENTO PARA HOY:

“He aprendido a no ridiculizar la opinión de nadie por extraña que me pueda parecer” – Sir Arthur Conan Doyle

Oyendo música en estos días, me apareció esta, la versión de Pretty Woman,1964, escrita y cantada por Roy Orbison. Esta canción pegajosita ella, está en el puesto 222 de las 500 mejores canciones de todos los tiempos. Fue escogida como tema para la película de igual nombre (traducida al español como Mujer Bonita, 1990) protagonizada por mi artista favorito, Richard Gere y Julia Robert. Para uds… Pretty Woman

Sopa de Quinoa y batatas

Sopa de Quinoa y batatas

Zó-zó-pita!! Zó-zó-pita!! Zó-zó-pita!! para recordar al Guille que todos tenemos dentro… Si bien yo no soy tan fan de las sopas como el mencionado pequeñín, me gusta de vez en cuando tomarme una rica, espesa, aromática y diferente sopa,  de esas que te reconcilian con la vida.

Estando en invierno, donde la comida no mantiene una buena temperatura al ser servida, lo frío se vuelve más frío y lo caliente termina siendo tibio, servir cacerolas, estofados, cremas y sopas es lo que se recomienda, para consentir al cuerpo cuando nos pide algo caliente “para calentar las tripitas pues…” y en esa búsqueda de recetas hechas con Quinoa apareció esta Sopa de Quinoa  y batatas  que es una delicia. Mantiene una consistencia muy buena y muy nutritiva gracias a la Quinoa y la noble batata. Lo que no me cansaré de decirles: los platos cocinados con Quinoa saben mejor al día siguiente! Esto es un bono porque les permite tenerlos listos con anticipación cuando queremos compartir con los amigos.

Cuando mis hijas estaban pequeñas, yo acostumbraba a tomar un día del fin de semana para cocinar toda la comida de la semana, ya que trabajaba y estudiaba y no llegaba a casa temprano para ocuparme de estos menesteres. Un día, mí muy querida amiga y vecina  me propuso que cocinara para ella y su esposo el mismo menú que yo hacía para mi familia y se lo vendiera; me pareció una excelente idea ya que no me iba ocupar más tiempo de que tenía establecido en mi rutina; esto sirvió para animarme y comenzar mi lucrativo negocio. Luego, esta misma amiga la ofreció en su trabajo e inclusive me propuso que le preparara lo que comerían en su oficina cuando tenían reuniones o cursos y allí si que comenzó el negocio más seriamente, naciendo Mary Ragot, la haute cuisine de la maisonSiempre hay mercado para todo lo queramos hacer! 

Ahora hablaremos un poco de nuestro vegetal invitado de hoy: la batata, camote o boniato. Encontré ésta lista de las propiedades nutricionales de esta raíz:

  • Apenas supera las 100 calorías por cada 100 gramos.
  • Es rica en fibra.
  • Tiene casi el 10% de la cantidad de hierro recomendada a diario.
  • Una ración de 50 gramos tiene los suficientes beta-carotenos para un par de días.
  • Rica en potasio.
  • Cantidades discretas de vitamina C y Zinc.
  • 100 gramos de producto (sin aceite y asado) tiene la mitad de la vitamina E necesaria para un solo día.

¿Díganme si no es una maravilla el preparar esta Sopa de Quinoa y batata? Fácil, pocos ingredientes, rica y súper nutritiva…¿qué más se puede pedir a un plato?

La variedad de esta raíz es de más de 400 tipos y las que más comúnmente se conocen son las de piel color rojo, rosado o blanco, de textura suave y aterciopelada.

PhotoFusion (40)

Y volviendo a la Sopa, esta ricura la pueden conservar en la nevera hasta una semana, eso sí, sin añadirle el yogurt que siempre deben ponerlo al servirla.

SOPA DE QUINOA Y BATATAS:

Tomado del Libro Quinoa The Everyday Superfood 365 de Patricia Green y Carolyn Hemming

Ingredientes:

PhotoFusion (39)

2 batatas grandes

2 cucharadas (30 ml) de agua

1/2 taza (125 ml) de cebolla cortada

1/2 taza (125 ml) de Quinoa

3 tazas (750 ml) de consomé o caldo vegetariano

1 taza (250 ml) de leche de coco

1/4 cucharadita (1 ml) de pimienta de cayena

1/4 cucharadita (1 ml) de ají en polvo. Yo usé las semillas de ají, las que venden en envases ya secas y que son bien gustosas.

1/4 taza (60 ml) de yogurt. Opcional

Preparación:

Lavar y pelar las batatas, cortarlas en cubos de 2 a 3 pulgadas (5 a 7.5 cms). Hervir por 5 a 6 minutos, hasta que quede suave pero no blanda. Yo la dejé al dente.

Colocar las dos cucharadas de agua y la cebolla en una olla grande y cocinar a media llama hasta que la cebolla este suave, alrededor de 7 minutos (todo depende de cómo sea su cocina, a mí me llevo 4 minutos este proceso). Enjuagar la Quinoa hasta que el agua salga transparente y añadirla junto con el caldo de vegetales a la cebollas y dejar hervir. Reducir la llama en lo que empiece a hervir y cocinar por 15 minutos, hasta que la Quinoa esté bien cocida.

Añadir la batata a la olla y apagar el fuego. Utilizar un procesador de alimentos para convertir en puré o esperar a que la sopa esté a temperatura ambiente antes de licuar en dos tandas. Colocar de nuevo en la olla y calentar lentamente a temperatura baja, añadiendo la pimienta y el aji. Servir en un bol y colocar en el tope una cucharada del yogurt (si lo están usando). Esperé como 5 minutos a que amalgamaran los sabores en el fuego, apagué y serví colocándole una cucharada de yogurt y pimienta de cayena espolvoreada en el tope.

PhotoFusion (38)

PENSAMIENTO PARA HOY:

“Quien comparte su comida, no pasa solo la vida” – Anónimo 

Una de mis canciones favoritas de Franco de Vita, mi siempre bienmandado Franco, ¿Donde está el Amor? del Album Stop, grabado en el 2003-2004. Este CD me lo envió mi hija cuando estábamos recién llegados a estos lares y no paraba de llorar con esta canción… “Que no me falte la memoria pa’ contar lo visto y lo que estamos viendo ahora, ni garganta si es que tengo que gritar, y que la libertad no venga en sueños. Ay, que no me falte el aire cuando tenga que volver, que no me arranquen de raíz que sólo se nace una vez…”