Estofado de Quinoa, pollo y vegetales

Estofado de Quinoa, pollo y vegetales

“Cocinar es contar historias…”

Así es como yo siento, a veces me he preguntado de donde me viene estas ganas de escribir para compartir recetas y la respuesta es siempre la misma: de cocinar!  Como ya les he contado anteriormente, crecí en un ambiente donde mi mami pasaba absolutamente todo el día metida en la cocina, cocinando y creando, ella es sumamente inventora en ese lugar llamado cocina… Recuerdo una temporada en que le dio por preparar licores de manera artesanal, una alquimista mezclando su caña blanca con los sabores de frutas que conseguía en el mercado: le quedaban de un bueno! lo hacía con tanto amor… como todo lo que prepara con sus manos! Esas bebidas espirituosas (ese nombre era el que a ella más le atraía porque le sonaba que era “más sano”) nos los obsequiaba después de comer, como digestivos que funcionaban muy bien… la verdad, es que no sé si era por el amor que le ponía o porque había leído tanto sobre el tema con los libros que le regalábamos nosotros, su inmensa prole, quienes la apoyábamos en su creatividad. Yo creo que en estos momentos, a sus casi 90 años, se está dedicando solo a cocinar lo necesarios para ella y mi papi, claro está, que cuando cualquiera de nosotros va de visita, pues allí se vuelve a lucir con sus creaciones. Por cierto que hay una anécdota reciente que me contó mi hermana. Resulta que ella la fue a visitar y pasar unos días con ellos, mis padres. Un día decidieron hacer una de las recetas del blog, la de la Sopa de Quinoa con batatas, pues mi mami hizo un esfuerzo por seguir la receta,  pero su iniciativa y creatividad pudo más que las buenas intenciones y al final, modificó a su gusto la misma. Estoy completamente segura que le quedo mejor que la original! Ella debió haber leído (y modificado) el dicho: “Las recetas no son exactas, son orientativas… y tú le pones lo que quieras para mejorarlas”

ESTOFADO DE QUINOA, POLLO Y VEGETALES

Tomado del Libro Quinoa The Everyday Superfood 365 de Patricia Green & Carolyn Hemming

Ingredientes:

Estofado 106

1 cucharada (15 ml) de aceite de oliva. Yo usé aceite de coco

1 taza (250 ml) de zanahorias cortadas en cubos

1 taza (250 ml) de celery o apio España, cortado en cubos

3/4 taza (185 ml) de cebolla cortada en cuadritos

2 tazas (500 ml) de caldo de pollo

1 taza (250 ml) de papas pequeñas cortadas por la mitad. Yo usé unas papas grandes y las corte en trozos más o menos equivalentes a la mitad de una papa pequeña

1 cucharadita (5 ml) de ajo fresco prensado

1 hoja de laurel

1 cucharada (15 ml) de eneldo fresco o 1 cucharadita (5 ml) si es seco

2 tazas de pollo cocido y cortado en trozos. Esta receta es ideal para cuando tenemos sobras de un pollo asado o cocinado en la parrilla, es perfecta!

1 taza (250 ml) de pimentón rojo cortado en cuadros (equivalente a 1 pimentón)

1/2 taza (125 ml) de harina de Quinoa

1 taza (250 ml) de agua fría

1 cucharadita (5 ml) de sal

1/4 cucharadita (1 ml) de pimienta negra molida

Preparación:

Calentar el aceite en una sartén u olla grande a fuego medio-alto.  Añadir las zanahorias, el celery y la cebolla. Sofreir los vegetales hasta que empiecen a estar suaves, alrededor de 8- 10 minutos.  Agregar el caldo, las papas, el ajo, la hoja de laurel y el eneldo, tapar y dejar hervir. Reducir la llama a fuego lento y dejar cocinar por 8 minutos. Añadir el pollo y el pimentón. Retirar la hoja de laurel.

Mezclar la harina de Quinoa con el agua en un pequeño bol. Añadir esta mezcla a la preparación anterior y cocinar el estofado hasta que espese, alrededor de 5 minutos, revolviendo ocasionalmente. Sazonar con sal y pimienta y servir inmediatamente.

TIPS IMPORTANTE:

-Recuerden que el pollo ya está cocinado, por lo tanto, si lo remueven mucho o muy fuerte, tiende a deshacerse y no les quedara tan bien presentado.

– Yo a este tipo de platos les añado pimienta de cayena porque me encanta el sabor que le da. Se los recomiendo.

– Una vez más, si no tienen harina de Quinoa, pueden prepararlo con la maizena o harina fina de maiz, la que se usa para espesar salsas o hacer los atoles, pudines, papillas, etc. les quedara igual de rico.

Disfruten y después me cuentan 🙂

PhotoFusion105

PENSAMIENTO PARA HOY:

Quiero compartir con ustedes el mensaje que apareció en mi agenda para hoy, me pareció apropiado y mágico:

“Cuando te unes a los que persiguen tus mismos sueños el poder es mayor, no sólo en lo personal, sino también en lo universal” – Inédito  

Y la canción para compartir hoy es una que me encanta, no solo porque es de un cantante venezolano, un poquito disparatadito él, pero que cantaba muy bien las canciones del folklore nacional, sino que esta canción en particular refleja a mi mami, ella es así, y hace 4 años atrás, mi nieta mayora (como ella misma se dice) lo protagonizó en un acto cultural para la familia, grabado en un pequeño vídeo casero y familiar, preparado para el aniversario de bodas de mis padres y que lamentablemente perdí en una de esas tantas veces que mi computadora colapsó. Sin duda que las abuelas de hoy en día somos otra cosa distinta, pero será tema para otro momento, por ahora,  Mi Abuela, Gualberto Ibarreto.

Anuncios
Quinoa a la griega

Quinoa a la griega

En la búsqueda de recetas fáciles de elaborar para que se animen y aventuren en el mundo de la cocina, conseguí en internet esta receta de Omelette griega con Quinoa, queso feta y tzatziki.

La palabra omelette me trae el recuerdo de mi nieto mayor, cuyo nombre es Osmel Eduardo y entre tanto sobrenombres le decíamos Omelet por lo parecido a su nombre y por sus cachetes esponjosos que lucía en aquella época (ahora es un hermoso y espigado muchacho universitario).

La cocina griega tiene todo lo beneficioso de la Dieta Mediterránea, la cual ha sido nombrada Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, por ser una cocina de generación a generación, basada en un forma de vida, cuya denominación viene del griego antiguo “diaita” y del mediterráneo,  propio de los pueblos que habitan en las tierras que rodean el mar “y que influye en actividades como la cosecha,  recolección, pesca, conservación, transformación, preparación, cocina, y especialmente en la alimentación”

Ahora a la receta… La experiencia con ella es que aparte de lo delicioso del plato, nos sentimos bien por estar comiendo sano. Las cantidades están para dos personas como plato principal y las raciones me parecieron exageradamente grandes, pero entre gustos y colores…

OMELETTE GRIEGA CON QUINOA, QUESO FETA Y TZATZIKI:

Tomada la receta de internet.

Ingredientes para el Tzatziki: 

El tzatziki es una rica salsa a base de yogurt, pepino y especies. Conocida también en la India como raita, esta salsa puede estar en la nevera por más de una semana sin alterarse sus propiedades. La que aquí les publico está muy bien de sabor.

phonto (9)

1 taza (250 ml) de yogurt griego natural (o cualquier yogurt firme natural)

1/4 de pepino, pelado, sin semillas y cortado en pequeños cubos (los pepinos acá son sumamente grandes en comparación a los nuestros, por lo que les recomiendo calcular el equivalente a medio pepino de los que conocemos habitualmente, más o menos de 7 a 8 cms).

1 diente de ajo, rallado o molido finamente

1/2 cucharadita de vinagre de vino blanco

1/2 cucharadita de eneldo deshidratado

1 cucharadita de orégano seco

1 cucharada de jugo de limón fresco

1 cucharada de aceite de oliva extra virgen

Ingredientes para la Omelette con Quinoa y queso feta:

phonto (10)

1 taza (250 ml) de Quinoa ya cocinada

6 huevos grandes

1/4 taza (60 ml) de leche

2 cucharadas de mantequilla, separadas

1 taza (250 ml) de espinacas frescas, cortadas

1/2 taza (125 ml) de aceitunas kalamata deshuesadas y cortadas por la mitad. Pueden usar aceitunas negras deshuesadas

1/4 taza (60 ml) de pimentón rojo asado, picado a cuadros o en tiras. Es el equivalente a un pimentón fresco asado

1/4 taza (60 ml) de tomates seco envasado en aceite + 1 cucharada del aceite del tomate

2 dientes de ajo, molidos o rallados

1 cucharadita de orégano seco

100 grs de queso feta en migas. Les recomiendo separar en dos partes de 50 grs porque son dos las omelettes a preparar

Sal y pimienta al gusto

Para la presentación del plato:

1/4 taza (60 ml) de piñones tostados

Tomates uvas frescos

1 aguacate rebanado

Preparación:

Para el Tzatziki:

Mezcla el yogurt griego con el pepino en cubos, ajo, vinagre de vino blanco, eneldo, orégano, jugo de limón, aceite de oliva, sal y pimienta. Dejar reposar en la nevera al menos por 30 minutos antes de servir para hacer que los sabores se asienten.

Para la Omelette con Quinoa y feta:

Preparar la Quinoa. Para una taza (250 ml) de Quinoa cocinada, se deben de utilizar 1/3 taza (80 ml) de Quinoa y 2/3 taza (160 ml) de agua. Enjuagar la Quinoa y colocarla junto con el agua en una olla pequeña con tapa. Cocinar a fuego medio-bajo por 10 minutos tapada. Luego apagar el fuego y dejar reposar por otros 10 minutos. Pasado este tiempo, separar los granos con un tenedor para airear la Quinoa.

Una vez reposada la Quinoa, colocarla en un bol grande, añadirle las espinacas cortadas, aceitunas, pimentón rojo asado, tomates secos, ajo y orégano. Luego mezclar bien con el aceite de los tomates secos, sal y pimienta. Ya preparada la ensalada, deben separarla en dos partes porque son dos las omelettes que deben rellenar con esta ensalada. Dejar a un lado y proceder a la preparación de las omelettes.

En un bol, mezclar con un tenedor, los huevos y la leche con una pizca de sal y pimienta. Cuando la mezcla de los huevos está bien revuelta, calentar una sartén de aproximadamente 20 a 25 cms a fuego bajo, colocándole una cucharada de mantequilla (más o menos 2 minutos).  Mover la sartén para que se derrita uniformemente y cubra toda la superficie.  Verter la mitad de la mezcla de los huevos y dejarla por unos 10 a 20 segundos.  Inclinar la sartén para que el huevo liquido tome su lugar y con una espátula a prueba de calor, mover gentilmente para evitar que se pegue a los bordes y sea más fácil sacar la omelette. Repetir el proceso hasta que ya no haya líquido que se mueva. Cubrir con un poco del queso feta en migas. Una vez que esta cocinada la omelette, llevarla del sartén al plato donde se va a servir.

Inmediatamente colocar el resto del queso feta disponible para esta omelette (son dos omelette que deben hacer, por lo tanto deben de distribuir la cantidad de queso para las dos) añadirle la ensalada de Quinoa y la mitad de los piñones. Doblarla y mantenerla caliente mientras se hace la otra omelette.

Una vez que las dos omelettes están terminadas de cocinar y rellenas con la Quinoa, la cubren con el Tzatziki, los tomates uvas cortados y un toque de orégano y pimienta.

Servirla con el aguacate rebanado… disfrútenlo! vale la pena hacerla!

Tips:

– No usé sal ni para el Tzatziki ni para la ensalada de Quinoa. Si le puse un toque a los huevos, porque un huevo sin sal…

– Al Tzatziki le añadí comino porque me encanta esta especie como queda con esto. Personalmente me parece mucho ajo para una taza de yogurt, sólo lo digo de referencia porque hay personas que cuando lo he preparado con menos ajo me dicen que le gusta más fuerte.

– Pueden usar cualquier tipo de queso, el queso feta tiene su encanto y sabor, pero si lo que tienen o consiguen es mozarella, bienvenido sea!

PENSAMIENTO PARA HOY:

“El hombre es la cabeza, pero la mujer es el cuello y el cuello puede girar la cabeza en la dirección que quiera” Esta frase es dicha por la mamá de Tula (Nia Vardalos), la protagonista de Mi Gran Boda Griega

La música de hoy es dedicada con mucho cariño a Demis Rousso, quien muere a los 68 años el pasado 25 de Enero. Este tema fue interpretado en Moscú el 24.11.2012 y me gustó como juegan con la pantalla donde aparece Mr. Rousso joven, cantándola. Con uds. Goodbye My Love, 1973