Almuerzo dominguero…

Almuerzo dominguero…

Cuando mis hijas estaban pequeñas, teníamos una grata costumbre de día domingo, ese día nos levantábamos un poco más tarde de lo acostumbrado y tomábamos un desayuno ligero para prepararnos para el Almuerzo Dominguero, que solía preparar cosas que eran más elaboradas y que con la prisa de la semana no era posible hacerlas.

El domingo pasado vino mi hija, su pareja y mis nietos para acompañarme en el Almuerzo Dominguero, mi esposo estaba de viaje y ellos querían que compartiéramos ese día, aparte que era el Día Internacional de la Mujer. Como ya les he dicho anteriormente, la Quinoa nos da una ventaja adicional cuando tenemos invitados: todo se puede preparar con anticipación! así que entre las cosas que preparé para la ocasión, hice una rica sopa, tipo potaje, espesa y gustosa, hecha con maíz en grano, fue una experiencia deliciosa esta sopa y por eso quiero compartirla con uds.

El nombre original de la receta es Quinoa, Leek and Corn Chowder, cuya traducción es Sopa espesa de Quinoa, ajo porro (puerros) y maíz. La palabra Chowder es americana y se aplica a un tipo de “Sopa de pescado o marisco o verduras estofadas, que a menudo se sirve con leche o crema y en su mayoría se come con galletas saladas”. Yo serví la sopa con nachos o tortillas de maíz y no usé ningún tipo de crema porque realmente no le hacía falta. Lo que si es importante aconsejarles es tomar la precaución de tener algo más de caldo reservado, esta sopa espesa mucho, y si la van a servir al día siguiente como yo, lo pudieran necesitar. De sabor, inigualable! Otra sopa estrella para la colección de favoritas de Con Quinoa...

SOPA ESPESA DE QUINOA, PUERROS Y MAIZ 

Tomada del Libro Quinoa The Everyday Superfood 365 de Patricia Green & Carolyn Hemming

Ingredientes:

PhotoFusion (57)

1 cucharada (15 ml) de mantequilla

1 taza (250 ml) de cebolla cortada en cubos

1 taza (250 ml) de puerros, la parte blanca solamente, cortados en ruedas

3 tazas (750 ml) de maíz congelado (no es necesario)

1/2 taza (125 ml) de Quinoa

2 tazas (500 ml) de caldo de vegetales o de pollo. Yo usé caldo de pollo

1 pimentón rojo cortado en cuadritos

1/4 cucharadita (1 ml) de pimienta de cayena. Yo usé 1 cucharadita completa porque me gusta mucho el sabor que le da esta especia a la Quinoa.

5 hebras de azafrán. Este ingrediente para mí es opcional. Recuerden que las medidas son referenciales, no tienen que ser exactamente 5 hebras, puede ser un poquito más

1/4 cucharadita (1 ml) de sal

1/4 cucharadita (1 ml) de pimienta negra

Preparación:

En una olla grande o cacerola, derretir la mantequilla y saltear la cebolla junto con el puerro hasta que la cebolla esté suave y opaca, alrededor de 7 minutos. Añadir la Quinoa y 2 tazas (500 ml) de maíz, dejando a un lado la taza restante de maíz descongelando.  Cocinar removiendo por aproximadamente otros 5 minutos hasta que el maíz esté parcialmente descongelado. Si están utilizando maíz fresco, pues simplemente añadan las dos tazas, revuelvan junto con la Quinoa y continúen con el siguiente paso.

Añadir el caldo y poner a hervir. Reducir el fuego, cubrir con la tapa y hervir a fuego lento por 15 minutos o hasta que la Quinoa esté completamente cocida. Apagar y retirar del fuego. Triturar esta mezcla con un procesador manual o esperar a que se enfríe un poco y licuar en dos tandas o en un procesador de alimentos. Regresar la sopa a cocinar a fuego muy bajo. Añadir el remanente de la taza (250 ml) de maíz, el pimentón rojo, la pimienta de cayena, la sal y el azafrán (¿Recuerdan el tip que les dí para activar el sabor del azafrán cuando preparé el Jambalaya?¿El de envolver las hebras en un papel de aluminio, haciendo un pequeño paquetico, pasarlo por la llama o usar un mechero o encendedor? No hagan el paquetico tan pequeño porque necesitan tener donde agarrarlo para no quemarse). Recalentar la sopa muy lentamente revolviendo constantemente para que no se pegue del fondo.

Servírla acompañada de galletas saladas. Puede estar refrigerada por más de una semana.

PhotoFusion (58)

PENSAMIENTO PARA HOY:

“Complicar una receta es la mejor forma de disfrazar la falta de talento de un cocinero” – Michel Bras

Una hermosa canción, Endless love, 1981, escrita y cantada por Lionel Ritchie y Diane Ross. Esta canción ha sido interpretada por varios duetos e inclusive de forma humorística con los personajes de George Bush en el papel de Ritchie y Tony Blair como Ross, declarándose amor eterno, en fin, aquí les dejo a mi entender la mejor versión y subtitulada en español…

Estoy como lenteja hoy…

Estoy como lenteja hoy…

La primera vez que escuché esta expresión fue a mi hermana menor, ella se refería a que estaba lenta y “algo vieja” para reaccionar ante algún hecho o chiste del momento… Me causó mucha gracia pero no dejo de reconocer que es un poquito racista esto, porque inmediatamente pensé que la expresión no es aplicable a los hombres porque las lentejitas son femeninas (yo y mi feminismo) y por lo tanto no podemos decirle a nuestro bien amado sexo opuesto: Estas lentejo! Hummmmm, como que no es tan chistoso…

Hoy les traigo mi receta favorita de todas las que he probado hasta ahora en este proyecto: un Estofado de Quinoa, Lentejas y zanahorias, delicioso…me encantó este plato!

Las lentejas, las arvejas y los granos son conocidos genéricamente como legumbres.  Son alimentos excelentes para las dietas bajas en colesterol. Contienen muy poca grasa, cero colesterol y abundantes proteínas necesarias para nuestra alimentación balanceada. Lo más importante es que aportan buena cantidad de fibras solubles que ayudan a eliminar el colesterol del organismo de manera similar al salvado de trigo o avena.

Las lentejas rojas, marrones o verdes, tienen todas las virtudes de las legumbres secas y el mérito adicional de necesitar menos tiempo de cocción.  Las lentejas rojas fueron las que usé para preparar este plato. Originalmente venían de la India y se conocen con el nombre de dhal, que se da a las legumbres secas en general. No necesitan remojarse antes de cocinarse, se hierven por 20 minutos porque si se cuecen demasiado se deshacen.  Normalmente (como en el caso de esta receta) con la cocción se convierten en un puré espeso.  Las lentejas marrones y la verdes francesas conocidas como Lentille de Puy (muy de moda para acompañar platos con pescado o carnes) requieren más tiempo de cocción, de 40 a 45 minutos.

PhotoFusion (21) PhotoFusion (20)   PhotoFusion (19)

Las legumbres en general, suelen evitarse porque producen flatulencia.  Esta se reduce bastante botando el agua del primer hervor, así me lo enseñó mi mami para todos los granos y me ha resultado un excelente consejo, no importa la cantidad de kilos de granos que cocine (nunca cocino menos de un kilo, aun cuando somos solos dos en casa, porque el resto lo separo en bolsas por ración y es perfecto para los días en que estamos bien ocupados), es importante hacer este paso para evitar males digestivos o sonoros. La flatulencia es provocada por ciertos componentes que el organismo no digiere y producen gases en el intestino.

Una alternativa también es usar los granos enlatados, son rápidos y nutritivos, aunque pierden algo de vitamina B con el enlatado pero conservan todas sus propiedades.  Les recomiendo tener un par de latas de granos a mano para una comida rápida y rica en fibras, y funcionan sin ningún problema (yo ayer hice unas caraotas negras enlatadas para servir un desayuno criollo y me quedaron ricas).

Ahora mi receta favorita,

ESTOFADO DE QUINOA, LENTEJAS ROJAS (DHAL) Y ZANAHORIAS

Tomado del Libro Quinoa The Everyday Superfood 365 de Patricia Green & Carolyn Hemming

Ingredientes:

PhotoFusion (23)

1/2 taza (125 ml) de Quinoa

1/2 taza (125 ml) de lentejas rojas o dhal

4 tazas (1 litro) de caldo de pollo. Pueden usar uno comercial o prepararlo en casa con anticipación

1 taza (250 ml) de agua

1 1/2 taza (375 ml) de zanahoria cortada en ruedas. Yo hice con la zanahoria cortada en cubos pequeños porque en casa no gusta mucho la zanahoria cocinada.

1 taza (250 ml) de cebolla roja cortada en cuadritos

2 cucharaditas (10 ml) de ajo cortado o triturado

1 cucharadita (5 ml) de comino molido

1 cucharadita (5 ml) de cilantro molido

1/4 cucharadita (1 ml) de sal

1 taza (250 ml) de pimentón rojo cortado en cuadros (más o menos 1 pimentón)

2 cucharadas (30 ml) de cilantro fresco cortado

Preparación:

Combinar la Quinoa, las lentejas, el caldo y el agua en una olla grande y ponerla a hervir. Bajar el fuego y tapar por 10 minutos.  Añadir las zanahorias, la cebolla, el ajo, comino, cilantro molido y la sal y cocinar por 5 minutos. Añadir el pimentón y cocinar 5 minutos más. Apagar y añadir el cilantro fresco, ajustando la sazón en caso de que lo consideren necesario. Servir inmediatamente. Delicioso!

PhotoFusion (25)

Tips:

– Yo siempre que uso especies en polvo, primero las sofrío, bien sea con aceite o solas. En esta receta, antes de ponérsela a la cocción de la Quinoa con las lentejas, sofreí el comino molido, el cilantro molido y el ajo para luego agregarla al estofado.

– Antes de cocinar la Quinoa y las lentejas, primero las enjuague a ambas (por separado) y luego procedí con la cocción.

– La serví con poppadoms, una especie de galleta u oblea crujiente, hecha de harina de lentejas que se hacen en el microondas o fritas. Es el mismo procedimiento de las hojuelas de camarón chinas para los que conocen esto.

DEL REFRANERO POPULAR:

“Lentejas, si quieres las comes, sino las dejas!”

Buena música para alegrarnos la vida, el último trabajo discográfico de Oscar de Leon, Clásicos de Big Band, 2014, con una buena selección de canciones, 21 en total, cantadas en ingles y español: Te llevo bajo la piel, Llévame a la luna, Volare, A mi manera, New york, New York, Quizás, Quizás, Quizás, Quién será, Frenesí, Cachito Mio, Extraños en la Noche, del compendio en español, mientras que en inglés canta I’ve got you under my skin, Fly me to, Volare, I did it my way, New York, New York, Perhaps, Sway, Cachito Mio, Copacabana o Strangers in the night. Aquí les dejo Quizas, Quizas, Quizas… No hay un buen vídeo disponible todavía, pero no dejen de escucharlo y de comprarlo.