Engalletados?

Engalletados?

…pero sanamente! Quiero compartir muchas cosas con uds, pero hoy le dejaré estas dos recetas sumamente fáciles de hacer y sanitas, que no llevan harina e inclusive la de Cambur y Avena no tiene azúcar, huevos, leche o mantequilla, es decir, perfecta para todos!

Estas recetas son tan simples que se pueden preparar con los niños…

IMG_2090

GALLETAS DE MANTEQUILLA DE MANÍ:

Ingredientes:

– 1 taza de mantequilla de maní. Yo usé la mantequilla que tiene trocitos de maní…para mí es más rica! 

– 1/2 taza de azúcar morena. Pueden hacerla con cualquier tipo de azúcar, la receta original dice 1 taza de azúcar blanca,  pero… yo no puedo con eso! Las preparé con media taza y les puedo garantizar que estaban perfectas de dulce.

– 1 huevo

Precalentar el horno a 180ºC

Preparar una bandeja para hornear con papel antiadherente o papel para hornear.

Mezclar todos los ingredientes en un bol, hacer pequeñas bolitas para que les quede mas bonita la presentación y aplanar suavemente al colocarlas en la bandeja o ponerlas con una cucharilla en la bandeja preparada para hornear y aplanarlas. Si hacen las bolitas, es conveniente tener las manos húmedas con agua fría porque la masa es pegajosa, recuerden que no tiene harina. En total salieron 9 galletas del tamaño de una galleta María. Pueden hacerlas mas delgadas también.

Intenten hacerles un diseño navideño con los estampadores que venden para esto o simplemente marquénlas con un tenedor haciendo una especie de rejilla. Particularmente pienso que cuando se hace con azúcar blanca queda más bonita porque la galleta queda más clara, pero no importa, con la azúcar morena quedan de color “tostado por el sol”  😉

Hornear a 180º C por 9 – 10 minutos.

GALLETAS DE CAMBUR Y AVENA:

Ingredientes:

– 2 cambures maduros. Los cambures cuando están maduros son más dulces y para esta receta es ideal que estén así, pero no esperen a que estén demasiados “negritos” porque puede “cambiar” el sabor de la preparación. Yo cuando compraba los cambures en Venezuela para los eventos, siempre pedía que me dieran cambures maduros para fotografiarlos, es decir sin manchas externas que pueden fastidiar a la fruta en su maduración.

– 1 taza de avena en hojuelas

– Opcional:1 cucharada de pasas o gotas de chocolate o nueces. Yo usé una de esas mezclas de semillas de girasol, linaza y pasas que se consiguen por acá.

Precalentar el horno a 180ºC

Preparar una bandeja para hornear con papel antiadherente o papel para hornear.

Hacer un puré con los cambures y añadirle la avena. Cuando esté todo bien mezclado, añadirle las pasas o lo que quieran usar, recuerden que esto es opcional. Si los cambures no están suficientemente maduros o dulces, pueden ponerle una cucharadita de miel, Maple Sirope o Stevia a la mezcla.

Con esta mezcla obtuve 10 galletas medianitas.

Hornear por 15 – 20 minutos.

Mi recomendación final: estos dos tipos de galletas no son para “guardar” en latas, Son ideales para comer al momento de prepararlas y pueden conservarse muy bien a temperatura ambiente en una bandeja o plato de servir por 3 días (si es que llegan, nosotros nos las comemos muy rápidamente)

phonto (6)

PENSAMIENTO PARA HOY:

“En cocciones cortas se aprecia la perfeccion; en cambio, en las largas, el ingenio y la armonía”  – Michel Bras

Y seguimos de Parranda Navideña y para esta ocasión de receta fácil para hacer con los niños, les dejo al coro de niños La Rondallita, cantando Niño Lindo, Aguinaldo tradicional venezolano. ¿Quién en mi tierra no lo conoce o lo ha cantado alguna vez? 

https://www.youtube.com/watch?v=ink52QZNgrA

Anuncios
Torta de Quinoa, Dátil y Caramelo ó Quinoa Sticky Toffee Pudding

Torta de Quinoa, Dátil y Caramelo ó Quinoa Sticky Toffee Pudding

Hoy les traigo una versión nueva de este postre. La primera vez que lo comí, me pareció extremadamente dulce y por lo tanto no era para mí. Estando en Perth, fuimos a desayunar en un sitio donde hacen cosas muy ricas y sanas: excelentes smothies, diferentes desayunos y buenas tortas gluten free y bajas de azúcar… y allí estaba! Lo pedí y de nuevo me decepcioné:  sumamente dulce! Así que no insistí con este postre hasta que encontré la receta en el maravilloso libro de Patricia y Carolyn, y decidí probarlo. Hice  mi versión (mejorada como diría mi madre) y en lugar de azúcar morena, le puse azúcar de coco y le bajé considerablemente la cantidad; en lugar de harina para todos los usos, la cambié por la harina de espelta, una harina que si bien no es libre de gluten, es más fácil de digerir que el trigo, ideal para personas como yo, que no tengo intolerancia al trigo pero si lo como me cae pesado y lo digiero muy lentamente… Y por último, para hacer la salsa de caramelo de la receta, sustituí la crema por crema de avena y fue perfecta. Por cierto, la torta Tres Leches, en mi versión, la hago con crema de soya, crema de avena y crema de coco, queda deliciosa!

IMG_1752

TORTA DE QUINOA, DÁTIL Y CARAMELO (QUINOA STICKY TOFFEE PUDDING)

Receta del Libro Quinoa The Everyday Superfood 365 de Patricia Green y Carolyn Hemming.

Ingredientes para la torta:

IMG_1757

1 3/4 tazas (435 ml o 250 grs) de dátiles, sin semillas y troceados

1 taza (250 ml) de agua hirviendo

1 taza (250 ml) harina para todo uso. Yo usé espelta

3/4 taza (185 ml) harina de Quinoa

2 cucharaditas (10 ml) polvo de hornear

1 cucharadita (5 ml) bicarbonato de soda

1/2 taza (125 ml) mantequilla suave

1 taza (250 ml) azúcar morena. Yo usé solamente 1/2 taza (125 ml o 70 grs) de azúcar de coco

2 huevos grandes

1/2 cucharadita (2 ml) extracto de vainilla

Ingredientes para la salsa de caramelo:

IMG_1758

3/4 taza (185 ml) de crema (18%).  Yo usé la crema de avena

1 taza (250 ml) de azúcar morena. Yo usé solamente 1/2 taza (125 ml o 70 grs) de azúcar de coco

1/3 taza (80 ml)) de mantequilla

1/2 taza (125 ml) de pecans o nueces troceadas

Preparación:

Precalentar el horno a 350º F  (180º C). Engrasar con mantequilla o aceite en spray,  un molde cuadrado de 23 cms. Yo la hice en moldes individuales de 10 cms de diámetro x 4 cms.

En un bol mediano, colocar los dátiles y añadirle el agua caliente y dejar a un lado.

En otro bol mediano, combinar las harinas (Quinoa y la de todo uso) con el polvo de hornear y el bicarbonato de soda. Mezclar bien.

En un bol grande, poner la mantequilla y el azúcar, batir bien hasta que esté cremosa y luego añadirle los huevos y la vainilla. Seguir batiendo hasta que todos los ingredientes estén mezclados. Incorporar la mezcla de las harinas y batir bien. Luego, escurrir ligeramente los dátiles en caso de que estos no hayan absorbido toda el agua, y añadirla a la mezcla. Poner la preparación en el molde (o moldes individuales) y llevarla al horno por 35 minutos.

Mientras se hornea la torta, deben ir preparando la salsa de caramelo, para ello deben combinar la crema, el azúcar y la mantequilla en una olla mediana a temperatura alta hasta que empiece a hervir, luego reducir la temperatura a media-baja y remover constantemente hasta que la salsa se espese, alrededor de 15 a 20 minutos.

A los 35 minutos de cocción de la torta, sacarla del horno y ponerle un cuarto del total de la crema en el tope y hornear por otros 5 minutos. Pasado este tiempo, sacarlo del horno y dejar que esté ligeramente a temperatura ambiente, más hacia tibio y colocarles las pecans o nueces troceadas.

Servirla tibia, bañándola con la salsa y con una bola de helado o crema batida. A disfrutarla pues…

Tips:

– Ya les conté los cambios que le hice a la receta original. De verdad que queda muy bien, yo le bajaría un poco más el azúcar, pero la preparé para mi adorado nieto mayor, ya que este es uno de sus postres preferidos y en general a todos les pareció que estaba bien así (imagínense si le hubiese puesto la cantidad de azúcar que decía la receta, ufffffff)

– Yo hice el doble de la salsa de caramelo, es decir, todos los ingredientes al doble y resultó bastante justa la cantidad.

– La preparé en la mañana y la transporté para comérnosla en la noche. Para que estuviese tibia, simplemente calenté la torta y la salsa en el microondas y quedó bien.

– Prueben hacer la salsa de caramelo “salty”, está muy de moda y lo único que tendrían que hacer es prepararla con mantequilla con sal y un pellizco de sal adicional.

IMG_1759

PENSAMIENTO PARA HOY:

“La cocina de autor es poner tu personalidad en lo que haces y ese sentimiento la convierte en algo distinto”  –  Ferran Adrian 

Y para la Música de hoy, les dejo este tema de 1988, Don’t Worry be Happy, original del compositor de jazz Bobby McFerrin. Este es el vídeo original con la actuación del siempre recordado Robbin Williams.