Quinoa con mango o Ensalada Thai de Quinoa

Quinoa con mango o Ensalada Thai de Quinoa

Los mangos dan para todo… hasta para zumbárselos a los malos presidentes!

Yo crecí amando el Arroz con Mango que preparaba mi mami… una delicia! Recuerdo que cuando lo comentaba, la gente siempre ponía cara de no gustarle mucha la idea, pero a mi encantaba; siempre he tenido cierta fascinación por los platos donde entre sus ingredientes se combinan los vegetales con las frutas. Por venir de un país tropical, donde el mango crece y se reproduce muy rápidamente, con un clima caliente gracias a nuestra ubicación geográfica, las frutas suelen ser muy dulce, con buena pulpa y jugosas. Atrás quedaron esos años en que nos íbamos de vacaciones infantiles a la casa de una tiiita que vivía en una población cercana a la capital, donde nuestros primos mayores nos llevaban a tumbar mangos. Primero recogíamos todos los que se habían caído y que estaban en buen estado en el piso, era una alfombra de mangos! Algunos estaban picoteados por los pájaros, tocándonos examinarlos bien porque si no dañaban el resto. Como viajábamos en vacaciones escolares, pues los mangos ya habían madurado y caído, prácticamente no había necesidad de encaramarse en la mata para tumbarlos.

Pero volviendo al tema del arroz con mango, esta expresión se usa para situaciones en que todo está empastelado o mezclado sin que tenga que ver una cosa con la otra. Uno de mis programas radiales favoritos de cuando vivía en Venezuela, era justamente Arroz con Mango, conducido por José Domingo Blanco, alias Mingo, quien abordaba diferentes temas y era entretenido. Un día mi mami nos sorprendió a todos con su creación del arroz con mango, cocinaba el arroz blanco solo con sal, luego sofreía cebolla, cebollín, pimentón, ají dulce y unos minutos más tarde, cuando el sofrito estaba hecho, le añadía los mangos maduros pero de pulpa firme, el arroz y perejil (ella ha todo le pone perejil, según me confesó cuando me visitó años atrás, “el perejil es tan bueno para la salud, que nunca le sobra a ninguna comida”)

Cuando encontré esta receta en el libro de Quinoa for familes y que la titulaban simplemente Ensalada de Mango, todos los recuerdos de ese sabor del arroz con mango que mi mami preparaba, vinieron de sopetón, de golpe y porrazo, por lo que no dude de prepararla inmediatamente. Acá se consiguen buenos mangos de Costa Rica (las mejores frutas que llegan vienen de este país) Colombia y hasta de Honduras, pero no dejo de reconocer que uno de los más ricos son los Pakistán, son tan dulce como la miel y de allí que lo llaman Mango Honey.

La historia de cómo un pequeño pueblo paquistaní  comenzó a exportar mangos es muy buena. Como es costumbre en ese país, la gente muy pobre (y también no tan pobre, solo por cultura) cuando tienen una hija, la venden para que sea casada y obtener la familia algo de dinero para subsistir. Ahora bien, en un pueblo cuyo nombre no recuerdo ahora, un humilde agricultor convenció a su vecinos que no tenían por qué vender a sus hijas, que cada vez que naciera una niña en el pueblo, sembrarían en sus parcelas matas de mangos para vender sus frutos y así obtener el dinero para mantener a sus familias. Hoy en día, el pueblo ha crecido, tienen tantos mangos que lo exportan, ahora son un pueblo próspero y los padres no sufren por tener que vender a sus niñas… Muchos de los honey mangos vienen de este pueblo y eso le pone un añadido más a mís deseos de comprar mi cajita año por año.

ENSALADA DE QUINOA Y MANGO O ENSALADA THAI DE QUINOA Y MANGO

Tomado del Libro Quinoa for families de Rena Patten

Ingredientes:

  PhotoFusion 114

3/4 tazas de Quinoa

1 1/2 taza de agua

La piel completa de un limón

2 pepinos cortados en cuadros o en lajitas. Cuando pongo pepino a las ensaladas, siempre le quito las semillas para restarle líquido a la ensalada.

4 tallos de cebollín

2 ajies largos, sin semillas y cortados en rueditas. Recuerden que lo picante está en las semillas. Cuando vayan a trabajar con ají picante es recomendable usar guantes porque el picante se impregna en las manos y luego contaminamos lo que tocamos o lo que es peor, nos podemos pasar la mano por la cara y no les quiero contar el ardor que produce. 

1/2 taza de hojas de cilantro cortadas finamente.

1 o 2 mangos, pelados y cortados en cubos.

Hojas de cilantro para adornar

OPCIONAL: Si van a servir como entrada, estos ingredientes son suficientes. Si piensan servirla como plato principal, pueden añadirle 250 grs de pollo asado o de camarones cocidos.

ADEREZO:

1 diente de ajo finamente rallado o cortado o triturado

1 cucharadita de azúcar de palma o azúcar moreno. Yo lo preparé con azúcar de coco

1 cucharadita de salsa tailandesa de pescado. Esta salsa es preparada con soya fermentada, pescado fresco o seco y anchoas, algunas marcas les añaden camarones secos. Si no la consiguen, pueden sustituirla por salsa de soya ligera con un toque de jugo de limón. No es igual, pero pueden lograr un sabor ligeramente parecido.

Jugo de 1 o 2 limones

1 cucharada de aceite de oliva

La piel o concha de un limón

PREPARACIÓN:

Lavar y escurrir la Quinoa, ponerla en una pequeña olla con el agua y la piel del limón, llevarla a un hervor y reducir el fuego, cubrir y cocinar por 10 minutos hasta que toda el agua haya sido absorbida. Apague y retirar de la cocina y dejar que se enfrié a temperatura ambiente. Desechar la piel del limón.

En un bol, combinar la Quinoa, el pepino, el cebollín, los ajíes y las hojas de cilantro cortadas.

Mezclar todos los ingredientes del aderezo y añadirlo sobre la ensalada, mezcle bien y justo antes de servir, añadir el mango y decorar con las hojas de cilantro adicionales.

Si tienen pensado preparar la ensalada con anticipación, es muy importante no añadirle el mango sino justo en el momento en que se va a servir porque corren el riesgo de que se ponga suave y se fermente.

Esta ensalada es para comerla el mismo día que se prepara, máximo al día siguiente sin los mangos añadidos.

Si la van a servir como plato principal, antes de añadir el aderezo coloquen el pollo o los camarones y luego aderecen mezclando bien. Es perfecta para usar esas sobras de pollo horneado o asado que nos ha quedado.

PhotoFusion 113

PENSAMIENTO PARA HOY

“Muchas grasas y pocas ensaladas: arterias colapsadas” – Del refranero popular

Música romántica para recordar el sol, ese amigo entrañable que cuando lo teníamos nos molestaba a veces y ahora lo buscamos con ansias… Cuando calienta el sol, 1961, cantada en este vídeo por Helmunt Lotti, Hay muchas versiones de esta canción pero este vídeo me recordó las bellas playas de mi tierra. Fue escrita esta canción por el nicaragüense Rafael Gastón Perez, quien la vendió por nada, siendo popularizada por los Hermanos Rigual.

Estofado de Quinoa, pollo y vegetales

Estofado de Quinoa, pollo y vegetales

“Cocinar es contar historias…”

Así es como yo siento, a veces me he preguntado de donde me viene estas ganas de escribir para compartir recetas y la respuesta es siempre la misma: de cocinar!  Como ya les he contado anteriormente, crecí en un ambiente donde mi mami pasaba absolutamente todo el día metida en la cocina, cocinando y creando, ella es sumamente inventora en ese lugar llamado cocina… Recuerdo una temporada en que le dio por preparar licores de manera artesanal, una alquimista mezclando su caña blanca con los sabores de frutas que conseguía en el mercado: le quedaban de un bueno! lo hacía con tanto amor… como todo lo que prepara con sus manos! Esas bebidas espirituosas (ese nombre era el que a ella más le atraía porque le sonaba que era “más sano”) nos los obsequiaba después de comer, como digestivos que funcionaban muy bien… la verdad, es que no sé si era por el amor que le ponía o porque había leído tanto sobre el tema con los libros que le regalábamos nosotros, su inmensa prole, quienes la apoyábamos en su creatividad. Yo creo que en estos momentos, a sus casi 90 años, se está dedicando solo a cocinar lo necesarios para ella y mi papi, claro está, que cuando cualquiera de nosotros va de visita, pues allí se vuelve a lucir con sus creaciones. Por cierto que hay una anécdota reciente que me contó mi hermana. Resulta que ella la fue a visitar y pasar unos días con ellos, mis padres. Un día decidieron hacer una de las recetas del blog, la de la Sopa de Quinoa con batatas, pues mi mami hizo un esfuerzo por seguir la receta,  pero su iniciativa y creatividad pudo más que las buenas intenciones y al final, modificó a su gusto la misma. Estoy completamente segura que le quedo mejor que la original! Ella debió haber leído (y modificado) el dicho: “Las recetas no son exactas, son orientativas… y tú le pones lo que quieras para mejorarlas”

ESTOFADO DE QUINOA, POLLO Y VEGETALES

Tomado del Libro Quinoa The Everyday Superfood 365 de Patricia Green & Carolyn Hemming

Ingredientes:

Estofado 106

1 cucharada (15 ml) de aceite de oliva. Yo usé aceite de coco

1 taza (250 ml) de zanahorias cortadas en cubos

1 taza (250 ml) de celery o apio España, cortado en cubos

3/4 taza (185 ml) de cebolla cortada en cuadritos

2 tazas (500 ml) de caldo de pollo

1 taza (250 ml) de papas pequeñas cortadas por la mitad. Yo usé unas papas grandes y las corte en trozos más o menos equivalentes a la mitad de una papa pequeña

1 cucharadita (5 ml) de ajo fresco prensado

1 hoja de laurel

1 cucharada (15 ml) de eneldo fresco o 1 cucharadita (5 ml) si es seco

2 tazas de pollo cocido y cortado en trozos. Esta receta es ideal para cuando tenemos sobras de un pollo asado o cocinado en la parrilla, es perfecta!

1 taza (250 ml) de pimentón rojo cortado en cuadros (equivalente a 1 pimentón)

1/2 taza (125 ml) de harina de Quinoa

1 taza (250 ml) de agua fría

1 cucharadita (5 ml) de sal

1/4 cucharadita (1 ml) de pimienta negra molida

Preparación:

Calentar el aceite en una sartén u olla grande a fuego medio-alto.  Añadir las zanahorias, el celery y la cebolla. Sofreir los vegetales hasta que empiecen a estar suaves, alrededor de 8- 10 minutos.  Agregar el caldo, las papas, el ajo, la hoja de laurel y el eneldo, tapar y dejar hervir. Reducir la llama a fuego lento y dejar cocinar por 8 minutos. Añadir el pollo y el pimentón. Retirar la hoja de laurel.

Mezclar la harina de Quinoa con el agua en un pequeño bol. Añadir esta mezcla a la preparación anterior y cocinar el estofado hasta que espese, alrededor de 5 minutos, revolviendo ocasionalmente. Sazonar con sal y pimienta y servir inmediatamente.

TIPS IMPORTANTE:

-Recuerden que el pollo ya está cocinado, por lo tanto, si lo remueven mucho o muy fuerte, tiende a deshacerse y no les quedara tan bien presentado.

– Yo a este tipo de platos les añado pimienta de cayena porque me encanta el sabor que le da. Se los recomiendo.

– Una vez más, si no tienen harina de Quinoa, pueden prepararlo con la maizena o harina fina de maiz, la que se usa para espesar salsas o hacer los atoles, pudines, papillas, etc. les quedara igual de rico.

Disfruten y después me cuentan 🙂

PhotoFusion105

PENSAMIENTO PARA HOY:

Quiero compartir con ustedes el mensaje que apareció en mi agenda para hoy, me pareció apropiado y mágico:

“Cuando te unes a los que persiguen tus mismos sueños el poder es mayor, no sólo en lo personal, sino también en lo universal” – Inédito  

Y la canción para compartir hoy es una que me encanta, no solo porque es de un cantante venezolano, un poquito disparatadito él, pero que cantaba muy bien las canciones del folklore nacional, sino que esta canción en particular refleja a mi mami, ella es así, y hace 4 años atrás, mi nieta mayora (como ella misma se dice) lo protagonizó en un acto cultural para la familia, grabado en un pequeño vídeo casero y familiar, preparado para el aniversario de bodas de mis padres y que lamentablemente perdí en una de esas tantas veces que mi computadora colapsó. Sin duda que las abuelas de hoy en día somos otra cosa distinta, pero será tema para otro momento, por ahora,  Mi Abuela, Gualberto Ibarreto.

Quinoa a la Marroquí

Quinoa a la Marroquí

PhotoFusion 102

Hoy compartiremos la receta de un plato que tiene el encanto de Marruecos. La cocina marroquí tiene toda la influencia de África y Oriente, lo que le proporciona una variedad de aromas en sus platos. Sus ingredientes básicos son los cereales, frutos secos y frutas, aromatizado con especies como la nuez moscada, la canela, el jengibre, el azafrán y la cúrcuma. Un ingrediente característico también de esta cocina es el limón, el cual preparan encurtido o conserva y se le añade a la preparación, en especial a los tagines.

Los tagines son estofados de cocción lenta, a base de pollo, pavo, cordero o vegetales. En un mismo banquete marroquí puede llegar a servirse un sinfín de tagines distintos. El envase que se utiliza para su preparación es generalmente de barro, aunque hoy en día existen los modernos hechos de otros materiales, pero siempre he pensado que en los de barro son como más autentico. Un dato curioso, una vez preparado el tagine, es decir colocado los ingredientes para su cocción, lo llevan a los hornos comunitarios, grandes hornos a leña donde se cocinan por horas. La costumbre es que las personas lo preparan todo en casa y luego corren a llevarlo a este sitio, siendo recogido 4 o 6 horas más tarde, el resultado sería la cena del día. Los restaurantes también utilizan este sistema y si uno quiere comer un tradicional tagine, es bueno pasar o muy temprano en la mañana o el día anterior y ordenar para que lo preparen y lo tengan listo para cuando lo vayas a comer. Claro está, si es una especialidad del restaurant, siempre habrá ya hecho. Lo que sigue siendo increíble para mí, es que no ocurra confusiones a la hora de ir a retirarlo, la persona encargada del horno conoce muy bien su trabajo… y miren que la mayoría de los envases de tagines son muy parecidos! A la persona que los hornea se le paga con comida, o bien compartes el tagine con él o le llevas algo para comer.

Como les decía, el limón es un ingrediente muy usado en esta cocina, ya que por ser los marroquí de tradición nómada, ellos garantizaban la frescura y buen gusto en sus comidas, rociándole limón a todo, de hecho, tienen una mezcla de aji y limón que es una delicia, se puede comer con absolutamente todo (yo he tenido hasta la osadía de comerlo con arepas) ya que es tan gustoso que vale la pena hacerlo.

IMG_2444

La receta de la Ensalada de Quinoa al estilo marroquí, fue modificada en algunas cosillas por mí. Para acentuarle más el sabor marroquí, cociné la Quinoa con una rama de canela, usé orejones de durazno pero que pueden cambiarlos por pasas o por cualquier fruta seca que tengan,  le añadí cilantro fresco porque es un ingrediente muy utilizado en sus ensaladas y un toque de pimienta de cayena para elevar la sazón a la Quinoa. No lo serví el mismo día para que tomara más sabor…

ENSALADA DE QUINOA AL ESTILO MARROQUÍ:

Tomado del Libro Quinoa for Families de Rena Patten

Ingredientes:

PhotoFusion 101

1 taza (250 ml) de Quinoa lavada y enjuagada

2 tazas (500 ml) de caldo de pollo

1 hoja de laurel

2 cucharadas de aceite de oliva

1 cebolla grande cortada en cubos

2 zanahorias en cubos pequeños, no más grande que la cebolla por favor

2 dientes de ajos cortados finamente

2 latas de 400 grs de caraotas rojas o lentejas, escurridas

1 taza (250 ml) de aceitunas negras cortadas a la mitad longitudinalmente

250 gr de tomates cerezos, enteros o cortados por la mitad. Yo los corté, me parecía mejor así

2 o 3 cucharadas de limón en conserva finamente cortado

4 cucharadas de perejil finamente cortado

Para el aderezo:

2 cucharadas de aceite de oliva

Jugo de 1 o 1 1/2 limón

Sal y pimienta fresca al gusto

Opcional: Esto fue lo que yo usé adicional a la receta

1 rama de canela grande

50 grs de pasas o cualquier fruta seca

2 cucharadas de cilantro finamente cortado

Pimienta de cayena al gusto

Preparación:

Cocinar la Quinoa en una olla mediana, junto con el caldo, la hoja de laurel y la canela, esperar que hierva, reducir la llama y cubrir y dejar cocinar por 10 – 15 minutos hasta que todo el caldo haya sido absorbido. Apagar y esperar a que se enfrié a temperatura ambiente. Una vez enfriado, retirar la hoja de laurel y la canela y separar los granos de la Quinoa con un tenedor.

En un sartén grande, colocar el aceite de oliva y añadir la cebolla y las zanahorias hasta que la cebolla esté suave pero las zanahorias estén crujientes todavía. Añadir el ajo y sofreir por otros 30 segundos hasta que esté fragante. Apagar la llama y retirar de la cocina.

Mezclar juntos la Quinoa y la preparación de la cebolla con la zanahoria y el ajo. Añadir el resto de los ingredientes: las caraotas o las lentejas, las aceitunas, los tomates, el limón en conserva, el perejil, las pasas y el cilantro. Revolver con cuidado.

Preparar el aderezo mezclando el aceite de oliva con el jugo de limón, sal y las pimientas al gusto. Aderezar la ensalada y a disfrutar de ella…

PhotoFusion (98)

COMO HACER LOS LIMONES EN CONSERVA:

Lo primero es aclarar que los limones que se utilizan en esta receta son lo que conocemos muchas veces como lima, esos grandes y de piel amarilla, pero pueden usar también los verdes siendo estos más ácidos y fuertes en sabor.

Esta preparación necesita tres semanas como mínimo para que estén realmente encurtidos los limones. Es ideal hacerlos cuando es la temporada y guardarlos como les indico más adelante  en un lugar seco y una vez que abran el tarro o frasco, deben de mantenerlos refrigerado. Se conservan por meses.

Ingredientes:

16 limones de piel no tan gruesa

Agua

Sal gruesa

Jugo de limón

Limones

Limpiar bien los limones y colocarlos en un tarro grande de vidrio, acero inoxidable o plástico; cubrirlos con agua fría y déjelos en remojo de 3 a 5 días, cambiándoles el agua cada día.

Insertar la punta de un cuchillo afilado en la corteza de los limones previamente escurridos y hacer cuatro cortes longitudinales de modo que disten 6 mm de cada extremo del limón.

Después cortar por las incisiones a fin de partir el limón en cuartos, pero manteniendolo todavía unido por los extremos.

Colocar 1/4 de cucharadita de sal gruesa en el centro de cada limón, poniéndolos en los frascos previamente esterilizados y añadir otra cucharada de sal gruesa por encima. Agregar el jugo de un limón a cada frasco que utilicen y llenar a su vez, con agua hirviendo suficiente para cubrir los limones.

Guardar los tarros bien tapados en un sitio seco por 3 semanas.

Para usarlos: enjuaguen en agua corriente fría, extraiga la pulpa de cada cuarto y desecharla, utilizando tan solo la corteza del mismo.

La corteza del limón resulta deliciosa rallada en ensaladas y como condimento en multitud de platos marroquíes. Es bueno preparar estos limones con antelación y guardarlos  para que lo usen en sus comidas. El couscous, arroz o cualquier vegetal que cocinen, mejora muchísimo su sabor si le añaden al agua de la cocción, una de estas conchas en conserva.

Los tarros que vayan a utilizar para almacenar los limones, después de lavarlos bien, deben esterilizarlos. Una vez limpios, sumérjanlos en una olla grande con agua y hiérvanlos durante 10 minutos.

PENSAMIENTOS PARA HOY:

“Si rechazas la comida, ignoras las costumbres, temes la religión y evitas a la gente, es mejor que te quedes en casa” – James Michener

Para la música de hoy, les dejo con este vídeo que me encantó, OneLove, escrito y cantado por Bob Marley, 1977. Este vídeo es de 1984, grabado tres años después de la muerte de Marley . El pasado 11 de mayo se cumplió 34 años de su muerte.