Reflexiones de mi vida!

Reflexiones de mi vida!

Hace una semana, desperté pensando en una serie que me gustaba ver, llamada el Túnel del Tiempo (The Time Tunnel), me atraía ver como se transportaban en el tiempo los protagonistas,  me encantaba ver a los personajes ir y venir, toparse con la historia y si bien no “modificaban” momentos claves de la misma, por lo menos metían sus manitos para suavizar los finales. Luego vino la saga de Volver al Futuro (Back to the Future) y por supuesto que la disfruté al máximo, la puedo ver las veces que la pasen por televisión cualquiera de las tres películas… Ahora bien, esa mañana pensé que nosotros viajamos en el tiempo constantemente y no lo sabemos o no nos enteramos, nuestro presente es producto del pasado, en este presente  podemos “modificar y corregir” errores que cometemos en nuestras acciones, con el fin de que no se presenten en el futuro. Cuando pensamos que hemos superado algún obstáculo que nos marcó la vida, éste se nos vuelve a presentar, a veces más sútil, otras más fuertes, pero sólo con el fin de probarnos que tanto hemos aprendido del pasado… Por lo tanto, vivimos en nuestro propio Túnel del Tiempo sin saberlo y al percibir que hay “algo”, deseamos que aparezca un Maestro, Mesías, Ángeles o a lo que nos entreguemos por fé, que nos reconozca y nos guíe a través de este Túnel del Tiempo individual… Así somos.

Ayer tuve un pequeño y alegre almuerzo en casa, siempre me ha gustado recibir a la gente y tanto a mi esposo como a mi (y transmitido este disfrute a mis hijas), nos encanta que esto sea alrededor de una mesa, con comida rica, buena bebida y full de memorias. Mi nieto le puso un nombre a estas reuniones con la familia: Reunión Silva! Como le gusta a ese pichurrito de gente! Recuerdo que siempre le decía a su mami que llamara a su tía preferida y le dijera que tuviéramos una Reunión Silva… Ahora, en estas reuniones tienen cabida esos amigos, que han llegado a nuestras vidas para compartir no solo la mesa, sino crear memorias para el futuro…

La receta que quiero compartir con uds hoy es la que serví de postre en este almuerzo, por la sencillez de la receta. El postre era la Torta de Quinoa y Chocolate, acompañada de un Helado de Té Verde. Escogí la torta porque mis amigas no la habían probado aún (ya han probado varios postres con Quinoa por supuesto *_*) pero pensé en ponerle un relleno a la torta que fuera sano, no quería crema, no mantequilla, no huevos, no azúcar y por demás está decirles que no era fácil lo que quería. Recordé que hace unos días, mi hija me había dado una receta muy innovadora de Mousse de Chocolate y me dije listo! Esto es lo que voy a preparar para esta torta! Esta mousse se prepara utilizando el aguacate como la crema para la mousse, queda de un bueno… La receta es la siguiente:

– 1 Aguacate mediano. Aquí son bastantes pequeños, traten de que sea uno mediano o utilicen dos pequeños.

– 6 dátiles

– 1 cucharada de cacao en polvo

– 10 avellanas o nueces, almendras, lo que tengan a mano. Yo la hice con avellanas para darle el gusto a nutella.

Para prepararla, lo primero es cortar los dátiles en trozos pequeños y luego ponerlos a hidratar con agua caliente. Solo deben de poner agua justa para cubrirlos, no pongan de más porque esa agua será la que usarán cuando preparen la mousse. Dejen reposar esto.

Mientras tanto, tuesten ligeramente las avellanas y conviertanlas en harina, no la pulvericen demasiado, es rico encontrar ligeros pedacitos de ellas…

Una vez que ya esté fría el agua de los dátiles, pelen el aguacate y extraigan la semilla. Coloquen todos los ingredientes en el procesador de alimentos y listo! Llévenlo a la nevera y dejen enfriar para que tenga más cuerpo. Si les parece que está bajo de azúcar, pueden ponerle una cucharadita de miel o de Maple Sirop, yo no lo hice porque sentí que no le hacía falta y todo el mundo estuvo de acuerdo conmigo.

La mousse se hace casi que sola. Es increíble lo cremosa que queda gracias al aguacate. El sabor es muy bueno y cuando piensen en lo sano de la receta, lo comerán con más gusto…

Lo siento pero no tomé fotos, se las debo 😉

PENSAMIENTO PARA HOY:

“Los platos sobre los que se hablan parecen mejores” – Alexandre Grimord de la Reyniere

Y que mejor música para hoy que Reflection of my Life, lanzada en Noviembre 1969, hace 45 años, cantada por The Marmalade. Me sorprendió el tiempo de esta canción, la vida va tan rápido para algunas cosas…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s